miércoles, 12 de marzo de 2014

Crítica del disco de Mike Oldfield "Man On The Rocks" (2014) - Review (reseña)



por Addison de Witt (@Addisondewitt70)





Desde hace años Mike Oldfield vive en Las Bahamas, pensando en la retirada y dando paseos por la playa, tostando su piel bajo el sol caribeño y degustando las bebidas locales en ligeros aperitivos antes de enfrentarse a los pescados y mariscos propios de la zona y la siesta que sin duda se llevó en la maleta tras sus años de vida en Mallorca.


Esta vida de jubilado rico británico, esto es realmente lo que hoy en día es Mike Oldfield, es lo que se detecta en este último disco del de Reading, sol, relajación y despreocupación por lo intrincado del mundo y de la música, la cómoda búsqueda de la linea recta entre dos puntos, recorrer el camino por el lado fácil y rápido, y de ser posible, y lo es, ataviado con bermudas y camiseta holgada.




Esta vocación de vida tranquila y sosegada llega al punto de grabar todo el disco sin moverse de su paraíso playero, dirigiendo desde su casa a los cuatro músicos que han intervenido en la grabación vía vídeo-conferencia, músicos entre los que es obligado reparar en la voz de un joven y desconocido Luke Spiller, bonita voz con fraseo musical y voz dorada y que transmite relajo y paz, únicamente interrumpida por algún esporádico ataque a una emoción disfrazada de Freddy Mercury que no resulta demasiado creíble, buenos medios y escasa pasión, tiene el futuro por delante, hoy es la voz de este Man On The Rocks.

Obviaremos el pasado del multi-instrumentista, creo que todos conocemos sobradamente su obra, las características de su época instrumental new age, sus obras y sus visitaciones campaneras, tan frecuentes como irregulares en cuanto a sus resultados artísticos, sus incorporaciones al pop con pelotazos comerciales que son los que, junto con las campanas, mantienen su residencia en Las Bahamas, y sus años de tibieza y ultraproducción electrónica que le han dado más fracasos que éxitos en cuanto a nivel comercial y de crítica.

Así que ahora su vuelta es la más apropiada posiblemente a su edad, la época personal en la que se encuentra y la actitud vital que ha adoptado en su paradisíaco semirretiro.





Man On The Rocks es una mirada al pasado, a aquellos ochenta que hicieron de él una estrella, una mirada sin complejos y también sin complicaciones, el disco está compuesto únicamente de canciones, sin temas instrumentales, ni largos ni cortos, solo canciones, y estas tampoco se complican la vida, temas recurrentes a los elementos sónicos típicos del autor, melodías evidentes y directas que funcionan perfectamente y a la primera, sonido afable, sencillo, llano e incluso campechano, vamos como un Borbón.

Basado en las guitarras y en ciertos guiños al folk y a la música celta mas artificial, evitando enredarse en posiciones sónicas sesudas o controvertidas, simplemente 11 temas de fácil digestión, bastante lights en la carga alimenticia de su materia sonora y que se disfruta rápido y a gusto, para digerir y olvidar en poco tiempo, diversión pasajera y a otra cosa.

Y esto creo que es lo que pretendía el inglés, un disco para entretener, volver a recordar quién fue y dejar claro que sigue en la música y que puede volver a sonar en las radios y locales nocturnos si se lo propone.

Apoyados en la voz del joven Spiller y en una base rítmica tan repetitiva como anodina que sirve de soporte sin más, las guitarras guían el conjunto en una nave de acústica sonoridad y la guitarra de Oldfield que vuelve a aullar siendo la que aporta mas dosis de emoción a tan desapasionado trabajo, el británico oficia de guitarrista, que en el fondo es lo que es, y un muy buen guitarrista además.




"Sailing" abre el disco y sirve de single de lanzamiento; recrea en ella su actual vida en un tema de soleado sonido y acariciante voz, melodía eficaz y fluida y retazos de sus hits ochenteros.

Mas eléctrica es "Moonshine", y más pausada, relajante y predecible, con órganos que recuerdan otros tiempos (Discovery), y sección instrumental celta, o que pretende serlo.

Bonita pero rutinaria con una falsa guitarra distorsionada dando ritmo a la melodía y nuevamente una pretendida fiereza guitarrera en el solo la excesivamente larga "Castaway". Pop de fácil melodía y rápido paso en las bonitas e inofensivas "Minutes" con guitarras que nuevamente miran a aquellas del medieval Discovery, la más lenta y oscura "Dreaming In The Wing", que resulta aburrida a pesar del efectivo y efectista solo guitarrero, "Nuclear" tambien aburre pero cuenta con algo de pasión en la fenomenal voz de Luke Spiller que recuerda la vocalidad baladística propia de Mercury.


Visión a sonidos tecno-guitarreros ochenteros que poco o nada aportan a la insulsa "Chariots", rellenada con ticks sonoros a lo "Five Miles Out" y más tedio en la balada que de lenta se desparrama melódicamente y que es inexplicablemente larga "Following The Angels", "Irene" quiere ser más rockera, guitarras mas sucias y voz arenosa en una pieza que no va mas allá de un plomizo sonido y un insípido estribillo.

Y punto final con una balada apoyada en teclados tenues y ambientales y la voz, bonita y de medios del joven descubrimiento de Oldfield, lenta y lírica despide un disco agradable y sin pretensiones que solo se complica la vida en la que da título al trabajo "Man On The Rocks", que se trata del mejor momento del disco, épica y solida, que intenta ir mas allá y lo consigue, que cuenta con vida, con latido, y personalidad, la única pieza del álbum que lo consigue, por ello la he dejado última en el comentario.

Si os apetece recordar al Mike de Five Miles Out, Crises, Discovery o Islands pues lo escucháis, no creo que os aburra, pero me temo que no tardaréis en olvidarlo y pasar a otra cosa...


©Addison de Witt

28 comentarios:

  1. Addi de mayor quiero escribir como tu. Eres el puto amo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero procura hacerlo con mas celeridad porque no me he dado cuenta de vuestros comentarios hasta ahora, siento la tardanza, tu no lo haces mal amigo.
      Saludos y gracias.

      Eliminar
  2. Sólo un torpe o ciego no puede ver lo que tiene delante. Y ésta es una joya, no salen discos así en años. Que le vamos a hacer. En España mucho furbo pero lo que es música.........

    ResponderEliminar
  3. Me sorprende esta review. Después de escuchar este disco durante varias sesiones, tengo que reconocer que es un álbum brutal. A mi me encanta el Odlfield de Amarok, pero siendo consiente de qué clase de disco ha sacado, opino que "Man on the Rocks" es un álbum de Pop rock sublime. Ya quisieran muchas de las grandes estrellas de este género hacer un disco así. Creo, francamente, que tu review no hace justicia ninguna a esta colección de bellísimas canciones, con sus complejidades armónicas, sus ritmos cadenciales, la riqueza tímbrica y la variabilidad melódica. Quizá habría que apostar por críticas más centradas en la musicalidad, no crees?

    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Musicalmente hablando este disco es mediocre, que para alguien con los conocimientos de Mike, no creo que haya tardado mas de un mes en componer, al menos la parte melodica. Este disco va a caer en un profundo olvido.

      Eliminar
    2. Como he dicho anteriormente a Anónimo para gustos estan los discos, yo entiendo que este album esta a años luz de ser brutal, pero solo es mi opinion, y es una opinión musical claro.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Pero señor anonimo, como puedes decir que este disco es una joya y que no sale un disco asi en años? Tu debes escuchar solo los cuarenta hijo, porque hay muchos discos que salen por ahi escondidos con musica realmente buena y artistas que se dan medio a conocer, pero caen en el olvido por culpa del facil acceso a la musica y la pirateria, y la musica comercial barata. Este disco de Mike Oldfield tiene de Mike Oldfield la portada. Es un disco generico, sin alma y musicalmente hablando mediocre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la musica la industria se termino comiendo al arte, y no se ha dado cuenta que dependen una de otra, pero si falta una todo se va al carajo, hoy la industria falla poque ha pasado del componente artistico.
      Saludos.

      Eliminar
  5. HAY HAY..Mike
    la verdad que la primera vez que lo escuché me gusto y me recordó muchas cosas de otros tiempos, pero profundizando me di cuenta que Mike no ha superado su perfil de otro discos , escuchando los viejos como Ommadawn y tubular bell me animo a decir que es superficial y quedara en el olvido, miestras lo disfruto por ser MIKE OLDFIELD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto no tiene nada que ver con aquello Fernando, ni tampoco con Crises o Discovery.
      Saludos y gracias.

      Eliminar
  6. Lo cierto es que compro solo los discos que realmente me gustan de principio a fin. Nada de dos o tres canciones. Sigo a Oldfield desde Tubular y he de confesar que me gustó mucho la epoca que comenzó con Five Miles Out, Crisis y Discovery. Después la formula dejó de funcionar en mi humilde parecer..., y Mike cayó en mi olvido hasta que volvió a los albunes conceptuales (que no todos). Pero..., llegamos a 2014, después de aquella apática Musica para las Esferas y me encuentro Man on the rocks que me parece una autentica pasada desde la primera escucha. No solo me recordaba a momentos de otros artistas que he seguido desde siempre (Man on the rocks en sus primeros compases tiene un aire a los Floyd the Wish you were here o Animals; Chariots me recuerda al rock adulto de Toto...) si no que además me alegra en cada escucha. Me parece un disco realmente redondo y he comprado la versión con las orquestales para disfrutar solo de la música, aunque Luke Spiller me parece uno de los mejores vocalistas para acompañar a Mike en este regreso suyo al buen camino. Siento contradecirte..., pero como tú dices, para gustos ...los discos.

    ResponderEliminar
  7. Compré el disco al dia siguiente de salir, si esperas Tubular Bell te has equivocado. La primera vez que lo escuché pensé, no es lo que esperaba, pero le dí un voto de confianza y volvi a escucharlo. Hoy tras escucharlo cantidad de veces, te absorbe y
    te das cuenta que es una gran obra hay momentos bestiales al escucharlo. El vocalista prácticamente desconocido tiene una voz embaucadora. Este Disco con una buena promoción si fuera solo del vocalista , hoy estaríamos hablando de otra cosa el problema es que es Mike Oldfield y esperábamos algo diferente. A mi me llena muchísimo este CD, hacer como yo seguir escuchándolo y cambiareis de opinión.
    Paco

    ResponderEliminar
  8. Si te gusta el Oldfield clásico y pensabas que estaba acabado despues de los infumables "spheres" y "light and shade", pues la verdad que es agradable de escuchar. A mi me gusta más que "Earth Moving" o "Heaven`s Open". Claro, no es Tubular Bells ni Amarok, y dudo mucho que el Sr. Oldfield vuelva a hacer algo semejante, pero es muy agradable. Canciones poperas con una gran voz y con un Mike Oldfield que vuelve a hacer solos de guitarra muy bellos y convincentes.

    ResponderEliminar
  9. Me ha parecido un disco agradable, sin grandes pretensiones pero para mi, como fan de MIke Oldfield, ha sido como retroceder unas dédadas y volver a disfrutrar de aquellas épocas pasadas donde esparabas el nuevo vinilo de MO como el que espera las vacaciones de verano. De todas maneras, creo que todos los trabajos de Mike Oldfield dejan siempre esas gotas de talento creativo de este genio de la música contemporánea. Unos más y otros menos....

    ResponderEliminar
  10. He sido un seguidor de Mike Oldfield por tres décadas, es decir, su música ha sido la banda sonora de mi vida, y la de mis hijos también. Soy probablemente el admirador número 1 de sus obras, pero debo reconocer que Man on the Rocks resultó ser algo inimaginable, algo impensable, algo que no calza ni cuadra dentro de la genialidad de Oldfield. Se advierte cierto talento en sus notas y acordes, pero está a años luz de la música que M. Oldfield nos entregó y a la cual nos mal acostumbramos. En cierta manera, es un abandono a sus seguidores, quienes esperábamos otra obra de arte. Hace cinco horas escuchaba Ommadawn, luego Incantations, luego The Lake, Hergest Ridge, además de sus perfectos singles To France y el insuperable y alegre Moonlight Shadow, entre otras maravillas. En definitiva, no puedo creer que el cerbro que creó dichas obras haya creado Man on the Rocks.

    ResponderEliminar
  11. Le perdí de vista con el TB 3 y la verdad es que se supera con cada disco, cada cual peor, por lo menos no nos ha regalado otra infumable secuela del tipo Tubular Bells 40 aniversario aunque tode se andara, que se dedique a navegar.

    ResponderEliminar
  12. Amigos: realmente me hace mucha gracia, al mismo tiempo que me sorprende, las críticas a Mike Oldfield y a este disco: que si ya no es el que era, que nada que ver con sus anteriores trabajos, que si blablabla...
    A Sergio le digo que el admirador nº 1 soy yo, no él. (se siente!!!) Tu llevas 30 pero yo llevo más.
    Vamos a ver; yo soy de Crisis, Five Miles Out, Amarok, Discovery (The Lake) principalmente.
    Qué os pasa a todos con Mike? Acaso este disco no es brillante, técnicamente excelente (MO es un tío de estudio).
    Lo cierto es que hasta para hacer este tipo de discos es un genio!! Por favor, dejad ya de críticas sin argumentación. No os dais cuenta de que él no hace música para "nosotros" que la hace para él!!. Le importa poco si es lo que esperabais, lo que quereis escuchar, ... .
    Con 'Amarok' le pasó algo parecido (aunque en otro sentido). Alguien tiene alguna duda de que Amarok es una obra maestra!!! Crreis que le preocupó a Oldfield si os gustaría? El hace la música que le apetece sentir a él mismo. Desahoga sus furstracciones, miedos, su pasado, .... Hace lo que quiere!! Dejadlo en paz!!! Es Dios y siempre lo será!!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo la mierda eres tú, eres basura de la red, y sabes por qué? porque no tienes capacidad de dar una opinión constructiva y te crees con la razón sin más. Sin embargo al calificarte a ti de mierda sé que acierto, no necesito decir más. Eres un sorete, jajaj. Ignoraaannnteeeee!!!

    ResponderEliminar
  14. Personalmente me decepcionó bastante el disco. Si esperabais un Tubular Bells o Amarok... nada que ver ni que se le parezca al estilo de antaño.
    Es como si mezclas a Michael Jackson con los Chunguitos. Nadie sabe que saldrá de ahí, pues ha pasado lo mismo con este CD.

    ResponderEliminar
  15. A mi me gusta, con lo cual ya no quedará en el olvido. Todo depende de cada tesitura, el tiempo, y solo él, juzgará lo bueno o lo decadente... Imagináoslo...
    Yo particularmente creo que todo lo que hace es bueno, eso es indudable..., que esperara algo más..., bueno, hay que conformarse, eso si, no esta tan viejo, acomodado tal vez... ahora sabe lo que le pedimos y pienso que todavía puede sorprendernos, inequívocamente...

    ResponderEliminar
  16. A mi me gusta, con lo cual ya no quedará en el olvido. No es lo que esperaba, pero ahí está, y tiene calidad, y se que todavía no esta tan viejo, todavía puede sorprenderme, como cual genio... Ya se cansará de tanta comodidad... Todos, de vez en cuando, miramos atrás para poder reconocer el ahora. Todo depende de cada tesitura, de cada gusto.

    ResponderEliminar
  17. pues a mi no me ha disgustado para nada.. que es repetitivo? quizás pero si acaso se plagia a sí mismo, y suena a su música, y sus canciones tienen un no se que que me encantan! Hay cuatro o cinco temas destacables, y quizás sí que pueda consideralo una especia de vuelta a sus discos de los ochenta... pero no hay que darle más vueltas... tiene un no se qué... que me encanta! ;)

    ResponderEliminar
  18. ...A ver, sigo a Mike Oldfield desde los tiempos de "Crises" y despues de publicar discos que en el mejor de los casos producian verguenza ajena ("Ligth & Shade") o fallidos como "Music of the Spheres" resulta que "Man on the Rocks" me hace disfrutar desde el primer momento como hacía años que no disfrutaba con este hombre. El solo de "Castaway" es de los que hacía años no escuchaba no sólo a el sino a gente como David Gilmour u otros héroes de la guitarra de la vieja escuela. ¿Obra maestra? no, desde luego, pero que una "tonteria" como "Sailing" cada día me guste mas quizá sea por algo ademas de tener un estribillo pegadizo.
    Sin duda su mejor disco desde esa bestia llamada "Amarok".
    SALUDOS.

    ResponderEliminar
  19. Yo sigo a Oldfield desde que cumplí 14 años y el primer disco que escuché fue Five Miles Out. Para mí no Mike Oldfield era un músico y buen compositor más. Su música me llegaba a lo más profundo con cada disco, y, como se ha dicho más arriba esperaba con ansia cada nuevo trabajo para ver que nuevas maravillas traía al mundo este hombre. Pero, a mi pesar, tengo que reconocer que la calidad de su obra descendió desde 1987 aproximadamente y solo en contadas ocasiones (Tubular Bells II, III, canciones sueltas de Guitars ha vuelto a encender en mí esa pasión maravillosa que despertaba su música. No he escuchado mucho este disco, pero me da la impresión de que Mike sigue buscando un Norte que perdió hace ya demasiado tiempo. Aún sigo esperando, como entonces, un nuevo disco que provoque esa explosion de sentimientos que yo experimentaba en mi ya lejana adolescencia. Perdón por ser excesivamente empalagoso, pero lo que Oldfield me hizo sentir con su música no lo he sentido con ningún otro músico.

    ResponderEliminar
  20. Enhorabuena por el artículo, yo no soy un experto, pero he de decir que me ha transportado a otro momento de mi vida en el que escuchar música no era tan fácil como ahora. Me ha traido grandes recuerdos y personalmente lo agradezco. El disco me ha encantado, pero he de reconocer que no llevaba ninguna idea preconcebida al respecto.

    ResponderEliminar
  21. Man on the Rocks, no el album, sino el single, es UNA OBRA MAESTRA. Hoy puede estar subestimada, como tantas obras de oldfield, pero sin dudas sera recordada. Lo mejor de Queen y Pink Floyd juntos.

    ResponderEliminar