lunes, 4 de noviembre de 2019

LIAM GALLAGHER - Why Me? Why Not. (2019): Crítica review


Por Esteban Martínez (@EMartineC)




Decimos en Chile que “ya pasó la vieja” haciendo alusión a una situación que tuvo su momento y simplemente ya pasó. Y eso es lo que ha ocurrido con Liam Gallagher y su carrera post Oasis. Ya sea junto a su efímero proyecto Beady eye o en solitario, el inglés no ha hecho durante esta década sino confirmarnos que lo suyo va y siempre irá por donde siempre: rock & roll simplón y melódico, a veces en plan balada, a veces metiendo más guitarras, pero siempre apegado a un manual del que no pretende (o no puede) escapar. La explosión por tanto ya pasó, Liam (sin Noel) es y será esto: un conjunto de cancioncitas.




De ahí que, disco a disco, el asunto se remita únicamente a disfrutar con su presencia, que siempre es un gusto tenerlo en un pie más que aceptable, y verificar cuántas canciones de su nuevo álbum logran dar con la tecla adecuada. Y acá hay canciones que valen, como esa partida a cargo de ‘Shockwave’ (donde apreciamos como aún puede subir tonalidades y defenderlas adecuadamente), en el enorme medio tiempo (violines incluidos) que es ‘One of us’ (con una emocionante dedicatoria a su hermano Noel en la que debe ser la mejor canción en la carrera de Liam), la rabiosa ‘The river’, la dinámica ‘Halo’, con ese piano de cantina que acompaña constantemente y plagio a la melodía de ‘Let’s spend the night together’ de los Stones incluido o la psicodelia ‘Meadow’ y ese exquisito cierre beatlesco que nos regala. ¿Y el resto? Va por donde siempre: el estrofa/puente/coro clásico que se repite hasta la saciedad y la constatación de que más allá de tres o cuatro canciones que seguramente aparecerán en sus conciertos, Why me? Why not. mucho más no nos dejará, asunto que ciertamente al mismo Liam lo tiene sin cuidado.




A destacar la producción del álbum, que logran hacer lucir bien a un cantautor que, lejos de la imagen que constantemente gusta proyectar (la del tipo serio, tosco y duro), en su música no hace sino reflejar lo que en realidad es: un dulce y meloso gatito, como todos, ¿no?

1 comentario:

  1. suena a poco entonces... igual nunca me gustó Oasis pero alguna que otra canción solista de su hermano si... en fin, saludos...

    ResponderEliminar