jueves, 3 de octubre de 2019

ICED MAGNET - Inexperienced (2019): Crítica review


por Alberto Iniesta (@Radiorock70)
del blog Discos




Tiempos nuevos, tiempos salvajes... y tiempos ignorantes. En una época donde el amarillismo sin contrastar tiene un impacto considerable, cuya responsabilidad se divide por igual entre moscas y bombilla, se agradecen discos como este debut de Ice Magnet titulado Inexperienced. Discos que, grabados de forma casera (ahí están algunos diálogos sobrevolando varias canciones) y repletos de imperfecciones, son un reflejo más auténtico en la era de las máscaras y la falsedad viajando a lomos del Auto-Tune.


Comenzando por el título, a juego con la metáfora de la portada, el disco en sí constituye una declaración de intenciones bien firmes desde el primer acorde, aunque quizá no sea esa su intención más inmediata: ese Prelude (To A Brief And Early Life) viene a reforzar la idea de lo que nos podemos encontrar en esta colección de diez canciones, que no es otra que la necesidad de transformar todos esos sentimientos que cualquier bicho humano puede haber experimentado en dos décadas de vida en forma de canciones. Lo interesante de este trabajo radica en esa búsqueda constante del sonido cuando estás a punto de grabar por primera vez. En ese sentido, aglutinar influencias tan dispares y variadas que van desde Animal Collective a Kasabian pasando por Radiohead con y sin fases experimentales, sin olvidar obras maestras como el Rain Dogs de Tom Waits, pues no es un asunto sencillo. El resultado final es un bonito caos con el añadido de contener trozos de vida en cada una de las canciones, algo que se agradece siempre a la hora de escuchar discos si eres de los que juntan emoción y canción como razón de ser.

Resulta llamativo así mismo que las temáticas del álbum no fluyan siempre en una única dirección, contribuyendo a que se contemple el disco como algo más completo desde todos los sentidos. Canciones como Ana (nada que ver con la conocida versión de los Beatles) huyen del transitado y conocido camino de las típicas canciones de amor de la mano de unos arreglos a la altura de las circunstancias, mientras que la sombra de la soledad es alargada en Unity, con un punteo por encima de florituras que luego se sobrecarga en exceso. Night es quizá la más maquetera del disco, si se me permite la expresión, y a medida que avanzan los segundos aumenta también su cohesión y su lógica musicalmente hablando, hasta la catarsis final. El minimalismo del ukelele en Puzzle Heart contrasta con la trama de la canción, abrazada a la tristeza como el tema de ExtreChinato y Tú. La conclusión final con Ivy Rings pide a gritos una continuación que llegará en un futuro no muy lejano, una vez que estas canciones estén rodadas y aparezcan más historias que contar y/o cantar.

En general, no se trata de un disco “fácil”. Cada canción es un capítulo que, una vez unidas, conforman la historia hasta el final. En algunos casos, como en Puzzle Heart y 5/7, se establecen ciertos nexos que comparten temáticas, pero en general es una colección de canciones que tiene sentido si se escucha completa. Llegados a este punto, conviene romper lanzas a favor de aquellas donde la voz se ve menos forzada. Es cierto que, en esta España mía, esta España nuestra no siempre ha sido necesario saber cantar para hacer el ridículo en viejos festivales como Eurovisión, y sin llegar a esos derroteros, las canciones hablan por sí solas y ganan enteros en aquellos momentos donde el peso del tema recae sobre la historia que se cuenta, y no sobre la voz.

Unity
https://open.spotify.com/track/19znpq4dNSvNU2ijwYn0RK

Puzzle Heart
https://open.spotify.com/track/35rsBA4cBhGqQBANdBEZ0X

Ivy Rings
https://open.spotify.com/track/4IGSgaOPdL5sIC4syT2Mu3 

No hay comentarios:

Publicar un comentario