domingo, 28 de abril de 2013

Microrrelatos - Basura Espacial (76): Vida



Vida

INSOMNE, corría a golpes de voluntad, desplazando su cuerpo maltratado a través del bosque, intentando evitar sin suerte los leñazos furtivos de las ramas en pleno rostro, ya totalmente arañado, lacerado. Huía del griterío lejano y de ladridos de perros incansables. Portaba tan sólo su ropa destrozada, hecha jirones, su corazón herido latiendo con violencia todavía, sus ojos desorbitados buscando la luz de una salida imposible. Un disparo certero con su hilo finísimo lo hizo caer en un charco de miseria. Allí quedó su cuerpo hundido, solo, inmóvil, exánime. Pero él siguió avanzando. No mucho, apenas diez o doce metros, el tiempo justo para volver la mirada hacia aquel saco de sombra perdido entre las zarzas que era su cuerpo muerto, mientras su aliento se desvanecía tristemente en la leve mañana, absorbido por las primeras luces del alba.

©Ángel Carrasco Sotos


2 comentarios:

  1. Hola, Ángel.

    Ejem, te diré lo que a mí me sugiere (que seguro que nada o poco tiene que ver con tu idea).

    A mí me sugiere un hombre que huye de un grupo que le persigue con perros. Podría ser un preso que está escapando o un científico que no está de acuerdo con las pretensiones de una farmaceútica... Qui lo sa.

    Tiene tantas ansias de libertad que, a pesar del pedazo de tiro que le ha roto la vida, su espíritu sigue y sigue corriendo hasta fundirse con la primera luz del día.

    Seguro que no acerté ¿o sí?


    Besos, Ángel.

    Me gusta mucho porque leyéndolo visualicé muchas imágenes y eso es por la pluma (¡eh!, lo de la pluma es cariñoso, no pienses mal)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con lo de la farmacéutica. (Me mosqueó lo de la pluma; luego respiré al leer la aclaración, uf).
      Besos, Tow.

      Eliminar