domingo, 14 de diciembre de 2014

Crítica de la película Zombeavers (Castores Zombies) (Jordan Rubin, 2014)


Por Francisco Herrera (@Mikolunita)





Hace poco que ha aparecido esta película en los círculos habituales. Esta producción americana de 2014 trata sobre un grupo de tres universitarias que alquilan una cabaña cerca de un lago para pasar un fin de semana, pero todo se tuerce cuando aparecen unos castores que se han convertido en zombies y que, al igual que los zombies humanos, solo comen carne fresca. Las chicas deberán enfrentarse a estas diabólicas criaturas de todas las formas posibles. Si una de estas criaturas te muerde no te conviertes en zombie, te conviertes en Zombeaver!



Con semejante despropósito de argumento tenemos todos los ingredientes para pasar un rato divertido y transgresor pues tenemos todos los ingredientes y cliches necesarios para montar la típica historia de género con un punto gamberro y satírico. Pues tengo malas noticias. Nada de nada. Donde deberíamos ver comedia vemos tedio y donde deberíamos ver algo de terror o el típico susto de turno solo vemos inoperancia. No hay nada original o digno de mención para la galería gore. La película no es ni siquiera divertida y, lamentándolo mucho, lo que más gracia hace es ver lo mal hechos o lo poco que se han preocupado en el aspecto visual de estos Castores Zombies. Por dios!, pero si son simples peluches con una mano dentro!! Lo del casting lo dejamos para otro día porque no hay nadie que se salve de la quema.

Os lo advierto por activa y por pasiva. Esta película es una auténtica pérdida de tiempo (gracias al cielo son solo 77 minutos).

Puntuación: 3





©Francisco Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada