viernes, 23 de marzo de 2018

Crítica de la película "Senso 45" (Tinto Brass, 2002): Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)





Como en la mayoría de las obras de Tinto Brass, el argumento de Senso 45 es lo de menos y en esta ocasión se centra en la relación entre la esposa de un prohombre de la localidad de Asolo y su amante, un oficial de las SS destinado en Venecia que la ha introducido en un mundo de perversión, erotismo y decadencia en el marco de la Italia fascista de finales de la segunda Guerra mundial. En fin, amiguitos, sexo y nazis, otra de las fijaciones de Brass.






Sin embargo, esta vez debo admitir que la propuesta del italiano me ha seducido más que otra anterior (en breve). Quizás sea porque bajo la primera capa de erotismo –que aún existiendo en esta cinta está incluso por debajo de lo que podríamos calificar de softporn- nos encontramos con el retrato de una sociedad, la italiana, que uno ha acabado pensando después de tantos años que no es que tenga una clase dirigente con ideas políticas sino que tiene una clase capaz de fagocitar los ideales que sean con tal de mantenerse entre los poderosos. Acostumbradas a ello están el resto de las clases, algunas combativas, otras resignadas y muchas de ellas tolerando los desmanes del poder a cambio de unas migajas.






Y me disculparéis, pero de nuevo viene a mi mente la imagen de Silvio Berlusconi. Total, amiguitos, que creo humildemente, aún a riesgo de equivocarme estrepitosamente, que –sin profundizar demasiado en todo ello, tampoco es cuestión de aburrir al personal- la película de Brass trata de ese tema y lo envuelve en una trama en la que la insatisfacción sexual de la protagonista –otra vez- le sirve de canal para explicarnos la historia. Visualmente me ha gustado también más que la primera. En resumen, que os recomiendo esta en caso que queráis ver un ejemplo light del cine erótico con pretendido mensaje de Tinto Brass. Para ejercicios onanistas quedaos con la de antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario