viernes, 29 de mayo de 2015

Van Halen – Fair Warning (1981): Crítica del disco Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Amigos del vinilo, antes de mi reseña de hoy quiero hacer una pequeña introducción. Yo descubrí a Van Halen como la mayoría de los que tienen mi edad, con el Jump de 1984. Con esa canción pasó –aunque un poco antes- lo mismo que con el The final countdown de Europe, que se hizo tan omnipresente en las emisoras comerciales que a muchos nos hizo entrar ganas de investigar. A mí me ocurrió con Van Halen, aunque no con los suecos. Después de comprarme el 1984 decidí que tenía que hacerme con toda la discografía del grupo, algo que en aquellos años no era tan fácil como pueda parecer ahora. 


En este mundo globalizado y telecomunicado quizás no se entienda, pero para un metalhead de los 80 en este país se hacía harto difícil acceder, no ya a la información sino a los vinilos de sus bandas preferidas. Debía uno dirigirse a tiendas especialiadas de música –nada de El Corte Inglés- y esperar a que algún sello o el mismo dueño del establecimiento importase desde Alemania, Francia, Inglaterra o los Estados Unidos los discos que no se editaban aquí. Recuerdo que primero cayó el VHI, luego este Fair Warning, más tarde el Women and children first y el VHII –este me costó, el maldito- para finalmente conseguir el Diver Down.

En ese sentido mi amor por Van Halen nació condenado al fracaso porque –como todos sabéis- 1984 fue el último álbum que grabaron con David Lee Roth. Sí, luego llegó 5150 –tardé muuuchos años en comprármelo, en vinilo además- y también me compré el FUCK y el Balance... pero nunca más fue lo mismo. Ni ahora, con la vuelta de David, es lo mismo. En mi opinión, las composiciones de la banda, los coros, la voz de Roth o los originales e impresionantes solos de Eddie no son lo mismo ya. Sin embargo, Van Halen –el grupo y el hombre- merecen un lugar preeminente en la historia del hard rock, aunque haya quien opine que están sobrevalorados. Por eso –y porque al parecer nadie excepto yo escribe sobre ellos en FFVinilo, el blog-, quiero hablaros hoy de Fair Warning, el que más me gusta de largo de sus cinco primeras obras. 




Editado en 1981, y aunque le costó llegar a ese estatus, Fair Warning alcanzó dos veces la categoría de disco de platino. Y es que los temas que contiene así lo merecen. El inicio con Mean Street es de los que te dejan noqueado desde el principio del álbum. La producción –una vez más con ese habitual tándem Ted Templeman/Donn Landee en los controles- es mucho mejor que la de los álbumes predecesores. Dirty Movies –cómo me gusta el sonido del bajo de Michael Anthony- sigue con el nivel alto. Y entonces Sinner’s Swing –con ese riff y esos coros, o el solo que me recuerda al que años después estaría en Hot for teacher- le hace a uno darse cuenta de que o mucho se tuercen las cosas o se ha gastado el dinero en una pequeña joya. Hear about it later son más coros, líneas de bajo y guitarrazos marca de la casa. Y entonces... entonces, amigos míos, llega Unchained y la casa se viene abajo. ¿Cómo no va a ser este el mejor disco de la banda? ¡y aún quedan temas por descubrir! En fin, que no hace falta que siga -¿qué decir de So this is love?- porque las palabras no harán justicia a este Fair Warning.




Componía la banda la formación clásica de David Lee Roth a las voces, saltos, grititos y risas, Alex Van Halen a la percusión, el bajo y los coros a cargo de Michael Anthony y –de maestro de ceremonias y director de pista- el gran Eddie Van Halen a las guitarras y los coros. Para redondearlo todo, la portada de Fair Warning es la más compleja de cuantas han adornado las fundas de los vinilos del grupo. Realizada con partes de una obra original del artista candiense Kurelek, es de esas que te tienen escudriñando sus detalles largo rato mientras escuchas el disco, una de esas liturgias –como el levantarse a cambiar de cara- que se perdieron cuando el CD comenzó su reinado.


El track list completo era:


A
Mean street
Dirty movies
Sinner’s swing
Hear about it later


B
Unchained
Push comes to shove
So this is love
Sunday afternoon in the park
One foot out the door




Dudo que alguno de vosotros no haya escuchado alguna vez esta obra de arte, pero os adjunto el álbum entero –más un vídeo de So this is love en directo- para que tengáis la oportunidad de volverlo a disfrutar.








Feliz viernes.
@KingPiltrafilla

2 comentarios:

  1. buenisimo como los tres primeros y 1984 este es quizas el lp mas subestimado de los primeros van halen, y sino es el mejor poco le falta , por cierto yo lo consegui nuevo a un precio cojonudo 10 euros, y todavia lo tengo impoluto , y eso que ha sonado muchas veces ya en mi equipo
    el diver down no me gusta nada que se le va a hacer, quien crea que esta banda esta sobrevaloradisima no tiene ni idea , y yo creo que actualmente estan a buen nivel , imposible ya que sean los de los 80, ellos fueron lo mejor de aquella decada sobrevalorada en exceso , eddie sigue haciendo buenos solos y diamond dave tampoco ha perdido tanta voz, van halen rules.

    ResponderEliminar
  2. Buena reseña. Son muy grandes, y este es, quizá de los mejores discos. A mí me gustó la época Hagar también. Y, por cierto, yo también he hablado de Van Halen en FFvinilo ;) y de ambas épocas. Un abrazo, crack.

    ResponderEliminar