viernes, 12 de septiembre de 2014

Visita fugaz por Barcelona - Tercer reportaje fotográfico

Que no te los toquen nunca (en plena Boquería)

Esta es la tercera entrada (ver la primera y segunda) que uno dedica a la publicación de fotografías realizadas en la ciudad de Barcelona en la fugaz visita que hicimos este verano por el mes de julio. Voy con la tercera y última selección y acabo con este día. Os dejaré algunas más de un último día en que visitamos Figueras y Cadaqués. Ahora, Barcelona. Pinchad en las fotos para ampliarlas.

(Dedicada al ciudadcondalés King Piltrafilla).










































ÁCS

5 comentarios:

  1. Muchas gracias por la dedicatoria.

    La del pináculo de la Sagrada Familia le ha quedado especialmente preciosa.

    Y ya que estamos -para ponerle un pero-, ¿no cree que en la del Hospital de Sant Pau pecó de impaciencia?, es decir -es un supuesto, claro- ¿no hubiese sido mejor esperar a que el semáforo se pusiera en rojo y a que el autobús saliese de cuadro?

    Por cierto, pasó usted a cinco minutos de casa. Otro día avise.

    Abrazos de un aldeano ;P (you know what I mean)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué menos! La del hospital de Sant Pau la tengo en versión completa también, pero creo que contiene más viva la del autobús. Es una foto casi única, porque ya sabes que todos esperan a que no pase ni un coche para hacerle la foto ;)

      Más que avisé de esa visita... (pero hay quien prefiere mantenerse en el anonimato, y lo entiendo).

      Un hombre cabal con algunos aldeanos pensamientos imagino que por presión popular o qué sé yo (sabía que esta me la tendría guardada, por eso la puse, por aquello de jodernos hasta lo indicible para no aburrirnos).

      Un abrazo salvaje.

      Eliminar
    2. A riesgo de parecer el barbudo de Pimpinela -imagine usted quién será la fémina-, le diré que cuando quise ir a tomar una cervecita con usted me dijo que no tenía tiempo y blah blah blah.

      En cuanto a los aldeanos pensamientos, como usted imaginaba que me llegaría al alma, no he querido decepcionarle. Eso sí, le he hecho el comentario por respeto a unas ideas que para nada me parecen aldeanas -tómese el apelativo como peyorativo- y que en muchs ocasiones he expresado que no son las mías.

      Sin embargo, ya le digo que cada vez me estoy volviendo más aldeano en ese sentido jajajaja (la newtoniana acción-reacción, you know)

      Un abrazo civilizado -recuerde que soy de ciudad, jejeje- y con muuucho cariño. Que lo que la música y el amor por la cultura une no lo separen las fronteras.

      Suyo afectísimo, el anónimo ;D

      Eliminar
    3. Pues lo mismo el verano que viene volvemos, así que póngase su Majestad a temblar, jeje. Y aquí lo dejo para que una teórica elocución mía con respecto al aldeanismo urbano -pese a bien trabada- no sirva en menoscabo de ese amor infinito que nos profesamos. También suyo. ;))

      Eliminar