martes, 9 de junio de 2015

Robe Iniesta - Lo que aletea en nuestras cabezas (2015): Crítica del disco Review



Sabía que Robe la iba a liar. Y la ha liado liándose en solitario en el lirismo más dulzarrón que ha caracterizado su música en los últimos discos. Este no es mi Robe, que me lo han cambiao, que el mío tenía pelo y este está pelao. Es ese tipo de canciones ñoñas con violines, flautas y todo el viento que haga falta, con tal de que toque los corazones adolescentes. Y con unas letras llenas de topicazos; eso sí, siempre con un toque personal y con aciertos literarios y ripios bien trabados que vienen a significar que esta vez la inspiración no bajó del cielo, sino que algo hay aún original, propio, en estas canciones. Sí, dejes, melodías y tonalidades muy reconocibles de esta última etapa del cantante de Extremoduro, que esta vez no ha querido compartir nada, sino darse a sí mismo lo que es suyo. Quizás hace bien... pero no así, o tan así, Robe, primo.


También ha entendido Robe que las críticas le lloverán hasta dejarlo apedreado como a una viña tras una granizada veraniega (que lo sé), pero contra viento y marea, Robe Iniesta se erige cual pirata en el palo mayor de su barco bucanero para aplacar con su incendiaria palabra a cualquier dios de los truenos. Quizá alguno puede notar algo de picajoso en mis palabras, que vienen teñidas de ironía. Pues ha acertado. Que conste que –eso lo saben quienes me han seguido en mis críticas- a mí este Robe me gusta mucho, pero uno puede hartarse incluso de la ambrosía. Ya sabéis que su último disco, Para todos los públicos, lo puse por las nubes y lo encumbré en mi top ten de lo mejor de 2013. Pero este me da que no va a subir muchos peldaños más después de haberlo escuchado un par de veces. Escribo esto mientras oigo demasiadas veces la palabra azul y mucho saxofón atronándome el sentido, la predisposición de mi espíritu a escuchar algo, un lenguaje quizá, menos limado.

A veces aflora la voz ronca de Robe, pero su garganta otrora bronca y poderosa se llena de flores, primaveras, mariposas, lunas, auroras, lágrimas, arroyuelos, gorriones... y suena más impostada que en la vida.Y si he de ser sincero estoy desorientado, porque veo esta música lejana, porque no acabo de identificarme y decididamente no me siento receptor. Me da que va a volver a llenar estadios y los mecheros y la luz de los móviles van a aletear mucho mucho en las noches del verano sobre un melonar de cabezas con trenzas. Y yo sin creerme estas letras demasiado... ¡venga Robe, que somos casi quintos! Que me gustas en "Contra todos", que querías dejar el disco cerrado dejando una puerta abierta, pero no sé por qué me parece imposible que vuelvas al redil donde bebías esa agua turbia que luego transformabas prodigiosos temas.

Este Robe enamorado del amor me suena ya un poco a hueco. Siento decirlo. Si de mojar braguitas quinceañeras se trataba, creo que lo va a conseguir, pero creo que va a haber calzoncillos que se van a quedar más secos que la mojama. Es un disco tan pretenciosamente lírico que puede llegar a repeler, a empalagar. Y es que este Robe robotizado y transformado puede llegar sonar a pijo, mariposón y azucarado. No había escuchado a nadie descreído del amor decirlo de una manera tan merengada.

Y dicho esto ya pueden ponerme verde ustedes. Tiqui, taca, tiqui, taca, tic, tac, tic, tac.

(Quizá hoy tuve un mal día).

Nota: 5.

Tracklist:

1. Un suspiro acompasado
2. …Y rozar contigo
3. Nana cruel
4. De manera urgente
5. Por ser un pervertido
6. Guerrero
7. Ruptura leve
8. Contra todos

ÁCS (ZRS)

8 comentarios:

  1. Puede, entonces, que a mi avanzada edad me enganchen las letras adolescentes. Puede que se me mojen las bragas que no tengo. Pero lo que realmente creo, lo que pasa, es que hoy por hoy no se es capaz de valorar lo que Robe hace, como ha ocurrido históricamente en el mundo de la literatura. Musicalmente hay muchos grupos que hacen mucho ruido con letras cuyo contenido brilla por su ausencia. Si este dico es considerado como uno de letras vacías... apaga y vámonos. Quizás tuviste un mal día Ángel, o quizás debas darle tiempo al disco y a ti misno para lograr comprenderlo en su totalidad. Saludos e intenta disfrutarlo en un buen día, con tranquilidad, no es un trabajo para tomárselo a la ligera, hay que rumiarlo bien.

    ResponderEliminar
  2. El disco es impresionante, me ha enganchado desde la primera escucha y no soy una adolescente mojigata, escucho extremo desde hace unos 20 años, puedo decir que "Donde estan mis amigos" es mi disco preferido del grupo y "para todos los publicos" el que menos me gusta de la banda, pero esto no es extremo, es un disco de robe en solitario.
    Es ridiculo reprocharle que cantarle al amor, ama, ama y ensancha el alma tambiém te suena cursi? el robe sigue siendo el mismo que nos fascinó y nos enamoró con su música, salvo que ya tiene cincuenta y pico tacos y su música a madurado con él. Estamos ante un disco exquisito y me alegro de poder conectar con él y seguir pudiendo de este enorme artista, el que ya no pueda lo siento por él.

    ResponderEliminar
  3. Una cosa, os admito una crítica entusiasta de este disco a quien le haya causado otra impresión. Os prometo dejarla también publicada.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tener valor a escuchar al corazón. Gracias por el precioso regalo que dais al
    azul.
    OS deseo el mayor de los deseos...amor eterno.
    Sin más, un abrazo gigaaaaate..

    ResponderEliminar
  5. Me reconozco seguidor "reciente" de Extremoduro pero nunca es tarde si la dicha es buena. "La Ley Innata" supuso para mí un descubrimiento que a día de hoy sigue manteniéndose en mi top-5 personal. Creo que fue ese aire que algunos llamáis ñoño es lo que me enganchó y como buen honesto consigo mismo, Robe en este disco se ha destapado y lo lleva muy lejos por lo que entiendo que alguno lo note pasteloso pero para mí es una obra de arte. Siento que alguno no tenga un buen dia pero escuchar este discazo se lo mejora seguro.
    No sé si será excesivo pensar en que estamos ante un artista de la talla de otros tantos que se han reconocido, sobre todo, cuando han muerto pero en mí provoca ese extraño sentimiento de rejuvenecer por dar nombre a los estados de ánimo que uno tiene o remover cosas que casi habíamos olvidado. Grande Robe

    ResponderEliminar
  6. Cantarle al amor no tiene por qué ser empalagoso, es uno de los grandes temas del Arte de todos los tiempos. Bajo mi punto de vista el disco es sublime. Si bien Roberto Iniesta se puede repetir en algunos temas o figuras, pienso que no es más que el estilo del artista. Me encanta Extremoduro y me pasa lo mismo con este disco. Quizá sólo tuviste un mal día...

    ResponderEliminar
  7. Ángel, excelente crítica, te felicito. Puedes estar tranquilo, también hay mucha gente que pensamos como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes el peso que me quitas de encima. Pensaba que era el único en el mundo mundial.

      Eliminar