jueves, 10 de octubre de 2019

Los 25 mejores discos de la década: D.E.P. 2010’s (2010-2019) - Playlist


por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos




En apenas unos meses se acabarán los surcos restantes de la década de los 2010. Sucede que la cabra tira al monte, yo a las listas, y aquí estamos con 25 discos para intentar resumir estos últimos diez años musicalmente hablando. Es cierto que la música no se ha portado del todo bien en los últimos tiempos: Lemmy, Tom Petty, David Bowie, Alvin Lee, Leonard Cohen, Malcolm Young, Amy Winehouse, Jack Bruce… y cada vez más leyendas aumentando la lista. Pero qué demonios, quedémonos con la parte positiva de la vida, como bien nos enseñó ese peliculón que es La Vida de Brian. Advertencia: esta lista llegó a sobrepasar los 100 discos y finalmente se ha quedado en 25. Si no está el disco que esperas, me lo puedes agradecer con un bonito insulto. Enlace a playlist para valientes al final. ¡Música!


Los 25 mejores discos de la década
(D.E.P. 2010’s (2010-2019))


Motörhead – Aftershock

Llevas 20 discos de estudio a tus espaldas y sacas Aftershock. Con un sonido sucio y canciones recién salidas del infierno, es un disco preparado para estallar si se escucha al volumen necesario. Diseñado para no dejar una sola cabeza sin volar.




Blackberry Smoke – Holding All The Roses

Uno de los nombres propios de los últimos años. He dudado mucho sobre qué disco poner por la calidad de sus discos hasta el momento. El futuro pasa por sus guitarras.



Adele – 25

Indiscutiblemente, se trata de una de las voces del momento. Más allá del famoso single de adelanto, en este disco las canciones se erigen como protagonistas absolutas de las historias que cuentan, con una cohesión que no terminaba de quedar patente en 21, su predecesor.




Florence + The Machine – Ceremonials

Hablando de voces actuales, la de Florence Welch es otra de esas fuerzas de la naturaleza concebidas para conquistar. Con este segundo álbum la conquista del mundo es el único objetivo, con argumentos tan sólidos como las enormes canciones que lo componen para llevarlo a cabo. Calidad y grandilocuencia, juntas de la mano.




Foo Fighters – Wasting Light

A guitarrazo limpio, grabado todo de manera analógica con una producción bestial de Butch Vig, se trata de un disco de rock mayúsculo. Canciones donde el acelerador supera el marco de la legalidad y medios tiempos que vencen y convencen en un disco incendiario como pocos.



Leonard Cohen – You Want It Darker

El canto de cisne perfecto, poesía y canción fundidas en una sola entidad que fluye como un río de caudal escaso por los surcos, a lo largo de los treinta minutos que dura esta joya. La colección de canciones de este LP, (ojo a la cruda Leaving The Table) constituye un perfecto salvavidas al que agarrarse cuando no todo va bien.




Morgan – North

Uno de los debuts de mayor talento en el último cuarto de siglo. Un manantial de voz que va de la mano de unas canciones dotadas de una personalidad abrumadora, apostando por las emociones como soporte vital. Noticias como la irrupción de esta bandaza en el panorama nacional son siempre bienvenidas.




Christina Rosenvinge – La Joven Dolores

Hace tiempo ya que Christina Rosenvinge es una de las artistas con más personalidad de nuestro panorama. En este discazo entrega una colección de canciones cuya temática no tiene miedo de oscilar entre la biblia (Eva enamorada), el amor-odio fraternal (Jorge y Yo) o vivencias personales (Nuestra Casa). Para este disco, solicito un billete solamente de ida.




David Bowie – The Next Day

El Duque Blanco tiene a sus espaldas una de las trayectorias más brillantes de todos los tiempos, y eso no es una opinión. Entre obras como la trilogía berlinesa, los discos de comienzos de los 70, esa fase de reinvención constante en los 90, frente a contadas excepciones como ese Never Let Me Down un tanto decepcionante, este LP pertenece a la categoría de los primeros: un disco a la altura de obras maestras.




Quique González – Me Mata Si Me Necesitas

No son pocas las ocasiones donde surgen discos inmortales a partir de momentos de hundimiento en lo personal. Este es el perfecto ejemplo: perder un padre, independientemente de cuándo suceda, es como mínimo desgarrador, y este disco tiene mucho de eso: desnudarse a corazón abierto para soltar todo lo malo. Eterno.




Rival Sons – Feral Roots

Frente a esa imperiosa necesidad de encontrar el resurgir del rock and roll en bandas con un potencial que todavía representa una incógnita, ahí están los Rival Sons entregando unos discos rompedores repletos de canciones de las que patean estómagos, cabezas y otros miembros. Disfrutemos de ellos, qué menos.




Caitlyn Smith – Starfire

Uno de los últimos talentazos que me han volado la cabeza en los últimos años. Su primer disco es un terremoto de canciones que vuelan al son de su voz, que no duda en tomar las riendas sin disimulo. Tanto en baladas como en temas donde la sensación de vértigo constante es un hecho, el resultado es increíble.




Ilegales – Rebelión

Ilegales son una leyenda del panorama nacional, por muchas razones en forma de discos sucios amén de un directo arrogante y furioso. Este salvaje LP ayuda a que se les sitúe en el lugar de preferencia que merecen, con canciones que le miran a la cara a cualquier disco del grupo. Ahí reside gran parte de su mérito.




Lucinda Williams – The Ghosts Of Highway 20

Los grandes álbumes dobles de la música solo pueden estar compuestos por músicos enormes, y este es uno de esos casos donde se cumple todo. Lucinda, que acababa de perder a su padre, entrega una colección de canciones en un ejercicio de liberación artística como pocas veces se ha dado. Un disco de los que te rompen.



Bruce Springsteen – Wrecking Ball

Con este disco descubrí al Boss. Tenía 15 años cuando salió y me enamoré de él y de su música, empecé a bucear en el resto de sus discos… y me sigue pareciendo un buen disco. Aquí Springsteen arriesga con el sonido (ahí está Shackled And Drawn o ese Death To My Hometown) y, en mi insignificante opinión, acierta. Uno de los LPs a los que mayor cariño profeso.




Judas Priest – Firepower

Vuelta a las portadas clásicas de los Priest, mi grupo favorito en cuanto a heavy, en un disco que para muchos es una resurrección en toda regla. No comparto esa afirmación, yo me limito a disfrutar de un disco que te incendia los altavoces, auriculares y todo lo que pille a su paso. Qué gustazo ver a unas leyendas sonar así.




Josh Ritter – Gathering

Uno de esos tipos incapaces de sacar un disco malo, con una carrera apabullante a sus espaldas, este Gathering es uno de sus discos que más me gustan. Con un sonido que siempre se las arregla para sorprender, este es un disco para perderse cuando sientes que no perteneces a ningún sitio.




Arctic Monkeys – AM

Un paso de gigante en una trayectoria que siempre se mantiene álgida como pocas, con un disco donde la calidad no está reñida con la apertura a sonidos concebidos para estadios tan grandes como ellos mismos. Letras con las que es sumamente fácil identificarse y canciones que dejaron de serlo para convertirse en himnos.




Tom Petty & The Heartbreakers – Hypnotic Eye

Hay discos que suenan mejor de viaje, en la carretera, y siempre he pensado que esta despedida de Tom Petty gana mucho cuando suena con muchos kilómetros de por medio. Un disco que, realmente, consigue hipnotizar al oyente y trasladarle a otra realidad paralela, la que quieren Tom y sus eternos rompecorazones.




Extremoduro – Material Defectuoso

Cuando las canciones no abundan, pero sí lo hace el tiempo, y eso da como resultado piezas inmortales como el Tango Suicida, entonces no hay por qué preocuparse. Igualar La Ley Innata no estaba ni siquiera al alcance de Robe en aquel momento, pero este disco rezuma calidad por todos los compases.




Courtney Barnett – Tell Me How You Really Feel

Una colección de canciones que juega con una primera impresión aparentemente inofensiva, que con las escuchas aumenta hasta convertirse en un disco mordaz, con estribillos majestuosos y unos ritmos adictivos. Parecía difícil superar el anterior, pero cuando hay talento lo complicado pasa a ser utópico.




Ariel Rot – La Huesuda

Creo recordar que fue Juan Puchades quien escribió una vez, hace tiempo, que Ariel estaba grabando algunos de los mejores discos en español de los últimos tiempos. Basta con escuchar este colosal LP para darse cuenta de que, pese a que las radiofórmulas no abracen sus propuestas, su calidad está muy por encima de todo eso. Sentimientos y emociones a flor de piel, como casi siempre, con Ariel Rot.




Peter Doherty & The Puta Madres – Peter Doherty & The Puta Madres

Sabiamente rodeado de musicazos, con unos arreglos (mención especial para esos violines maravillosos) excelsos, Peter Doherty se saca de la manga un disco con unas canciones que le miran a la cara a la inmortalidad, reclamando un estatus en no pocas ocasiones perdido en la batalla con los focos y los escándalos. Enorme.




Brian Fallon – Sleepwalkers

Hay mucha vida más allá de Gaslight Anthem, y en este disco se demuestra. Canciones que rugen por sí solas, estribillos adictivos y unos arreglos que no están reñidos con una sobreproducción, por desgracia, más común de lo que debería en estos tiempos que corren. Una delicia.




Bob Dylan – Tempest

No tengo nada claro el orden de esta lista, pero sí creo que el número uno no tiene discusión y es para este disco inmortal de Dylan, a la altura de lo mejor de su carrera, que no es decir poco. Un LP que se valorará mejor con el paso de los años. Directo a la eternidad musical.



Lo prometido es deuda, si alguien se atreve… (playlist)

2 comentarios:

  1. joder estoy apañao.... ninguno de estos 25 me gusta nada de nada...mejor no critico la selección de artistas que te has marcado.....pero madre de Dios,tan mal esta el palmarés musical en esta década???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Critica lo que quieras, faltaría más, yo siempre acepto comentarios negativos. Yo opino absolutamente lo opuesto a ti partiendo de la base de que, hablando de rock, no habrá otras épocas como los 60 y 70.
      A mí estos discos me parecen trabajos importantes, pero honestamente me cuesta creer que no te guste ni uno de estos discos. Mis dos preguntas surgen a raíz de eso precisamente. ¿Cuáles son tus LPs favoritos? y ¿realmente has escuchado todos estos discos?

      Eliminar