martes, 1 de agosto de 2017

Alcatrazz - Dangerous Game (1986): Crítica review


by Don Críspulo



Me pide el Abad de esta santa casa alguna reseña y, claro, quién soy yo para negarle algo al master. El problema es sobre qué. Voy a serles sincero, no he oído un maldito disco editado en 2017 si exceptuamos aquel de Deep Purple y eso fue para poder hacer la reseña. Y sí, no vamos a discutir, seguro que hay discos muy buenos ahí fuera, seguro que el de Mr.Big o el de Cheap Trick están muy bien, pero yo no tengo ganas de oírlos así que voy a hablarles de otra cosa, o de otro disco.




En 1986 a Graham Bonnet se le pasaba el arroz y no era por falta de talento. Vaya usted a saber por qué, pero al hombre se le negaba el éxito a pesar de haber encadenado una ristra de obras maestras con Rainbow, Michael Schenker y su propia banda: Alcatrazz. Fíjense como estaba la cosa que con esta última había editado dos discos, dos maravillas, uno con Yngwie Malmsteen y otro con Steve Vai y sí, bendecidos por público y crítica, pero el éxito, el éxito ese de ser una estrella no llegaba. Y claro, viendo cómo otros como Def Leppard, Bon Jovi o los Whitesnake de la laca lo petaban con mucho menos, imagino que Bonnet empezaría a ponerse nervioso (esto me lo invento, que yo no tengo ni puta idea de cómo se sentía el hombre en aquella época) y recluta a Dan Johnson, mucho menos pedigree, pero competente y lanza Dangerous Game. Un juego peligroso de verdad, porque es una obra no apta para diabéticos. Sí, tiene los mismos ingredientes que los discos de las bandas anteriormentene citadas, pero el resultado es un jarabe dulzón, empalagoso, que pasa del Aor a una especie de Hard-New Wave (me acabo de inventar esa etiqueta) que parece más Spandau Ballet con guitarras que la banda que firmó Disturbing The Peace. Y tiene buenos momentos, muy pocos y aislados, pero los hay. Como "That Ain´t Nothing", donde si le quitas los “uuuuh uhhhhh” pachangueros y el tecladillo de feria queda una copla medio apañá con Danny Johnson a buen nivel. “No imagination” mantiene el nivel (bajito, pero nivel) hasta que “Ohayo Tokio” nos devuelve a la realidad. "Ohayo Tokio" es como si a Queen le diera por hacer Korean Pop (no busque este en internet, avisado queda)… un desastre.




“Dangerous Game”, la copla, podría haber sido un buen tema con tres kilos menos de azúcar, pero ese empeño en gustar a toda costa nos brinda uno de los peores estribillos ever and ever. Y nada mejora, los temas van pasando en una mezcla de Hard Aor pasteloso esperando triunfar en alguna película de adolescentes ochentera (hey, Huey Lewis lo hizo).

Graham Bonnet no ha vuelto a ser el mismo, ni nosotros, claro, y, por supuesto, Dangerous Game fue el final de Alcatrazz (hasta que el viento de la nostalgia los trajo de nuevo en 2006)

*reseñada inspirada por King Piltrafilla (en verdad solo quería llevarle la contraria)


4 comentarios:

  1. Pues cierto es que el tipo se merendó del tirón con cuatro de los guitarristas más influyentes (me encanta esa expresión) del hard rock heavy: Blackmore, Malmsteen, Schenker y Vai. Ah, y Mick Moody (otro poco valorado) tocó en uno de sus discos en solitario. Casi nada el gachó. Pero lo que se dice famoso, famoso... Fuera del círculo de habituales no le conoce ni Blas. Aprovecho para pegar aquí el artículo que le dediqué en mi blog (por hablar de mi libro y eso). Saludaco, Maestro.

    https://rockologia.wordpress.com/2013/01/26/lo-mejor-de-graham-bonnet/


    ResponderEliminar
  2. ¿La contraria? No puedo estar más de acuerdo con usted. Los dos primeros de Alcatrazz son imprescindibles, pero este es puro guano pasteloso. A mi sólo me llaman la atención Undercover y Double man, aunque tampoco sé bien el porqué. Reivindico a Bonnet por lo que ha sido en su carrera, pero eso no le hace inmune a la crítica. Y este álbum es... no sé, una cosa rara, infumable. Pero hay cosas mucho peores. Un abrazo y veo que, aunque sea para joder, me tiene en su mente jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La contraria en el sentido de que dijo usted que nadie haría esta reseña en el blog del Frailas!

      jajajajaja!

      Eliminar
    2. Ah coñe, pues no recuerdo yo eso... ¡me lo demuestre!

      Eliminar