domingo, 28 de septiembre de 2014

Crónica del concierto de Rosendo en Las Ventas de Madrid, 27/09/2014: Reportaje fotográfico y setlist


por Paco de la Torre (@Paco_delaTorre)



Ayer fue un día especial. Quedada en el Foro con los colegas, tapas generosamente regadas, excelente sobremesa y a media tarde, echando de vez en cuando un vistazo a un cielo gris que amenazaba tormenta, camino de Las Ventas a presenciar uno de esos conciertos que no se olvidan fácilmente.


A diferencia de aquellos en los que las grandes estrellas del rock petan estadios y pabellones con la asistencia de un totum revolutum humano en el que campan a sus anchas posers (palabreja recién aprendida de mis hijas) y demás peña que van solo a dejarse ver y poder contar a sus colegas que “yo estuve allí” pero que no sabrían decir el nombre de dos componentes de la banda de turno ni tararear dos de sus temas, en este no había intrusos ni pasarela en la que desfilar. Ya en los alrededores de la plaza de toros había ambiente de gala y eso se notaba. Todos los que allí acudimos, lo hacíamos para disfrutar, acompañar y dar el cariño que se merece al tipo más auténtico y querido de rock español: ROSENDO MERCADO.




Ayer fue el día en el que el gran Rosendo celebró una vida de rock, más de cuarenta años de oficio, reventando y poniendo Las Ventas y todo Madrid patas arriba. Y lo hizo acompañado de su hijo Rodrigo, que tuvo la enorme responsabilidad de ser el telonero, acompañado de un puñado de buenos amigos y colegas de profesión, que fueron subiendo al escenario a lo largo de la noche, y sobre todo, acompañado por 17.000 almas de incondicionales.

El de Carabanchel y unos extraordinarios Rafa J. Vegas y Mariano Montero, comenzaron la fiesta a las 22:20 dando caña con “A dónde va el finado” en un discreto escenario, con algo más de luces que el habitual, dos pantallas gigantes en los extremos, y una pantalla de telón de fondo en la que se mantuvo el logo solo perturbado cuando se emitían imágenes de los invitados en el escenario.

Rosendo superó con creces las expectativas, marcándose un soberbio recital que fue de menos a más, en el que ejecutaron a la perfección una treintena de temas que abarcaron desde su mítica etapa con los Leño, con un emotivo recuerdo a Chiqui Mariscal y a Toni Urbano tocando, con la única compañía de una española, la instrumental “Se acabó” que nos puso a todos carne de gallina, y de su brillante etapa en solitario que va desde aquel lejano Loco por incordiar hasta el reciente Vergüenza torera -del que dio buena cuenta-, y que hacer un total de quince álbumes de estudio, cuatro recopilatorios, dos directos y una BSO.

Me imagino que la elección del repertorio no fue nada sencillo debido a lo dilatada de su carrera y que aún está fresco al directo grabado en el Palau y no es cuestión de ser repetitivos con el personal. No faltaron himnos como “Hasta de perfil” “Salud y buenos alimentos” “Entre las cejas”, “Flojos de pantalón”, “Agradecido”, “Pan de higo”, “Loco por incordiar”, “Y dale”, “Majete” o “Navegando”. Tampoco faltaron los necesarios guiños a Leño con “Entre las cejas”, “Sorprendente” o “Maneras de vivir”, ni temas que se convertirán en futuros clásicos como “Amaina tempestad” o “Vergüenza torera”. Así hasta una treintena en más de dos horas de rocanrol del bueno que sonó de maravilla en la noche madrileña.




En cuanto a los invitados, en orden de aparición lo hicieron Kutxi Romero para cantar “Muela, la muela”; Rodrigo que rapeó con su padre “A remar"; Luz Casal con peluca ochentera incluida para recordar los tiempos en los que giraba con el de Carabanchel para cantar uno de los míticos de Leño “Entre las cejas”; un par de temas más tarde se subió a las tablas el Drogas para alborotar definitivamente el cotarro con “Vergüenza torera”. Un crack el de Barricada. Para otro de los platos fuertes “Flojos de pantalón” el que subió con su guitarra a cuestas fue Fito, rematando el elenco de figuras, quién debía hacerlo y a lo grande, el maestro Miguel Ríos con “Agradecido”. Y todos en el escenario para el apoteósico final para interpretar “Maneras de vivir”.



No sé cuántas veces he visto al Rosen y cada vez que lo veo el tío está mejor. Le sientan pero que muy bien los sesenta tacos. Yo me lo pasé en grande. En definitiva, un concierto irrepetible, que se editará en CD y DVD, en el que todos seguimos con ilusión cada tema y cada gesto, y en el que una vez más quedó de manifiesto la discreción, honestidad y la profesionalidad del mejor músico de este país, un gran compositor y guitarrista –cuestiones que no deben pasar desapercibidas-, mi artista preferido, el que no tiene rival.

Setlist:

       A dónde va el finado
          Listos para la reconversión
          Cosita
         Al lodo brillo
          Ni fu, ni fá
          Delirio
-          Hasta de perfil
          Salud y buenos alimentos
          Cada día
          Cuando
          Muela la Muela - Kutxi
          De nada más
          A remar – Rodrigo
          Se acabó
          Entre las cejas – Luz
          Sufrido
          Vergüenza torera – Drogas
          El agua caliente
         Flojos de pantalón – Fito
          Amina la tempestad
          Agradecido – Miguel Ríos
          Sorprendente
          Masculina singular
          Pan de higo
          Loco por incordiar

Bises

          Y dale
    Majete
          Navegando
(Apoteosis)
          Maneras de vivir
Más fotos del concierto:



















©Paco de la Torre



6 comentarios:

  1. ¡El concierto estuvo espectacular!, Rosendo es único y hay que aprovechar los años que le quedan en activo. Tiene tantas canciones buenas que a uno le da rabia que no toque todas. Los invitados fueron todo un lujo. Parecía que iba a caer el diluvio, pero nos salvamos y al final solo llovió cuando todo el mundo se había retirado.

    ¡¡¡¡Rosendo para siempre!!!!


    Pongo una nota negativa a la organización: No nos dejaron entrar al tendido donde habíamos sacado la entrada, y al salir del concierto hubo polémica porque nos habían desaparecido los paragüas a un montón de personas. Son de esas cosas que no se cuentan en las crónicas posteriores a los conciertos, pero creo que se deben saber. El de seguridad nos dijo que los de limpieza se habían llevado todos los paragüas, y los que ahí estábamos, sólo podíamos pensar...es evidente, miente, continuamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con la primer parte de tus comentarios. Metió mucho de Verguenza torera en detrimento de otros temas más populares, pero es la gira de su último trabajo.

      Aquí queda reflejada tu crítica a la organización. Esperemos que espabilen en el próximo. Saludos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias amigo. Todo el día fue genial y de Carabanchel pues .... como es él: GRANDE. Un abrazo

      Eliminar
  3. Un cero a la organización en la gestión de localidades en tendidos, gradas y andanadas. Una vergüenza que se ocuparan tendidos, gradas y andanadas sin visibilidad y que en origen NO ESTABAN DISPONIBLES PARA LA VENTA. Un cachondeo absoluto que no cumplía lo pactado ni lo contratado cuando el público compra su entrada.

    Un cero a la organización. Un 10 para Rosendo, el padre del rock español

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros estábamos en el ruedo y vimos varios sectores vacios hasta que empezó el concierto y que luego se llenaron ¿?. Pues un cero a la organización, que desde luego no empaña el conciertazo del Rosen y cía

      Eliminar