ZEPPELIN ROCK: Crítica de ESPAÑA SALVAJE. LOS OTROS EPISODIOS NACIONALES, editorial Felguera

domingo, 2 de febrero de 2020

Crítica de ESPAÑA SALVAJE. LOS OTROS EPISODIOS NACIONALES, editorial Felguera



Estaba en boca de algunos y había causado algunas encendidas declaraciones cruzadas. Terminada la obra, que he leído íntegra (y pacientemente), tengo que decir que me ha defraudado bastante. Más que nada porque uno esperaba otra cosa muy distinta a lo que el título sugería: España Salvaje. Los otros episodios nacionales. Uno confiaba en encontrarse con un repaso de nuestra historia (reciente o no) en donde se pusiese de manifiesto esa faceta salvaje de la que España ha sido protagonista, es decir, la que ha infligido daños a diestro y siniestro, la España que ha perpetuado el horror a lo largo de una serie de episodios históricos de los que aprendiésemos algo, algo de lo que fuimos y algo sobre lo que aún (quizá) seguimos siendo: un repaso, en definitiva, de una España negra con datos conocidos mezclados con información menos conocida (si no, ¿para qué publicar un libro, si este no aporta nada nuevo?). Poco de esto ha ocurrido. Todo ese inicio en que se incide en la presencia de la muerte en la esencia y devenir de lo español se queda a las pocas páginas en agua de borrajas. Utilizar el título galdosiano es solo un reclamo para “tontos” (como yo, supongo), y la morbosa portada de Millán-Astray (el fundador de la Legión) ni te cuento. En fin, en fin... Historia y fundamentación de la legión, el falangismo y el fascismo en España entre palos de ciego y a salto de mata, tratando aspectos concretos de cada cosa que (re)toca aquí y allá. Poco más. No esperen otra cosa. O, al menos, no esperéis de ella lo que yo esperaba.


No cabe duda de que hay algunos capítulos interesantes (eso que ya se expone en nuestro Lazarillo: esto es, que no hay libro por malo que se que no contenga alguna cosa buena), pero la obra, en sí, es un mero centón, un conjunto de artículos ya publicados, fragmentos de obras, etc. que se han recortado para luego ser pegados aquí descuidadamente, sin mucha unidad. Y es que, muchas veces, uno no ve un hilo conductor, una línea en que la lectura (o la escritura) fluya con naturalidad. Muchas fotos, eso sí, de cierto interés, pero en más ocasiones de las convenientes pegadas en este "álbum" aleatoriamente. Por supuesto, uno siempre aprende de todo, y puede también cribar o centrarse en lo que le interesa, pero al final esto se redujo, en mi particular caso, a un 20% (ya lo podrá comprobar el no avisado lector).

No es un libro ameno. No es un libro para regalar a un ser querido (¡cuidado, que le dais el día!). Es un libro tostón, tocho, para nada divulgativo (como se pretende) en el que uno puede rescatar algunos datos interesantes o algo novedosos, pero nada original (hasta el miniprólogo de Jorge "Ilegal" Martínez se percibe de puro compromiso en alguien que ni siquiera ha leído entera la obra, y lo comprendo al pobre). Un centón, ya digo, tan solo una serie de citas y recortes más o menos extensos, a veces inconexos e inexplicables en el contexto en que aparecen (el titulado “Última entrevista con Bensalem Al-Jabri” es de traca; y no es el único). A medida que uno va avanzando en su lectura se plantea, al paso, cuál es la finalidad del libro, a dónde quiere llegar, qué pretende transmitir… (y es que el batiburrillo es tipo menestra, muy vegetal: escrito por mil manos con material de aquí y de allá, al final termina siendo... pues eso, un barco a la deriva, algo muy similar a un bodrio de intención difusa, en la que uno puede leer, incluso, que Miguel Hernández fue fusilado en el penal de Ocaña (sic)).

Y, sin embargo, hay algún artículo que vale la pena; aunque el conjunto apunte, como digo, a un puro despropósito (y no hablo de su general posicionamiento político –con el que uno puede incluso comulgar en ocasiones–, sino de la composición de la obra). Es mi opinión, y ahora ya, cada uno que haga lo que quiera (leerlo o no), pero lo que leeréis no "corta la respiración", como nos asegura el amigo Jorge en el prólogo, a no ser por las razones ya expuestas. Faltó salvajismo y sobraron páginas; muchas).

2 comentarios:

  1. en pocas ocasiones comentas un libro de los que estas leyendo,y este en especial me habia llamado la atención y con eso titulo tan salvaje,una pena que no sea lo que proclama ,he estado a punto de comprarlo...por cierto....y el de crónica de una España negra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón. Pocas veces lo hago por falta de tiempo más que nada. Y ayer me dio por poner la crítica de este. El que me dices a mí me gustó. Es un repaso por los más famosos asesinatos en España desde el último tercio del siglo XIX hasta los años 80 del XX (más o menos, no recuerdo de memora). Además lo compré de segunda mano por un precio módico. Si te gusta el tema, pues creo que te gustará. Por cierto, no hace mucho que hice la crítica también de este http://www.zeppelinrockon.com/2020/01/miguel-romero-maria-cristina-de-borbon.html

      Eliminar