domingo, 23 de noviembre de 2014

Luz Casal - Toledo, Palacio de Congresos, 22/14/2014: Crónica del concierto y setlist



por Paco de la Torre (@Paco_delaTorre)

Luz, la voz más genuina, auténtica y carismática del pop-rock español vino ayer a Toledo a presentar en directo su último disco Almas gemelas, editado tras seis años sin publicar temas propios ni material inédito y una vez ganada la batalla al cáncer por segunda vez. La expectación en la ciudad era grande y nada más salir a la venta las casi mil localidades que forman el patio del auditorio del Palacio de Congresos “El Greco” ya estaban agotadas.


En marzo habíamos asistido al concierto de la presentación madrileña de esta gira celebrado en el Teatro Circo Price, por lo que sabíamos que el recital iba a ser de una calidad exquisita, que la carga emocional iba a ser grande y que esta gran dama, a la que acompaña una extraordinaria banda, no iba a decepcionar e iba a dar lo mucho que tiene dentro artística y humanamente, así que repetimos y arrastramos a varios amigos que no se arrepintieron.




El concierto, que comenzó a las 8 de la tarde, se dividió en tres partes bien diferenciadas que coincidieron con otros tantos cambios de look por parte de la artista.

Apenas Luz pisó el escenario con un elegante vestido de lentejuelas color berenjena, se notaba que el todo el público estaba con ella, incluso antes de comentar que le tenía lazos que le unía a la ciudad. Tras “Almas gemela” y “Dame un beso”, la gallega comenzó su parte más intimista y femenina con temas más orientados a la balada, el bolero o el medio tiempo, ejecutándolos con una tranquilidad, delicadeza y cierto dramatismo, que ponía los pelos de punta. Como con “Ella y yo”, un tema que según indicó habla de su relación con una rival (la enfermedad) y que acaba en convivencia entre ambas y que emotivamente dedicó a Maribel, lo que hizo que el silencio en la sala fuera absoluto sólo roto con los aplausos al finalizar el tema. Al llegar “No me importa nada”, que dedicó muy expresivamente a las mujeres que había en la sala pidiéndoles un grito, y la celebrada y coreada “Un nuevo día brillará”, se veía que la cosa iba a subir de decibelios (moderadamente, por supuesto).




Tras una pequeña introducción muy guitarrera que dio paso a “¿Por qué no vuelves amor?, Luz salió al escenario vestida de cuero blanco, indicativo de que comenzaban los momentos más roqueros de la velada. Nada tienen que ver estos momentos con aquellos tiempos en los que la cantante compartía tablas en la gira “El rock de una noche de verano” con los Leño del gran Rosendo y con el maestro Miguel Ríos, pero la que tuvo retuvo y Luz, haciendo cada vez más cómplice al público, nos deleitó sus temas más movidos como “Un pedazo de cielo”, “Loca” o esa deliciosa horterada de título “Rufino”, el que invitaba a comer langostinos, en el que la artista demostró la buena forma física en la que está y que levantó definitivamente a gran parte del público de sus butacas. Por cierto, aunque había gente joven el público era mayoritariamente cuarenta y cincuentañero.




Con el último cambio de traje, del blanco al negro riguroso, con un dominio total de la escena y con el público metido en los bolsillos y coreando cada uno de las canciones, comenzó la tercera parte de la velada, donde la gallega nos deleitó con una mezcla de temas nuevos como “Si pudiera”, con algunos de su más emblemáticos como “Te deje marchar” o los cinematográficos “Piensa en mí” y “Un año de amor”. También hubo momentos para rendir homenaje al bolero con “Historia de un amor” o la bossa nova de la mano de “Wave” obra de uno de los precursores del descubrimiento internacional de la música brasileña Antonio Carlos Jobim.

La fiesta llegó a su fin con un popurrí de los temas más movidos de su carrera, algunos de ellos perdidos en la memoria, que comenzó con “No aguanto más”, “Hechizado”, ”Tal para cual”, “A mil kilómetros de ti”…

Una actuación elegante, brillante y emocionante de casi dos horas de duración, todo un lujo, en la que Luz Casal hizo un recorrido muy cuidado a lo más destacado de su carrera musical, dejando claro que es una de las más grandes de la canción española.


Setlist:

Almas gemelas
Dame un beso
Ella y yo
Entre mis recuerdos
No me cuentes tu vida
Besaré el suelo
No me importa nada
Maravillas
Un nuevo día brillará
¿Por qué no vuelves, amor?
Si vas al olvido
Es por ti
Un pedazo de cielo
Loca
Rufino
Si pudiera
Piensa en mí
Un año de amor
Wave
Historia de un amor
Te deje marchar
Popurrí


Si vas al olvido



¿Por qué no vuelves amor?


Almas gemelas



1 comentario:

  1. Tuve la suerte de asistir en el último momento porque me quede sin entradas cuando salieron a la venta
    Fui una espectadora facil desde el minuto 0, porque esta mujer me encanta, su concierto fue como ella, fuerte, sensible y apasionado
    Un 10

    ResponderEliminar