domingo, 17 de marzo de 2013

Microrrelatos - Basura Espacial (70): Ballena símbolo



Ballena símbolo

LA ballena medía más de 20 metros y ya había empezado a corromperse, de modo que, incluso en pleno invierno, se vio rodeada de una nube inmisericorde de moscas verdes salidas de la nada. De dónde procedía nadie sabía decirlo, sobre quién la había arrastrado hasta allí, tampoco. Todo era una incógnita y los supuestos apenas albergaban una brizna de razón. La luz del amanecer la había delimitado en su contorno y los vecinos empezaron a arracimarse en mitad de la plaza para contemplar su pestilente magnitud, alucinados por esa visión corpórea de la ballena varada en medio de aquel pueblo andino. Los perros le ladraban desde una discreta y temerosa cercanía, sin atreverse a rozarla siquiera. Los niños le tiraban piedras y eran reprendidos, por ello, por los mayores del lugar, que al final decidieron darle cristiana sepultura, pues ¿qué podía ser aquello sino un milagro? Un milagro, eso sí, quizá perpetrado por algún dios ridículo, aburrido o misteriosamente irónico que iba dejando migas de su existencia aquí y allá como parte del experimento.
©Ángel Carrasco Sotos



3 comentarios:

  1. Me dejas con la incógnita a mí también.

    No creo, si me lo permites, que fuera obra de algún diosito, más bien pienso que debió pasarle como al barco de Chanquete (¿te acuerdas?), que estaba encima de un cerro... jajajaja. Aunque quién lo sabe.

    Me gustó muchísimo, Ángel.
    Menudo crack de cuentista estás hecho. Felicitaciones y abrazos y besos y envidia que te tengo (de la buena) porque dispones de tiempo para hacer muchas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo del barco de Chanquete ha sido todo un puntazo, Tow. Lo que pasa es que al dichoso barquito no le querían dar cristiana sepultura precisamente, sino llevárselo por delante hasta los infiernos con esas excavadoras superamenazantes (¿recuerdas?).

      Bueno, gracias por tus palabras, siempre tan acunadoras. Besos.

      Eliminar
    2. ¡Menudos tiempos!
      Imagino que en esa época aún llevarías pantalón corto y calcetines.
      ¡¡Del barco de Chanquete... no nos moverán!!
      Menudo himno de libertad.

      Eliminar