domingo, 31 de diciembre de 2017

Crítica de "Doomsday" (Neil Marshall, 2008): Review



by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)



La película de la que hoy os hablaré es Doomsday, una mezcla extraña de 28 días después, Xena princesa guerrera y Mad Max. Se trata de una cinta protagonizada por la bella Rhona Miltra en el papel de Comandante Eden Sinclair en la que encontramos algunas escenas trepidantes, explosiones, persecuciones y toques de humor negro. La historia que nos cuenta la película es la de un extraño virus que en Escocia mató a toda su población. Para protegerse, el gobierno de Londres separó el resto de la Gran Bretaña con una kilométrica muralla, esperando que muriesen todos los enfermos al otro lado de ella sin que la enfermedad les alcanzase a ellos.




Sin embargo, años más tarde, el virus ha llegado al mismo centro de Londres y el Primer Ministro y su asesor, un tipo sin escrúpulos, le cuentan a Sinclair –una militar excepcional de origen escocés que logró ser evacuada en helicóptero antes del cierre definitivo de la zona infectada- que un satélite ha detectado vida en Glasgow. Así pues, deberá trasladarse al otro lado de la muralla encabezando una reducida tropa de soldados de élite y traer consigo a alguno de los supervivientes, alguien que sin duda tendrá en su sangre el antídoto contra el virus.






En fin, piltrafillas, como podréis imaginar, la tarea no será fácil y –como si de un videojuego se tratase- hará pasar a Sinclair y sus acompañantes por diferentes peligros y escenarios. Doomsday no es la mejor película de tintes apocalípticos que he visto, ni tiene las escenas de acción más impactantes de la historia del cine reciente, pero os aseguro que –dejando a un lado un pequeño período en el que la trama parece que se pierde por sendas peligrosamente encaminadas al tedio- se trata de una cinta palomitera de calidad bastante distraída. Recomendada para amantes de la pirotecnia y los disparos y para quien quiera pasar un buen rato sin pensar demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario