sábado, 3 de marzo de 2018

Kiss - Alive! (1975): Crítica del disco (review)



por Rockología (@RockologiaTwit)
del blog Rockologia




Mediaba el año 1975 cuando un grupo de jovenzuelos llamados Kiss se rompía el culo por los escenarios de Estados Unidos dando grandiosos conciertos como teloneros de cualquier banda que se les pusiera a tiro. Esos tipos utilizaban maquillaje, botas de plataforma, uniformes, pirotecnia y eran ruidosos y gritones. Y aunque habían conseguido el éxito en directo, no había ocurrido lo mismo en las tiendas: sus discos no subían en las listas, no tenían un single rompedor. En fin, las cosas no marchaban, digamos, por la espuma.




La idea partió de ese cerebro de Casablanca Records, llamado Neil Bogart. Se le ocurrió trasladar esa fuerza de sus directos a un álbum. Contrató al genio de sonido Eddie Kramer y capturó cuatro conciertos entre mayo y julio de aquel año. Se acabó de mezclar en los estudios Electric Lady de Nueva York y salió a la luz en septiembre de 1975. En diciembre ya había vendido medio millón de copias y para enero alcanzó el platino.




Encontramos dieciséis temas de sus anteriores trabajos muy bien entremezclados, con mucha caña (aún no habían compuesto ninguna power ballad), que muestran su sonido rudo de hard rock setentero. Las guitarras de Ace Frehley y Paul Stanley suenan siempre en primer plano con un Peter Criss muy rítmico, con su toque rhythm and blues, que contrapesa el bajo de Gene Simmons. El trabajo de Ace, superior, siempre efectivo y marcando los solos de manera tremenda. Los cantantes (Gene y Paul sobre todo, pero también Criss) entrelazan sus intervenciones de manera acertada, haciendo de la combinación de sus sonidos otro aliciente para mantenerse en escucha constante.




Cómo no destacar algunos temazos míticos, pues contiene una piara de clásicos sucios y rocanroleros, tales como

Si nunca consideraste a Kiss más que como una banda de actores con pocas dotes musicales, dale caña a este directo y alucina. Rocanrol de verdad. En fin, que por mí os lo regalaba ahora mismito.

Visita Rockologia

No hay comentarios:

Publicar un comentario