martes, 25 de noviembre de 2014

Status Quo - Aquostic: Stripped Bare (2014): Crítica del disco Review


por Blue Monday (@BlueMonday1971)


En los últimos tiempos ha resultado imposible aburrirse con Status Quo. Los británicos se las han apañado para realizar uno cuantos proyectos interesantes que no han dejado indiferente a nadie, sobre todo a sus seguidores. Alguna gira , esa película llamada Bula Quo' lanzada en 2013, o la publicación de Quid Pro Quo en 2011,su mejor álbum de estudio de los últimos años, han mantenido activa a la banda y entregado a un público que lleva muchos años siéndoles fiel.




Para seguir alimentando a la masa, Status Quo acaba de publicar nuevo material. Se trata de un álbum de 24 temas en formato acústico llamado Aquostic: Stripped Bare formado por algunos de los temas más exitosos de su larga carrera y por otros más escondidos de su extenso catálogo, material no tan conocido que Rossi y Parfitt han considerado oportuno incluir. Material que se aleja del estereotipo de los tres acordes tan familiar y tan criticado en la carrera de Status Quo y que se complementa con el extenso catálogo de directos que la banda ha desarrollado en los últimos tiempos.

Mike Paxman, productor habitual de Status Quo les ha ayudado en el proyecto, y es justo reconocer que su trabajo ha sido acertado. Con una fantástica portada, obra de Bryan Adams, Status Quo han desenchufado sus guitarras eléctricas y dan rienda suelta a las acústicas, marcándose un disco realmente entretenido y fácil de escuchar. Parece que Francis Rossi y Rick Parfitt han vuelto de forma premeditada a los clubes donde empezaron para revisar de un modo muy acertado su extensa discografía, y lo hacen, por primera vez en su larga carrera con un álbum acústico o desenchufado, poniendo, como bien dice el título, aquellos temas que les marcaron al desnudo, sin más fuegos artificiales que un par de guitarras.




Aquostic: Stripped Bare se extiende cronológicamente a través de la carrera de Status Quo, desde el Pictures of Matchstick Men, su primer sencillo en 1968 hasta el Rock 'til You Drop de 1991, con especial predilección para Hello!, el álbum que publicaban en 1973 y que cuenta en esta ocasión con cinco temas seleccionados para esta nueva revisión despojada de artificios y añadidos. Status Quo han vuelto a lo básico, si, pero con armonías de guitarra en capas, coros femeninos y acordeones, y para ser sinceros, en algunos de los temas que componen el álbum la revisión mejora al original.

Los arreglos y la disposición de las nuevas revisiones son bastante diferentes a los de los viejos temas, y tratan de huir del ya comentado hándicap de los tres acordes. Temas que se complementan con una excelente sección de cuerda y con unos estupendos coros de apoyo. Una vez más el guitarrista y vocalista Francis Rossi, el también guitarrista y vocalista Rick Parfitt, el teclista Andy Bown, el bajista John 'Rhino' Edwards y el baterista Leon Cave han trabajado juntos con el objeto de renovar y convertir aquellos clásicos temas en composiciones más complejas y agradables de escuchar.




Temas como "Rock 'n' Roll" tienen una mayor oportunidad de brillar que la versión original, con un deje melancólico a lo "Eleanor Rigby", y "Pictures Of The Matckstick Men", el que fuese su single debut, suena esplendido, más convincente incluso que la primera versión, recuperando con excelentes arreglos de cuerda aquel espíritu psicodélico de los sesenta, algo parecido a lo que sucede con la fantástica revisión de "Mistery Song". Otros temas se han empapado del atractivo sabor folk que proporciona el acordeón. Tal es el caso de "Burning Bridges", al tiempo que algunos como "Don't Drive My Car" se muestran oscuros y desafiantes, y "All the Reasons" suena más robusta con el añadido de las cuerdas, mientras que "Again and Again" se transforma en un auténtico tema de rock and roll.

Maravillosa se antoja "Paper Plane", un himno empapado de acordeón, tal vez de cerveza, al tiempo que "Down Down" muestra ese fino humor británico que siempre ha caracterizado a Status Quo, esta vez con unos brillantes y optimistas arreglos acústicos y un cierto toque honky tonk. Los clásicos "Caroline", una entusiasmada versión con piano que enlaza directamente con los peores tugurios del sur, y "Whatever You Want", excelente se mire como se mire, son tratados en esta ocasión con sumo respeto, mimo y delicadeza. Un "Marguerita Time" despojado de adornos se convierte en un corte sumamente agradable y "Rockin' All Over the World" se disfruta con el acordeón. "Rain" mantiene su heavy blues característico y adquiere valor añadido con la suma de los coros.


Un trabajo muy agradable que muestra sin tapujos la personalidad de la banda, una de las principales y más evidentes virtudes del álbum. Aunque a menudo Status Quo han sido una banda infravalorada, lo cierto es que ni ellos mismos se han llegado a tomar en serio, y eso es algo que ha quedado plasmado en este Aquostic: Stripped Bare, y es que las buenas melodías son siempre un tiro ganador, independientemente de los acordes que las compongan. Guste o no, Status Quo no tienen nada que demostrar a nadie, y se pueden permitir el lujo a estas alturas de experimentar y hacer lo que les dé la gana, y si el resultado es un disco tan disfrutable como Aquostic; Stripped Bare, pues miel sobre hojuelas.

©Blue Monday

2 comentarios:

  1. Status quo es una de las mejores bandas d Rock del mundo.....su música es la medicina perfecta es sumamente pegajosa y adictiva.......es lo mejor del rock

    ResponderEliminar
  2. Prefiero el hard Quo en directo del Live del 76 pero aún asi buen disco.

    ResponderEliminar