ZEPPELIN ROCK: Microrrelatos - Cosas en los bolsillos (5): Pino

sábado, 23 de noviembre de 2013

Microrrelatos - Cosas en los bolsillos (5): Pino


Pino

PLANTÓ el pino cerca de aquella casa en mitad del monte, donde había vivido aislado con su mujer desde hacía años. Una alegre monotonía suficiente se había instalado en el entorno. Lo fue regando y cuidando sus podas, vigilando sus enfermedades, y lo fue viendo crecer hasta que se convirtió en un árbol frondoso. Dormía la siesta aprovechando su sombra en verano y cogía sus piñas verdes para degustar del dulce fruto de los piñones en sazón en primavera. 


Cuando su tronco fue lo suficientemente grueso, lo taló. Fue serrándolo con un cuidado exquisito en finas láminas que iba midiendo y volvía a recortar con precisión de ebanista curtido hasta transmutarlas en tablas. Luego las fue uniendo con clavos delgados hasta convertir el conjunto en un hermoso ataúd que pulió y pintó después de lacrar finamente las rendijas. Una vez terminado, lo posó sobre el suelo. Luego la depositó a ella en su interior con un cuidado infinito de orfebre. Anduvo el camino hasta llegar al pueblo más cercano y llamó por teléfono a sus hijos para anunciarles que su madre había muerto.

©Ángel Carrasco Sotos

9 comentarios:

  1. Es que no sabía que había un 'asunto'. He pensado que quizás reflejase algún episdio familiar jajajajaja

    No, en serio, me ha parecido muy gótico, poético pero oscuro... me lo he imaginado todo y me ha parecido una manera depresiva de comenzar la mañana.

    Eso sí, me ha gustado. Es como si ya lo hubiese leído antes, no sé.

    ResponderEliminar
  2. Suele pasar con las grandes narraciones ;)

    Lo del asunto es que quizá no se caiga en que la mujer lleva todo el tiempo muerta. No sé.

    ResponderEliminar
  3. Sí se cae, sí, incluso busqué lo que tardaba en crecer un pino piñonero hasta ser frondoso y dar piñas.
    Resulta que la mujer está muerta -no se sabe como la conserva el amigo- más de diez años. Total, que me reafirmo en lo de "Joder... día alegre".

    El próximo microrrelato que sea de 'risas' ;P

    ResponderEliminar
  4. Hola, Ángel.

    Yo pensé que se la había cargado el muy cap**** (a la mujer, digo). Luego tras leer tu comentario he visto que no, que ella ya estaba muerta y me ha resultado un tipo mucho más tierno y tanto más poético.
    Jó, qué grande eres. Me ha gustado mucho, como siempre.

    Unos abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de grande ya sé que lo dices con ironía, jajaja. Eeeh, sí, al menos yo lo entiendo así, pero allá cada uno con su interpretación. Tow, un beso, tal que así.

      Eliminar