jueves, 10 de octubre de 2013

Pearl Jam - Lightning Bolts (2013): Crítica del disco. Review


by Don Críspulo

Le va a caer palos por todos lados. Si me apuran, hasta más que a Backspacer. Y oigan, no diré yo que no sean merecidos, que la verdad es que Lightning Bolts entusiasmar, lo que se dice entusiasmar, entusiasma poco. Por lo menos así de primeras. Que además la gente se emociona, se ilusiona y crea unas expectativas que ni que estuviéramos en 1993, y tampoco es eso.


Pero vayamos al principio, o a la mitad, qué sé yo: Para algunos Pearl Jam perdieron la gracia después del Vitalogy, otros llegan hasta No Code y los hay incluso que llegan hasta Yield. Yo, sin embargo, he disfrutado, a veces más a veces menos, de cada uno de sus lanzamientos. Me gustan todos e incluso tengo por muy buenos discos el del aguacate o Riot Act. Simplemente no me hago ilusiones, acepto lo que viene y lo que ha venido ahora es un muy buen disco de Rock, de Pearl Jam en 2013, que no es moco de pavo.

Escucharán ustedes de todo, que al fin y al cabo la palabra fan viene de fanático. Que al disco le faltan guitarras, como si lo que sonara fueran trompetas, que le falta fuerza, que han perdido la magia o incluso que están acabados. Todo mentira, cosas de fans. O medias verdades, si ustedes prefieren. Lightning Bolt no entusiasma, ya lo he dicho, pero es que es lo normal después de más de veinte años de carrera y también hay que tener en cuenta que son señores de cincuenta años.

La verdad es que este es un disco muy bueno, con alguna que otra gran copla, que mejora, y mucho, con las escuchas y con alguna que otra novedad en el mundo Pearl Jam, como pueden ser ciertos amaneramientos comerciales, más estéticos que otra cosa, que a mí me gustan mucho, especialmente en “Sirens” y “Pendulum”. Que nunca había asociado tanto el nombre de Tom Petty al de Pearl Jam (escuchen ustedes “Let The Records Play y me lo cuentan) e incluso, obseso que es uno, veo a Rush en la maravillosa “Swallowed Whole”. Y no me nieguen que el nombre de Nick Cave no le vino a la cabeza al llevarse a la oreja “My Father´s Son”. Y todo eso sin dejar de ser Pearl Jam. También hay cosas de las de toda la vida, como el single de adelanto “”Mind Your Manners” y “Getaway”, puro Pearl Jam del siglo XXI, que no deben dejar decepcionado a nadie. Y maravillas como ese final con “Yellow Moon” y “Future Days”, con las acústicas reinando.

Lightning Bolt es un disco comercial, más Pop, pero sin perder nunca la esencia de la banda, con unas guitarras que, como siempre, suenan fantásticas en las manos de Gossard y McCready, sin relleno, con doce coplas variadas y que algo tendrá cuando no puedo parar de escucharlo.

©Don Críspulo

3 comentarios:

  1. me parecio un buen disco muy interesante y bien arreglado no se por que a mi se me hace muy parecido a binaural que arranca con 3 temazos rockeros y termina con un par de baladas al final como binaural solo que las 2 ultimas canciones de lighting bolt me aburren el resto del disco me parecio mucho mejor que backspacer

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada, le tengo ganas, estoy esperando a la semana que viene, pero tengo ganas lo confieso, despues de esta crónica tengo mas aun si cabe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece un buen disco. Como fanático total siempre quiero más, pero me conformo con que sigan publicando estupendas canciones, algunas de las cuáles has destacado. Gracias por hacer una crítica tan benigna, el álbum no le va a gustar a casi nadie. Yo lo escucho a diario y espero que en el próximo concierto toquen muchas de estas.

    ResponderEliminar