viernes, 5 de diciembre de 2014

Los mejores discos españoles e internacionales de 2014, según Paco de la Torre



por Paco de la Torre (@Paco_delaTorre)





Solo hay dos clases de música: la que te gusta y la que no. Y a mí la que más me gusta es el rock y cuanto más duro mejor.


Los quince, por poner un número, mejores discos de rock de 2014 son:


Internacionales:

1. Machine Head – Bloodstone & diamonds
2. Ice Head – Plagues of Babylon
3. At The Gates - At war with reality
4. Riot - Unleash the fire
5. HEAT – Tearing down the walls
6. Judas Priest - Redeemer of souls
7. Accept – Blind rage
8. Rusell Allen & Jorn Lande - The great divide


Nacionales:

1. Zarpa – Bestias del poder.
2. Lords of Black – Lords of black
3. Reek - Necrogenesis
4. Mean Machine - Livin' outlaw
5. Guadaña – Deryaz
6. Wild – One drive
7. Helevorm – Compassion forlorn


Os cuento:

Los de fuera

Machine Head se han sacado un puto trallazo metálico dando un arriesgado paso hacia delante con “Bloodstone & Diamonds”. Flynn y los suyos han sabido renovarse creando un trabajo variado y más accesible al añadir guitarras melódicas y mejorar las voces.

Y siguiendo con americanos, Ice Head, con Shaffer a la cabeza, han sabido por fin consolidar banda consiguiendo con “Plagues of Babylon” hacer un sonido potente y refrescante que no decae en ningún momento.

Llevaba años sin saber de At The Gates y ni se les esperaba. Tampoco he sido nunca muy aficionado a sonidos extremos. He ido picando de aquí y de allá sin que logre engancharme, pero he de reconocer que cada vez me voy aficionando más, máxime cuando por casualidad o recomendado me encuentro trabajos como “At war with reality”. Tras veinte años los suecos han vuelto con un sonido renovado pero con la esencia que les llevó a lo más alto del death metal. Tanto si te gusta o no el género y buscas potencia y oscuridad este trabajo no te decepcionará.

A los que les ha funcionado la fórmula que hace tiempo vienen utilizando, incluso superando con creces trabajos anteriores, han sido nuestros queridos Judas Priest, que con “Redeemer of souls” han creado una obra que no me ha sorprendido, pero que tiene una calidad y voluntad envidiable que muchos querrían.

En la misma línea, pero huyendo de aguas estancadas, los Accept han optado por arriesgar con su “Blind rage” compaginando su sonido heavy metal más clásico con sonidos más actuales y con un más que aceptable Mark Tornillo al micro.

Y qué decir del impresionante “Unleash the fire” con el que los infravalorados RIOT (V) han sabido superar la desaparición Mark Reale, un trabajo que merece más de los recibido.

Discazo el de HEAT, que se consolidan con “Tearing down the walls” como la banda hard del momento y la esperanza para llevar el género a lo más alto. Juventud, ambición y energía no les falta.

Si en los anteriores no tenía ninguna duda, esta última elección ha sido la más difícil.

Manejaba para este puesto los últimos trabajos de bandas como Mastodon (Once More 'Round The Sun), Vanden Plas (Chronicles Of The Immortals - Netherworld (Path 1), Free Spirit (All The Shades Of Darkened Light), Agalloch (The Serpent And The Sphere) o las composiciones de Evergrey en su “Hymns For The Broken” que casi lo consigue, pero in extremis me he decidido por la nueva entrega de los extraordinarios vocalistas Russell Allen y Jorn Lande al que se les ha unido las guitarras de Timo Tolkki. De tal concentración de calidad solo podía salir “The great divide” un trabajo que brilla con luz propia.


Los de dentro

Desde hace años tengo debilidad por Zarpa, del que es alma Vicente Feijóo. Zarpa es una de las bandas pioneras del heavy en nuestro país, poseedora de una discografía de calidad, una carrera envidiable, ambas a la misma altura de los mejores, y que actualmente viviendo sus momentos más gloriosos, pero a pesar de todo ello una de las formaciones más infravalorada del rock nacional. Nunca me cansaré de escribir y comentar esto. “Bestias al poder” contiene más de una hora de heavy metal sin más etiquetas. Potentes melodías que no dan tregua, punzantes diálogos de guitarras, intensos solos de guitarra apoyados por una buena base rítmica, unos textos cuidados y trabajados textos de temática épica y de exaltación de un sonido inmortal que constituye toda una forma de vivir, unos y otros cantados por la excelente e inconfundible voz nasal de Vicente.

Lord of Black es la nueva apuesta de Tony Hernando (Saratoga) que se ha rodeado de una excepcional banda y un vocal de categoría y fuera de serie como Ronnie Romero. Un power metal de calidad, con un nivel instrumental y vocal a la altura de los mejores internacionales. Un trabajo sobresaliente y bien planificado que se disfruta desde el primer tema y que seguro triunfará fuera de nuestras fronteras.

La escena thraser nacional está atravesando un gran momento que se me antoja tan importante como lo fueron la primer mitad de los ochenta para el heavy metal español. Al tiempo. Reek se han currado un trabajo extraordinario lleno de multitud de matices en “Necrogenesis”, entre los que hay que destacar la furia, velocidad y técnica que ejecutan en cada unos de los temas.

Ese rock and roll medio speedico medio punk que no da respiro y tanto me gusta, para entendernos ese que está influenciado por los incombustibles Motörhead, llega a la lista con “Livin' outlaw” de los Mean Machine, un joven grupo catalán que si sigue en esta línea dará mucho que hablar. Si no los conoces estás tardando.

Los madrileños Wild han tocado la tecla del buen heavy metal ochentero con “En tierra hostil”, con nueve cortes variados en los que se nota la evolución y la madurez de toda la banda. Lo mismo les ha ocurrido a los gaditanos Guadaña que se descubren más trabajados y actualizados en cada nueva entrega. Su tercer trabajo “Deryaz” se muestra más melódico y agresivo que en ocasiones anteriores. Heavy metal de tintes melódicos destinado a ser probado a nivel internacional, se lo merecen.

Como ya he indicado no soy mucho de metal extremo, pero tampoco me he podido resistir al buen trabajo que se ha marcado Helevorn con “Compassion forlorn”. Doom melódico que parece escandinavo, pero no exento de innovación y un toque personal que ha hecho que esos ambientes desesperanzadores que crean los mallorquines sean muy apreciados a nivel internacional.

Estos son mis siete mejores trabajos del 2014, pero si hiciera la lista mañana podrían haber entrado en ella mi querido Salvador Domínguez (Recuperemos la ilusión), Santelmo (Mamífero), Dry River (Quien tenga algo que decir...que calle para siempre), Delirium Soul (Quinto jinete) o Soulbreaker (Graceless), calidad y variedad al rock español no les falta, si el apoyo por parte de las compañías y de los medios de masas para llegar a más público incluidos el internacional, que como habéis podido comprobar, junto con calidad, ha sido una palabra que he repetido mucho hablando de nuestro rock.


Colofón

No querría terminar el resumen de este año sin hacer mención a dos de mis bandas de cabecera. He crecido escuchando los temas de AC/DC y de Asfalto. Ambos han coincidido en editar a finales de este año sus nuevos trabajos “Rock or bust” y “El color de lo invisible”, respectivamente.

Sé que suenan repetitivos, a lo de siempre, no innovan ni se complican la vida, que si patatín que si patatán, pero ¿para qué? Por mi parte, deseo que el sonido ACDC no acabe nunca y dure muchos años. “Rock on bust” no es un trabajo más, es el primer álbum en 41 años de historia de la banda en el que no participa Malcolm. Podríamos decir que es un homenaje a su figura y solo por eso es necesario que haya sido editado y comercializado y si con gira, mejor que mejor.

Respecto al último trabajo de Julio Castejón, “El color de lo invisible”, solo puedo comentar por ahora, lo estoy escuchando por primera vez escribiendo esta entrada, que suena elegante y correcto con dos, tres temas notables que resaltan sobre el resto. El nombre de Asfalto tira y quizás por eso Julio ha querido utilizarlo en lugar de usar el suyo propio.

©Paco de la Torre

2 comentarios:

  1. Olé el Master cómo se las gasta! Estoy de acuerdísimo contigo en lo de Riot. Para mí ha sido un bombazo tan sólo superado por Axel Rudi Pell. Una pena lo poco valorado que está siendo este discazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Isa, Riot han hecho un "fenix" y habrá que tenerlos en cuenta hasta que duraen. Respecto nuevo trabajo del bueno de Axel que conocía de los tiempos de Steeler no le había oído hasta que tú lo mencionaste y ante tal recomendación no me pude resistir, y no es coña. Todo un discazo si señora, incluido ese portadón marino. Lástima que no lo hubiera escuchado antes.

      Eliminar