sábado, 6 de diciembre de 2014

Mötley Crüe - Dr. Feelgood (1989): Crítica del disco Review


por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC



Si ha habido una banda macarra y desprejuiciada en el mundo del Hard Rock, el Glam Rock, el Hair Metal o cualquier etiqueta que quieras poner, esa ha sido Mötley Crüe. Un referente absoluto dentro del género, una banda imprescindible a nivel musical y estético, tremendamente imitada, que triunfó donde otras cayeron gracias a su indiscutible calidad y, sobre todo, autenticidad.





Bandas como Poison, Bon Jovi, Whitesnake, Firehouse, Twisted Sister, Ratt, Cinderella... se agruparon entorno a la etiqueta del Glam Rock, aunque estas bandas presentara evidentes diferencias de estilo. Una etiqueta, que como tantas cosas dentro de los medios supuestamente especializados, se centraba más en lo estético que en el fondo de la cuestión. Todo grupo que hiciera Rock y presentara una imagen cuidada y llamativa, donde los cardados fueran protagonistas, en la década de los 80 era apilado dentro del Glam. Un totum revolutum donde cabían desde grupos que apostaban por una concepción más melódica del Rock, a otros que apostaban decididamente por el tono macarra, del Hard Rock más americano a otros con estilos más oscuros… Un totum revolutum placentero de surcar por la cantidad de bandas excelentes que fueron ligadas a la etiqueta Glam. Stryper, L.A. Guns, W.A.S.P, Black N’ Blue, Quiet Riot, Alice Cooper, los mismísimos Kiss, los Aerosmith en su época ochentera, Faster Pussycat, Warrant, Britney Fox, White Lion, Def Leppard, Skid Row, King Cobra, Winger, Icon, Autograph, Dokken… ¡No me digáis que no da gusto!




Si bien Mötley Crüe siempre han sido un referente, una banda especialmente influyente donde otras se han mirado, es interesante observar como en los últimos años ha habido un auge de grupos que han apostado por la onda ochentera, un revival donde bandas como Bon Jovi, Kiss o los propio Mötley Crüe aparecen de forma reconocible en sus acordes y estética, la de los 80. Una influencia que en unos casos es más musical y en otros más de imagen, pero perfectamente reconocible. Así podemos destacar bandas de gran talento que en pleno siglo XXI aunque con un éxito más modesto pero real, han apostado por este estilo, Wig Wam; Hinder, que incluso ha contado con Mick Mars de los Crüe en su disco “Take It To The Limit”; Reckless Love; Bai Bang; Crazy Lixx; Hardcore Superstar; Crashdïet; Dreamhunter; H.E.A.T


Mötley Crüe es la pura esencia rockera de los 80 en su sentido más macarra, ellos son vicio, exceso, Rock etílico y lujurioso, divertido, lascivo, provocativo, transgresor, atrevido, agresivo, alegre… Auténtico. Y es que dentro de ese espíritu gamberro parecen dejarse el alma, describirse a ellos mismos, una música que es fiel reflejo de ellos mismos, de la personalidad de cada componente de la banda, una personalidad que se aleja con contundencia de los estereotipos y poses de otras bandas, que rezuma verdad, credibilidad.




Problemas con la ley, con las drogas, con el alcohol, con el sexo… han sido el pan nuestro de cada día para los miembros de la banda y los han exorcizado y canalizado a través de su música, tan desenfadada, lúdica y divertida, como sincera, agresiva y contundente.

Con Dr. Feelgood se inicia, curiosamente, una etapa pretendidamente sobria, más madura en el grupo. Lo que es cierto es que lograron que se haya considerado a éste su mejor disco. En la producción tenemos al magnífico Bob Rock, que ha colaborado con gente como Metallica, Bon Jovi, Aerosmith, The Cult, Skid Row… También vemos en los créditos a numerosos talentos del Rock y el Hard Rock colaborando, Jack Blades de Night Ranger, Bryan Adams, Skid Row, Steven Tyler de Aerosmith o el propio Bob Rock tocando el bajo y haciendo coros.

Vince Neil a las voces, Mick Mars en las guitarras, Tommy Lee en la batería y Nikki Sixx al bajo.




T. n T. (Terror n’ Tinseltown): Este es el nombre de la introducción guitarrera, “trepidante” y “palpitante” con la que los Crüe comienzan su disco, que dará paso a uno de sus grandes éxitos.


Dr. Feelgood: La contundencia y el peso de los ritmos y riffs de los Crüe dando inicio a la travesía. Una guitarra aguda irrumpiendo entre la base de ritmos, oscura, y ruptura brusca para ritmos y riffs más alegres. Estrofas con riffs entrecortados, puro Aerosmith, recordará al “Walk This Way” de los de Boston. Estribillo divertido con coros bien integrados y repetición de la estructura, poderosa y con el toque gamberro sobrevolándolo todo. Estribillo más alargado, recursos guitarreros de transición y nuevas estrofas rockeras y juguetonas. Buen estribillo con diálogos entre voz principal y coros, que no cae en lo facilón, muy bien tratado y llevado. Suena muy original. Solo de guitarra de Mars con vibratos introductorios y trepidantes punteos, incluyendo tappings. Transición gamberra repleta de distorsiones y retomamos el estribillo y el diálogo entre voz principal y coros. Final para el desbarre y la diversión hardrockera en una orgía de voces, riffs y poderosa batería. Comienzo ideal.


Slice Of Your Pie: Guitarras acústicas de ramalazo blusero y Country inician el tema. Enseguida entran las eléctricas y los pesados ritmos y fieros riffs para acompañar las primeras estrofas, salpicadas por detalles de coros y guitarras. Estribillo seco, estrofas de transición, coros y solo de guitarra veloz. Buenos detalles del plato, rítmico, en la batería durante el solo. Hard Rock auténtico ochentero, sabroso, pesado y viseral. Esencia blusera. Cambio de ritmo, más lento, pasada la mitad de la canción, adornado con coros, momentos de embeleso hardrockero, estilo Led Zeppelin. Coros, detalles de batería, guitarra y voz principal, una magnífica despedida.


Rattlesnake Shake: Riff fresco y ágil y ritmos más ligeros y divertidos con una guitarra solista marcando la pauta dan paso a las primeras estrofas con el riff principal. Tema muy en la línea de unos Guns N’ Roses, por ejemplo. Cambios en el riff de guitarra. Gran tema de Hard Rock ochentero con un jovial estribillo, muy rítmico y alegre. Nuevas estrofas siguiendo la misma línea, puente con el cambio de riff y entrada natural al estribillo. Un tema marca de la casa. Sonidos de viento como introducción a una transición rítmica de batería. Nueva estrofa que recuerda al “Homebound train” de los Bon Jovi y al estilo Zeppelin, que da paso al solo de guitarra, breve. Parte final para el estribillo que añade acompañamiento rítmico de viento y posteriormente un excelente piano. Gran parte final con múltiples detalles instrumentales. Bob Rock hace coros.


Kickstart My Heart: Uno de los himnos del grupo. La guitarra motera nos avisa del trepidante tema que vamos a escuchar. Un riff como una locomotora inicia la tormenta y los ritmos pesados, contundentes y rápidos introducen la primera estrofa. Ritmos de ferrocarril, grandes estrofas, imposible no mover los pies, intensidad, puente sencillo y estribillo con mucha melodía y agresividad, donde los coros cobran especial protagonismo. Un trallazo sin concesiones. Transición de guitarra y su riff a la que se añade la batería y la voz para las nuevas estrofas. La guitarra y sus detalles solistas se suman a la función con ganas. Uno de los temas representativos del género, modélico y referente. Tras el segundo estribillo un momento de calma, pero poco a poco iremos subiendo para meternos de lleno de nuevo en la tormenta, primero con el estribillo y ritmos más lentos y melódicos y luego para repetirlo con todo el poderío del grupo. Para concluir el solo, que en vez de estar en la mitad estará hacia el final usando el talk box. Guitarra y estribillo se acompañarán hasta el final dejándose llevar. Una joya. Tremenda.


Without You: Sonidos más suaves para el nuevo tema. Una balada, guitarras románticas pero rockeras y estrofas dulces. La voz rockera voz de Neil mostrando otros matices. Estribillo muy melódico. Tema también muy característico de los 80. Todo el sabor del Hard Rock en su vertiente amorosa. Las estrofas, el puente y el estribillo están muy bien integrados, sin grandes sobresaltos. Bonito acompañamiento y estribillo, así como el inicio de la estrofa principal. Estrofa de transición con toques aún más melódicos de la guitarra salpicando la melodía y ruptura más agresiva en los mejores momentos del tema como antesala del solo, con distorsión y muy sencillo. La parte final repite estructura, dejándonos oír las bellas estrofas de forma cada vez más nostálgica. Acertado tema.


Same Ol’ Situation (S.O.S): Tras la pausa romántica volvemos al Rock duro. Ritmos vivos y diversión, riffs entrecortados y clásicos del Hard Rock para las estrofas que van descubriendo el tema. Placer hardrockero. El estribillo es aún más típico de los 80 pero en su vertiente más melódica, largo, con buen uso de los coros y una línea que podría estar cercana a los Poison. Nuevas estrofas que llegan de nuevo al alegre y ligero estribillo, largo y realmente conseguido. La diversión del Rock en su máximo esplendor, música para disfrutar, saltar y bailar. Estupendo solo de guitarra. Estribillo con parón instrumental, un clásico, repetición con el riff y nueva entrada con todo el acompañamiento ya… El grupo pasándoselo bien y haciéndonoslo pasar bien a nosotros. Un temazo. Con coros de Jack Blades.


Sticky Sweet: Salvajes gritos para iniciar el nuevo tema. Riff marcando el tono y el ritmo, entrada de la batería, estructura e inicio clásicos. Grandes riffs de guitarra. Estrofas y lucimiento de la guitarra en los riffs. Estribillo seco, rítmico, clásico de los 80. Reiteramos estructura y estribillo donde repetimos el título del tema, primero con sequedad en los coros y luego con mayor melodía, básico. Detalles muy zeppelianos en ese estribillo. Solo de guitarra gustándose en su calma para romper en mayor agilidad poco después. La parte final repite los mismos elementos pero aumentando la intensidad, sobre todo de la voz principal. Buen tema que mantiene todo el poderío que ha llevado el disco hasta ese momento. Aquí podemos disfrutar de los coros de Bryan Adams, Jack Blades, Bob Rock y Steven Tyler.


She Goes Down: Juego de bateria y riff como introducción y arranque para estrofas más melódicas. La voz de Neil es puro Rock ochentero. Diversión y jovialidad en el estribillo con los coros llevando la voz cantante. Transición guitarrera para un tema más fiestero y con más melodía, pero sin pasarse. Magníficas estrofas y estribillo, los apuntes de la voz principal insertando frases entre los coros es un detalle extraordinario que le dan el toque perfecto al tema en dicho estribillo. Agresiva estrofa de transición con Neil desgañitándose y posterior solo de guitarra de Rock fiestero. Fase rítmica para la percusión en exclusiva y suaves estrofas con la voz principal para romper de nuevo en el divertido estribillo, que repetiremos con mayor intensidad hasta el final. Otra gran tema. Bob Rock vuelve a estar presente en los coros.


Don’t Go Away Mad (Just Go Away): Nueva aparición de las acústicas en un inicio intenso. Un medio tiempo donde la melodía predomina. Estrofas, ritmos y guitarras melódicas avanzando hacia el puente y el estribillo, donde se suman coros con mucho sabor. Estribillo estupendo, de los más melódicos del álbum. De nuevo pasamos por armónicas estrofas y llegamos al saboreado estribillo, más intenso que antes y con detalles sutiles de guitarra decorándolo todo. Cambio de ritmo como estrofa de transición en otro gran momento del tema que rompe en el solo de guitarra, momentos de más aceleración, grandes momentos. Parón clásico para el riff y alguna improvisación vocal y recuperación para volver al estribillo con un gran juego de voces. Un tema melódico, divertido y muy intenso con un gran clímax final donde todo de junta para nuestro placer, incluida la guitarra de Mars haciendo armonías. Buenísimo.


Time For Change: Suavísimos coros inician la última canción del disco, un nuevo tema lento, una balada tremendamente melódica, un himno solemne y positivo. Una de las canciones más melódicas del disco sin que por ello falte la intensidad. Gran estribillo que transmite fe, confianza, un canto que despierta instintos solidarios. Solo de guitarra melódico y breve. Los Crüe demostrando que son capaces del mayor lirismo también. Nuevo estribillo, tras la pausa y el solo, con mayor intensidad, los coros sumándose y haciendo su sutil eco. Armonías de guitarra para que se levante todo el mundo a coro. Parte final para la guitarra y un nuevo solo, esta vez más largo e intenso, dejándose llevar. Un auténtico temazo de conclusión. Los Skid Row aparecen haciendo coros.


En la edición de 1999 nos regalan varias demos y un tema extra que son los siguientes:

Dr. Feelgood (Demo): Esta demo es básicamente lo mismo que oímos pero hay cambios en la letra en varias de las estrofas.

Without You (Demo): Más básica y algo más corta. Acústicas llevando todo el peso del tema, la eléctrica sólo aparecerá brevemente al inicio, en una sencilla transición y en el solo final.
Kickstart My Heart (Demo): También más básica, como corresponde a una demo, y donde lo más reseñable es que en el solo no hay talk box.

Get It For Free: Tema extra de influencia blusera que dejaron fuera del disco por no encajar con el estilo del mismo, según comentan. Latente inicio, con guitarra expectante mientras se desgranan estrofas, hasta que finalmente arranca. Tema serio, seco, menos jovial que los del resto del disco. Coros varoniles, ritmos pesados, más oscuros. Estribillo efectivo y sencillo, placentero acompañamiento de guitarra. Solo de guitarra con mucha distorsión y slide, un ejemplo de la influencia blusera comentada. Jugando vacilonamente con los tonos en el estribillo. Un buen tema aunque quizá es cierto que no encaje con el estilo general del disco.

Time For Change (Demo): Mucho más corta que la original, sintetizador que remite casi a la música religiosa. De hecho el tema tiene esa atmósfera. Menos agresiva, menos épica, más ligera, como es lógico en una demo.


Uno de los discos imprescindibles de los 80, del Hard Rock ochentero. Un disco de madurez, un referente de uno de los grupos más representativos del estilo y de la década.

©Jorge García
CINEMELODIC

2 comentarios:

  1. Gran disco: la cima comercial de los Crüe. Pasaron de un Heavy Metal americano a un Hard más comercial y directo si cabe que les aupó al número uno. ¿Qué más decir de ellos? Si es que es un disco perfecto. Aunque yo creo que me quedaría con la sensacional Time For Change. Me puede ese tema. Es genial.

    ResponderEliminar