domingo, 28 de septiembre de 2014

Microrrelatos - Cosas en los bolsillos (46): Fábulas y nubes


Fábulas y nubes

EL dibujo de las nubes se recortaba en una silueta algodonada y azul que recordaba a un perro esponjoso persiguiendo a una liebre casi de peluche. Se reconocían incluso las babas (siempre azules, desmadejadas) cayendo de la boca del cánido. Al poco tiempo, cuando apenas habían transcurrido unos minutos y yo había anotado en mi cuaderno esta apreciación, levanté la vista hacia el mismo sitio para ver cómo se iba desarrollando la celeste carrera, y observé con sorpresa doble una transformación extraña: el perro había mutado en liebre, y la liebre, en tortuga. Ni Esopo lo hubiese ilustrado tan bien, pensé. En ese momento un mariposa distrajo mi atención y la seguí con la mirada hasta que se posó vibrátil en un rama. Volví a mirar el cielo para comprobar una tercera y al parecer definitiva transformación: la nube, que antes semejaba liebre ahora quería parecerse a un guerrero griego. ¿Aquiles?, fue lo que pensé de inmediato. Y así fueron avanzando ambos despaciosamente hasta perderse más allá del horizonte, lejos de mi vista, sin solución alguna. Alguien andaba sin duda jugando con algodón desde la Hélade del cielo.


ÁCS

2 comentarios:

  1. Me has hecho buscar Hélade, iletrado de mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no me lo creo chato (Esopo y Zenón mirándote de reojo y torciendo el morro).

      Eliminar