jueves, 21 de julio de 2016

Crítica de Accept "Kaizoku-Ban" (1985): Review Live in Japan



por TheOutlaw76 (@TheOutlaw76)
del blog THE OUTLAW




Corría el año 1985. Accept, con tres discos capitales en el mundo del metal como son Restless & Wild (1983), Balls To The Wall (1984) y Metal Heart (1985) era uno de los grupos de metal alemán más importantes del momento (con permiso de Scorpions). Pero es que en esa mitad de los 80s, con las grandes bandas de metal en auge y todas ellas en un estado de forma intachables, Accept podían mirar cara a cara a cualquiera de ellas. Y es que la formación clásica de los Accept con Jörg Fischer y Wolf Hoffmann a las guitarras, Stefan Kaufmann a la batería, Peter Baltes al bajo y Udo Dirkschneider a las voces eran una banda imbatible, tanto en estudio como en directo.


El 19 de septiembre en Nagoya, Japón, Accept grabaron este potente EP en directo y, como bien dice la cita de la solapa posterior del disco: “absolutly no re-recording or overdubs”. Las cosas claras, nada de retoques: lo que oyes es lo que hay, Accept en estado puro.




Un directo duro, sin fisuras, con un sonido impecable…y eso en apenas 30 minutos y seis temas. Cuatro de los cortes pertenecen a Metal Heart y dos a Balls To The Wall. Ni rastro del emblemático Fast As A Shark, la enigmática Princess Of The Dawn o la rabiosa Son Of A Bitch, pero los seis temas son suficiente para hacerte una idea de cómo debían sonar Accept en directo en esa gira. Demoledores.

El inicio del EP, con el himno Metal Heart es inmejorable. Un tema ideal para abrir un concierto, con ese poderoso estribillo y el solo clásico central de Wolf Woffmann. El resto de temas son una joya tras otra con Screaming For A Love Bite, Up To The Limit, Head Over Heels, Love Child y Living For Tonite que hacen que te quedes con ganas de más, de mucho más. Una pequeña muestra de lo que Accept podían ofrecer en directo.




Como curiosidades destacar que el título Kaizoku-Ban significa “edición pirata o bootleg” en japones y que la edición en cassette contenía los mismos temas en ambas caras, por problemas de espacio del formato.

Este es quizás el EP en directo más famoso de la historia del metal. El disco sirvió también para saciar las ganas de más material por parte de sus fans y de aperitivo para su siguiente obra, el magnífico Russian Roulette. Faltaban algunos años para disfrutar en toda regla de un disco en directo de Accept con el doble directo Staying A Life (1990) donde sí se recoge un concierto completo de la banda en un doble disco al estilo de los grandes directos de los 70s y 80s… como tiene que ser.

Visita el blog TheOutlaw

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada