martes, 18 de febrero de 2014

Grand Magus - Triumph And Power (2014): Crítica del disco. Review



por Blue Monday (@BlueMonday1971)



Grand Magus es una de esas bandas dentro del panorama metal que han conseguido tomarse en serio a sí mismos, y por este camino han logrado que su música sea considerada del mismo modo. Una banda llena de solidez con ese drama ostentoso tan propio de su estilo que merece ser tenido en cuenta. Desde su debut, Grand Magus, en 2001, los suecos se pusieron al mando del tradicionalismo bien entendido en el metal, invocando a sus ídolos, esas fuentes de las que Grand Magus ha bebido y aún a día de hoy continúa haciéndolo.


Ese esfuerzo del trío compuesto por Janne "JB" Christoffersson como voz y guitarra, Fox Skinner como bajo, y las sucesivas baterías de Fredrik "Trisse" Liefendahl, Sebastian "SEB" Sippola y Ludwig "Ludde" Witt, se veía recompensado por Hammer of the North, su debut para Roadrunner Records en 2010, considerado en la actualidad como un clásico del metal moderno merced a unas composiciones llenas de fuerza que sin duda alguna definían a la perfección el significado del metal.




The Hunt, el debut para Nuclear Blast en 2012, tomaba una dirección hard rock que dejaba un buen regusto aunque en cierto modo bajaba un poco el pistón. Ahora ha llegado Triumph And Power, siguiendo el camino de su predecesor, pero añadiendo más poder y fuerza épica y gloriosa, y ha llegado tal y como estábamos esperando, con la banda en pie de guerra, armada de hachas y martillos, intentando competir de poder a poder con aquel glorioso Hammer Of The North. Más heavy que The Hunt, Triumph And Power trata de remontarse a la gloria de Hammer Of The North y se inclina nuevamente por las adictivas armonías vocales.

Triumph And Power es el séptimo álbum de estudio de los de Estocolmo, y sus temas, escondidos en ocasiones bajo manidos títulos en el clásico mundillo del que han mamado, no ocultan un sonido de primera categoría en eso que se ha dado en llamar power metal. Temática fantástica cantada con una convicción y una sinceridad que hacía mucho tiempo no se escuchaba en el mundo del metal y que vuelve a ser protagonista de su nuevo álbum.

Historias de victorias y derrotas que a pesar de su aparente ridiculez uno no puede dejar de entonar a voz en grito poseído por el espíritu de algún descerebrado vikingo. Al igual que Manowar hicieron en su mejor momento, Grand Magus se quedan solos defendiendo su estilo, su género, su poder y su arte merced a una inmaculada colección de himnos metálicos que pasarán a la posteridad sólo si Thor lo desea. Y a pesar de que el tópico habla de sombras y oscuridad, las letras de JB son optimistas como cuentos heroicos en los que se superan las adversidades.




Siempre se ha comparado a Janne "JB" Christoffersson con la figura de Ronnie James Dio. Evidentemente el pequeño e inmortal genio es una de las innegables fuentes de las que ha bebido JB, pero con cada álbum de Grand Magus el vocalista ha ido dando pasos de gigante hasta llegar a conseguir ser respetado por sí mismo, y en Triumph And Power JB irradia pasión y vitalidad, posiblemente con la mejor interpretación vocal de su carrera.

Por si todo eso fuera poco, el trabajo de guitarra del propio Janne Christoffersson se convierte en memorable de nuevo. Riffs consistentes y pesados que se las arreglan para evocar lo mejor de Iommi, Tipton, Blackmore o Downing sin renunciar a la esencia de Grand Magus, desplazándose entre lo épico y lo tradicional y convirtiéndose, al igual que su voz, en elemento indispensable y definidor del sonido del nuevo artefacto de su banda.

El respaldo de la sección rítmica es por supuesto de gran categoría. El bajo musculoso de Fox Skinner se las apaña para convertirse en guitarra rítmica al tiempo que mantiene sin problemas el ritmo junto a la demoledora batería de Ludwig "Ludde" Witt, un tipo poderoso y lleno de personalidad que ya estuvo entre lo mejor del 2013 merced al Earth Blues de Spiritual Beggars y que probablemente lo volverá a estar con este Triumph And Power de Grand Magus.




“On Hooves Of Gold“ abre el álbum arreglándoselas para ser lírica y épica pero simple al mismo tiempo, incluidos ese galope de caballos y esa pedazo de tormenta. Riffs en modo trituradora y gloriosos estribillos que establecen el tono para el resto del álbum. Después “Steel Versus Steel“, un tema cuya mayor virtud reside en su sencillez y en su innegablemente poderoso gancho. Toques de Saxon fusionados con la bravuconería de Manowar para un nuevo rescate de ídolos.

“Fight“, un tema contagioso de metal tradicional de aroma a Judas Priest plagado de riffs de lo más carnoso precede al sensacional “Triumph And Power“, una verdadera tormenta metálica plagada de riffs gruesos y autoritarios y voces condenadamente buenas y convincentes, y por supuesto los épicos y gloriosos estribillos a los que Grand Magus nos tiene acostumbrados.

El puño ya está muy alto cuando aparece “Dominator“, adictivo metal clásico también en línea Judas Priest en el que destacan unas maravillosas armonías. Luego “Arv“, un interludio instrumental de los tiempos vikingos que lastra en cierto modo el ritmo, y “Holmgång“, enseñando los colmillos, sacando las armas y virtualmente preparándose para la batalla, convirtiéndose en un futuro himno en directo.

“The Naked And The Dead“ es un himno que podría haber encajado a la perfección en el Hammer Of The North a través de sus riffs agudos y sus estribillos entusiastas, antes de que “Ymer“ retroceda de nuevo a los tiempos de Odín y “The Hammer Will Bite“ se convierta en otro de los inmensos himnos de Grand Magus, probablemente una de las composiciones más frescas de la banda y cierre un excelente álbum sin tener en cuenta el añadido de “Blackmoon“.



La fórmula metal vikingo de Grand Magus funciona a la perfección y los de Estocolmo saben como hacerlo, y lo hacen prácticamente sin esfuerzo aparente. En cualquier caso Triumph And Power, un álbum fabuloso, podría ser una especie de transición entre The Hunt y algo mucho más épico y memorable. Parece que están en ese camino, y mientras tanto dejan artefactos soberbios como este Triumph And Power. Evidentemente no es su mejor álbum, pero ese entusiasmo, esa integridad y esa honestidad del trío son realmente adictivas. Guste o no esto es el auténtico y poderoso metal.

©Blue Monday

No hay comentarios:

Publicar un comentario