sábado, 13 de diciembre de 2014

Crítica de la película Earth To Echo (Dave Green, 2014)


Por Francisco Herrera (@Mikolunita)





Esta semana he tenido la oportunidad de ponerme al día con algunas películas que todavía no han aparecido por estos lares pero que en Submundo ya llevan un tiempo dando vueltas así que es hora de compartirlas con vosotros.


Comenzaré con Earth to Echo, creo que si se llega a estrenar por aquí se titulará Tierra a Eco.

La sipnosis de la película es la siguiente: Tuck, Munch y Alex son un trío de amigos inseparables, pero su tiempo juntos está llegando a su fin. Su barrio pronto será destruido por un proyecto de carreteras que les obligará a mudarse a otro lugar. Dos días antes de que tengan que separarse, una señal infecta sus teléfonos móviles. Convencidos de que algo grande sucede y con ganas de pasar una última aventura juntos, se ponen en marcha para localizar la fuente de los mensajes. Este será el comienzo de un viaje lleno de peligros y maravillas que pondrá a prueba su amistad y su vida para siempre (sensacine).




Pues bien, esta película de este mismo 2014 es una combinación de E.T., Super 8 y los Goonies. Vaya, vaya, ¿en serio? Pues sí, pero no. Me explicaré. Tenemos todos los ingredientes necesarios para montar una película juvenil de ese tipo, un grupo de amigos buenos y mansos, un misterio, un extraterrestre, una pequeña historia amorosa y el gobierno detrás haciendo de las suyas. La verdad es que los chavales lo hacen genial y tienen bastante trasfondo, pero la película se encuentra con un obstáculo que el director se ha puesto. Es una de esas películas de cámara en mano. No, no es un found footage, faltaría más. Estamos hablando de un grupo de chavales de 12 años en una película infantil, no queremos muertes. En este caso se trata de lo que yo denominaría "self edited You Tube footage". Sí, parece ser que asistimos al metraje que uno de los chavales ha montado con todo lo que grabó de su aventura.




Qué queréis que os diga, a mí este tipo de cine cada vez me cansa más y, aunque este tiene su punto de originalidad, creo que se ha cerrado las puertas de muchas casas. Estamos hablando de cine familiar e infantil. No creo que los niños estén dispuestos a aguantar tanto movimiento de cámara y pericias de edición. La película se hubiera beneficiado bastante con un montaje mucho más clásico. Por otro lado, la historia puede enganchar a adultos y niños con su misterio, pero a la hora de mostrar al...SPOILER! extraterrestre nos encontramos con una aparición bastante infantiloide lo que le resta bastantes enteros al conjunto.

En definitiva, no es una pérdida de tiempo el ver esta película que, como ya he dicho, rememora el espíritu de las películas juveniles de los 80, pero que por su concepción no optará a quedar grabada en nuestras retinas más allá del tiempo de su visionado.

Puntuación: 5.





©Francisco Herrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada