domingo, 31 de marzo de 2013

Dudas ortográficas - Las contracciones al y del


Hoy daremos otra pequeña lección de ortografía que, aunque sé que la mayoría no la necesita, es conveniente recordarla de vez en cuando. Esta vez os diré algunas cositas sobre las contracciones al y del en español. Escuchad, amigos.


Ya sabéis que otras lenguas románicas como el catalán, el portugués o el italiano se sirven de un gran número de contracciones para dar cuenta de las reducciones fónicas que se producen en el habla. Y así han quedado registradas como norma ortográfica en sus respectivas Ortografías. Abundaban en castellano, como sabréis, este tipo de contracciones en textos del Medioevo (pensad, por ejemplo, en desto, dello, dacá...). Pero el caso es que en español actual solo han quedado dos de ellas: al (a + el) y del (de + el). Son las únicas que la RAE acepta ya como normativas.

Esta fusión o amalgama gráfica es OBLIGATORIA. No son admisibles, por ejemplo, *Me voy a el patio o *Esto es de el amigo de Juan; lo correcto es usar las contracciones: Me voy al patio y Esto es del amigo de Juan. Poco más hay que decir. Por ahora.

Pero como ocurre con toda regla, esta también tiene excepciones: cuando el artículo el forma parte de un nombre propio, siendo que tal artículo se escriba con mayúscula, pues habrá que respetar el nombre propio (que incluye determinante) como algo independiente de la preposición.

Ejemplos:

Hemos llegado a El Provencio, pueblo de Cuenca. Sería incorrecto en la escritura: *al Provencio.

Ya hemos venido de El Corte Inglés. Sería incorrecto en la escritura: *del Corte Inglés.

Curiosidades:

A veces pueden convivir dos contracciones del en un mismo contexto. Mirad: La baza del [hombre] del pueblo les resultó admirable; Su coche no es diferente del del jefe.

En textos literarios podemos encontrar otras contracciones no normativas como reflejo del registro popular (o del nivel vulgar), que se aceptan en tales contextos conversacionales literarios (y solo por eso).

Ejemplos: Ven p'acá; Estás tol día trabajando; Nos vamos pal pueblo.

©Ángel Carrasco Sotos

4 comentarios:

  1. es una buena data por que no... es fácil encontrar esta equivocaciones y me aclaró la situación cuando hablamos de un lugar específico... salu2...


    Cuando el arte ataque

    ResponderEliminar