lunes, 18 de noviembre de 2019

EXHUMED - Horror (2019): Crítica review


Por Esteban Martínez (@EMartineC)




Deberíamos comprobar la trayectoria que emprendieron Exhumed tras el notable Death revenge (2017) y verificar, de paso, si han sido capaces, tras tantos años, de sostener el buen nivel. Grata sorpresa nos hemos llevado a constatar que, lejos de regresar con una continuidad fácil, los estadounidenses se han esforzado en esta ocasión por dar un giro y entregar un álbum mucho más cercano al gore metal, una brutalidad que esta vez acelera a fondo y apunta directo al cráneo, con canciones que no sobrepasan los dos minutos de duración y que en el global rinden culto a las temáticas de terror en VHS. Todo muy retro y bien logrado.



Queda claro por tanto que la banda liderada por Matt Harvey no se ha complicado demasiado a la hora de componer este disco y, a diferencia de lo realizado un par de años atrás, se han lanzado en la búsqueda de un sonido mucho más violento y directo, aunque también más simple. En este sentido, el álbum no regala segundo de tregua, y desde la agresiva partida a cargo de ‘Unsound’ (con tremendo grito incluido) el asunto queda clarísimo por donde irá: estrofa + coro gutural + solo, un par de vueltas y fin. De igual forma ‘Ravenous cadavers’ + ‘Scream out in fright’ con sus agresivos trabalenguas no darán respiro y el asunto no se moverá de ahí. ‘The red death’ será la más extensa del disco acercándose a los tres minutos y le seguirán los cuatro segundos (si, son cuatro segundos) de ‘Utter mutilation of your corpse’, pero más allá de la extensión de las canciones estas sonarán todas muy similares, alternando chillidos y guturales constantemente, metiendo un solo por aquí, algunas frenadas bruscas por acá pero siempre dentro de una misma línea.



Curiosamente los bonus que trae la edición limitada , principalmente ‘Crypt of terror’ o las singulares vocales de ‘Re-entry and destruction’ me han parecido más que interesantes y habría agradecido estuviesen en el disco aportando algo más de diversidad a un disco que está bien pero que en el afán de sonar siempre brutales les ha quedado algo monótono, sobretodo en su segunda mitad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario