miércoles, 6 de mayo de 2015

Blackberry Smoke - Holding All the Flowers (2015): Crítica del disco Review



por Addison de Witt (@Addisondewitt70)




Aquí el que suscribe es fan confeso de Blackberry Smoke desde que los conoció con ocasión de la publicación del segundo disco de la banda de Atlanta, aquel extraordinario Little Piece of Dixie que grabaran en 2009.

Posteriormente en 2012 graban el que en opinión de un servidor es su mejor trabajo hasta ese momento, un terremoto al que a la cualidad sísmica de su sonido y a la actitud silvestre de su propuesta se le une una sutilidad y cohesión digna de señorial banda sureña presta a asaltar el Olimpo que habitan los ancestros del género.

Es por ello que este cuarto lanzamiento era esperado con impaciencia y temblorosa (de miedo) curiosidad por mi.



Me asaltaron dudas y temores con las primeras crónicas que llegaban del otro lado del charco, todos hablaban del nuevo sello; Rounder Records, del productor que se encargaría del trabajo en los controles, el discutido Brendan O'Brien, quien en la década de los noventa se destacó como uno de los as importantes productores al servicio de los artistas mas apegados al rock y al grunge, pero que en los últimos años sus trabajos han sido acusados de estar decorados con excesos comerciales en el sonido, más proclive a facilitar su entrada en circuitos mediaticos y con tendencias a la exposición apoteósica en estadio, de cara a conciertos veraniegos.

Entiendo que cierta es una y otra faceta en la carrera del productor americano, expectativas y dudas se cernían sobre este Holding All the Roses cuarto álbum de Blackberry Smoke.

Este hecho creo que me ha hecho encarar esta escucha con cierto recelo, como a la defensiva, y lo he notado en las primeras escuchas, en la primera creo que me vencieron los prejuicios y el disco no me gusto, incluso me indigno en algunos detalles, pero insistí, creo firmemente en esta formación y no me podía dejar vencer a la primera de cambio, una segunda y tercera audición hicieron que los prejuicios y recelos fuesen diluyéndose con los excelentes acometidas de rock sureño de: "Holding All the Roses", tremebundo tema de arrítmicas guitarras y encendida vocalidad y estribillo fronterizo, con aderezos mas countrys que en otras ocasiones, pero con ardiente solo guitarrero, un tema que me hizo cambiar el chip.




Esta mayor presencia de sonidos country y folk se aprecia en el primer single del disco: "Too High", tema en el que se intuye un giro hacia sonoridades más Eagles y menos Skynyrd que en un principio me hicieron temer algo fatal, no por prejuicios contra los de Frey y Hendley, sino por amor por los de Van Zandt, fidles y bonita melodía hicieron que poco el tema entrara y sonara a Blackberry Smoke, a la cuarta escucha ya llovía menos.

A quinta fue cuando tome conciencia de algún trallazo puramente sureño que escondía el disco, empecé a ver como tras un sonido un tanto mas atenuado de distorsión y suciedad, estabán ellos, los que hicieron latir los corazones de muchos rockeros de apego sureño que echaban de menos el sonido de actitud de los pioneros, menos fiereza, es cierto, mas madurez que lleva consigo una acometida menos violenta, pero misma actitud, frenética e instantánea que encontramos en "Let Me Help You (Find the Door)", mas eléctrica e histriónica en "Living in the Song", de puro sur en su fibra sónica y de irresistible melodía.

Rock and Roll puro y duro con guitarras menos grasientas que en precedentes citas discográficas (veremos en vivo), pero desbordante de ADN rockero: "Rock and Roll again".

Otro trallazo de ritmo sincopado y guitarras musculadas y ritmo de contundencia en el duplo bajo-batería en "Wish in One Hand", y un tema final de pura inspiración Skynyrd como "Free in the Hole" con fibrosos rifs y densidad sónica y encomiables coros en el estribillo, pegadizo y efectivo.

No tienen estos cortes la grasa de guitarras recién salidas del humilde local de ensayo pero tampoco deben ser acusadas de convertir esa grasa en fanta naranja, siguen sonando a rock y a sur, simplemente miran a ofertar un sonido mas "para todos los públicos" que tampoco me parece ilícito, siempre que mantenga espíritu y actitud, sea sincero y no trata de engañar, preferiría algo mas rudimentario pero no esta nada mal, consigue que el corazón salte, los pies golpeen el suelo y las melenas desafíen a la gravedad.

Ahora nos ocupamos de la sección mas acústica y fronteriza del disco, un estado al que nos tenían menos acostumbrados y en el que se prodigan mas en este trabajo, Además del primer single ya comentado, nos encontramos con la primaveral y juguetona: "Lay it All on Me", que junta piano y steel guitar en la misma linea y que es digerible y divertida, en cambio el crepúsculo y el country mas oscuro se cierne sobre nosotros en la extensa: "No Way Back to Eden", además el instrumental "Randolph Country Farewell" de poco mas de un minuto y que es un pildorazo de virtuosismo acústico de sabor a horizontes rojos.

La décima escucha me revela un disco mas que disfrutable, dejando los agoreros comentarios vertidos sobre algunas publicaciones que contaminaron mi criterio y perturbaron la comprensión inicial de este conjunto de canciones que siguen siendo rock, siguen teniendo el tono tabernario de anteriores entregas y el espíritu del sur en su genética, simplemente han perdido un poco de polvo del camino, aquel que tenían adherido a sonido y voz los entonces mas jóvenes chicos de Blackberry Smoke y su puesta en escena es mas pulcra, menos salvaje y mas estudiada...entiéndanme, prefería a los de antes pero se han marcado estos tipos un disco de mucha enjundia, de notable alto, aunque tal vez no lleguen al sobresaliente de anteriores entregas...
Termino el resumen con la incursión crítica de un tema que me tiene loco, el enraizado corte repleto de Skynyrd y Crowes, todo esencia, todo caldo nutritivo y enriquecedor, el estupendo "Playback's a Bitch".

Otra cosa es la engañosa: "Woman in the Moon" que da inicio con un mojigato arpegio de acústicas para elevarse a golpe de cannon sobre una tupida e intensa melodía cantada con intención y gusto, coros y orquestación de elaborada pretensión para el tema que quizás menos me convence.

©Addison de Witt
Rock And More

No hay comentarios:

Publicar un comentario