jueves, 14 de noviembre de 2019

LOS MEJORES DISCOS RECOPILATORIOS (más allá de los Greatest Hits)


por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos




Bien, desconozco si la presente infracción puede ser motivo de retirada del carné de rockero o, cuando menos, de una considerable fracción de puntos del mismo. Qué quieren que les diga, lo confieso: No me gustan los recopilatorios a modo “best of”. Me provocan un rechazo importante; siempre los he visto como evidente ejemplo del lado que más detesto del mundo de la música: el que prioriza billetes a músicos, el que asocia el factor humano a números y el que encorseta canciones en doscientos segundos avasallando parcial o totalmente la idea original de lo que debería importar en todo esto: las canciones.

Como todo en la vida, hay excepciones, y caer en la generalización suele ser sinónimo de error. Sucede que circulan por ahí (algunos más difíciles de encontrar que otros) unos cuantos recopilatorios que me parecen más que interesantes, de esos que vale la pena reivindicar por motivos varios. Si todavía no he sido descuartizado por lo comentado anteriormente, vamos a ello:


LOS MEJORES DISCOS RECOPILATORIOS
(más allá de los greatest hits)



Extras – The Jam



Fabuloso recopilatorio repleto de sabrosas demos como la de Thick As Thieves (siento debilidad especial por ese tema), versiones como la de And Your Bird Can Sing o caras B de la calidad de Butterfly Collector. Una maravilla


In The Attic (Alternative Recordings 1985-1989) – R.E.M.



Selección delicatessen de grabaciones acústicas, en estudio de manera informal, de mis añorados R.E.M. durante la segunda mitad de los 80. No faltan versiones como el Toys In The Attic de los Aerosmith, o improvisaciones en medio de una jam como la que se marcan en ese bonus track glorioso que es Time After Time Etc.


Mi Muñeca – Cecilia



Demos de canciones que no habían visto la luz anteriormente y canciones sin censura (se acabó aquello de algún desliz inconexo en Dama, Dama) para hacerle justicia a mi cantautora favorita. Pasad directamente de la portada al contenido. Repetiréis.


Singles Going Steady – Buzzcocks



Estallidos punk irresistibles como ese Orgasm Addict con el que se abre el LP, que previamente no habían aparecido en ningún disco de estudio, mezclados con clásicos como You Say You Don’t Love Me o la eterna Ever Fallen In Love. Adictivo.


Relics – Pink Floyd



Singles al más puro estilo Syd Barrett como See Emily Play (tremenda canción) bien acompañados de temas enormes como Interstellar Overdrive, para formar una joya donde tampoco faltan caras b de la calidad de Careful With That Axe, Eugene. Ideal para acercarse a los Pink Floyd más psicodélicos.


Para No Olvidar – Los Rodríguez



Clásicos como Mi Rock Perdido, 10 Años Después o Mi Enfermedad rodeados de temas inéditos (gozoso Hablando Solo) y grabaciones en directo, con un DVD a la altura de las circunstancias. Hay quien afirma que sobran videoclips y faltan más vídeos en directo. Estoy de acuerdo, pero igualmente este documento es una joya.


Highlights From The Pearl Sessions – Janis Joplin



Jugoso documento de grabaciones primitivas de lo que se convertiría en el disco póstumo de Janis Joplin, editado para el Record Store Day de 2012. De haber tenido plato en aquel tiempo, estaría en mi estantería, porque es un LP de obligada escucha.


Meaty, Beaty, Big And Bouncy – The Who



Otro de los indiscutibles es esta reunión de enormes singles por parte de uno de los grandes grupos de la historia. Substitute, Can’t Explain, Pictures Of Lily… la alineación es de las que deja sangre en el marcador, como diría Quique González. Esencial.


From The Beginning – Small Faces



Canciones enormes de las que salvan vidas que datan de los primeros años de los maravillosos Small Faces, a los que nunca deberíamos dejar de reivindicar. Joyas como Hey Girl se unen a singles de éxito como All Or Nothing en un discazo.


Acoustic Motherfuckers – The Rolling Stones



Rareza entre rarezas, le debo su descubrimiento a un usuario de Twitter cuya cuenta pasó a mejor vida (otra cosa más enterrada por Keith Richards). Son grabaciones acústicas de la mejor época del grupo: finales de los 60 y principios de los 70, junto con varias tomas nuevas que hicieron un año antes de la salida de este tremendo documento, en el 93. Se puede escuchar en YouTube, algo muy recomendado.


Lost Crowes – The Black Crowes



Documento diseñado para volar cabezas con ingredientes irresistibles divididos en las famosas Tall Sessions del Amorica y las Band Sessions del Three Snakes. Gemas ocultas de la categoría de Tornado o Peace Anyway desfilan por este lanzamiento esencial para fans del grupo en particular, y de la música en general.


Time For Heroes – The Libertines



Caras B repletas de la furia de sus primeros años unidas a canciones enormes como Don’t Look Back Into The Sun, que nunca habían aparecido en un disco de estudio, bien rodeadas de himnos como la que titula esta recopilación o Boys In The Band.


Black Market Clash – The Clash



EP que perfectamente se puede considerar como LP, contiene una serie de rarezas en forma de joyas a lo Bankrobber o Capital Radio One que, sin ser protagonistas absolutas en la discografía de los Clash, se disfrutan enormemente teniendo en cuenta la enorme magnitud del grupo del que hablamos: el único que importa, ya saben.


The Basement Tapes – Bob Dylan And The Band



Las famosas cintas del mejor sótano del mundo vieron la luz por vez primera en 1975, aunque se habían grabado en la época del verano del amor. Qué se puede decir de este tremendo LP… adoro las composiciones de Richard Manuel en este disco, como Orange Juice Blues, pero sobre todo ese Tears Of Rage que aún me mata.


1967-1970 – The Beatles



Creo que este no necesita explicación alguna, pero de todas maneras yo voy a aportar varios argumentos. Lady Madonna, Hey Jude, Don’t Let Me Down. La sola presencia de esos tres himnos convierte este disco azulado en mi recopilación predilecta de los Fab Four.


Endless Harmony Soundtrack – The Beach Boys



Esta recopilación, con demos gloriosas de Do It Again o Heroes And Villains o tomas en directo de la inmortal God Only Knows, supone para mí un DeLorean directo al salón de mi casa, con mis padres bailando. Música, o vida, llámenle como quieran.


The Kink Kronikles – The Kinks



Una colección maravillosa de canciones de mi banda favorita. Joyas ocultas como Wonderboy, She’s Got Everything o la eterna Days se rodean de maravilla de himnos como The Village Green Preservation Society o Sunny Afternoon. Long live The Kinks!


Tracks – Bruce Springsteen



Caja entre cajas, recopilatorio entre recopilatorios, con canciones tan enormes como Thundercrack, que invitan como mínimo a pensar en la dudosa validez del que decidía qué canciones entraban en los discos del Boss. Un documento para escuchar a fuego lento.

------

Una vez más, incapaz de cuadrar un número redondo, me han salido 18 discos recopilatorios. Maravilloso que, hablando de grandes éxitos, me haya salido un número de discos no apto para recopilaciones. ¡Viva la música!

4 comentarios:

  1. el mejor recopilatorio judas priest -hero hero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos colores, pero siendo los Judas mi banda favorita del heavy, jonestamente nunca me ha llamado la atención ese recopilatorio. Soy más de los que ofrecen caras b, grabaciones en directo o rarezas varias en definitiva. Saludos!

      Eliminar
  2. Band de The Black Crowes no pertenece a las sesiones de Three Snakes porque se grabó un año después del citado álbum

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, mi cabeza me jugó una mala pasada. No sé por qué pensaba que el Three Snakes era de mi año, el 97, pero fe de erratas: es del 96, un año antes de las Band sessions. Muchas gracias por comentar, saludos!

      Eliminar