lunes, 23 de octubre de 2017

Sam & Dave - Soul Man (Soul Men, 1967): Crítica review. Todo sobre la canción


por Tony Soulman
del blog Escuchate esto!




“La historia de Stax es sobre empoderamiento, oportunidades, resistencia,” dice Jeff Kollath, director ejecutivo del Stax Museum of American Soul Music. “Las oportunidades abundaban en aquellos primeros años de Stax. Si podías cantar, si podías tocar la guitarra, tenías posibilidades.” David Porter y Isaac Hayes podían escribir canciones, así que tuvieron su oportunidad. Eran capaces de componer, trabajar en cada etapa de la producción, decidían qué artista era mas apropiado para cada canción, producían la grabación, participaban de ella tocando, arreglando los vientos, incluso operando. Así se trabajaba en Stax.




La dupla empezó a funcionar en 1966 con un par de singles modestos para Johnny Taylor, pero su gran explosión fue con la sublime B-A-B-Y de Carla Thomas. “Se trataba de la música, el mensaje, la melodía, cada uno de esos elementos trabajan a un nivel emocional –explica Hayes-. Lo llamo seducción subliminal, hacer que te enamores de la canción y todo lo que la canción te produce.”




David Porter estuvo en Stax desde el inicio, ayudando en todas las áreas y trayendo a algunos de sus amigos al estudio, incluyendo a Booker T. Jones, Andrew Love y William Bell. Las canciones country & western no se vendían, y los chicos del barrio gradualmente iban moviendo el foco de la compañía hacia un r&b mas urbano. Llegaron los éxitos, con el instrumental de los Mar-Keys’ “Last Night” y “Gee Whiz" de Carla Thomas. Porter era el primer compositor estable del sello. Isaac Hayes participaba como pianista en algunas sesiones, y en algún momento comenzaron a trabajar como dupla compositiva... y todo empezó a funcionar. Hayes podía tocar cualquier instrumento y poseía una intuición de cómo todas las partes de una canción encastraban, cómo se construían los arreglos, y cómo hacer que los músicos obtuvieran los sonidos que estaban en su cabeza. Ambos entendieron cómo crear cosas mas grandes juntos que en forma individual. Y tal vez el hecho de no poder escribir música, los obligó a encontrar otras maneras de transmitir sus ideas a los músicos y cantantes. Porter describe su método: “Le indicábamos al bajista qué linea tocar, luego al guitarrista, los caños. Y luego las voces. Yo me paraba al lado del micrófono y dirigía al cantante como si estuviera dirigiendo un coro. Tuvimos mucha suerte de poder hacerlo así. Alguien podría decir que fuimos genios, pero no. Sabíamos lo que queríamos hacer y que lo conseguiríamos trabajando.”




SOUL MAN

Era el verano del 67 y Isaac Hayes estaba en Memphis viendo como Detroit ardía. Los noticieros reportaban incidentes masivos en la ciudad de los motores. Cinco días de violencia sin parar, 43 muertos, más de 1.200 heridos, mas de 7.000 arrestos y cientos de edificios en la ciudad era quemados. Es considerado el evento mas violento en lo que tuvo que ver con el movimiento de los derechos civiles, y también una fuerte prueba de que la tensión racial no se limitaba únicamente al Sur. Las noticias explicaban que los dueños negros de algunos locales de Detroit, escribían en sus vidrieras la palabra “Soul” o “Soul brother” para que los manifestantes no rompieran sus tiendas. Hayes recuerda en el documental "Respect Yourself: Stax Records and the Soul Explosion": “Entendía el poder de esa palabra. Wow, Soul. Soul. Soul man.” La frase quedó en la cabeza de Hayes que luego se la mencionó a su socio. David Porter. Juntos, compusieron una de los mas grandes éxitos de r&b de la historia, basado en una palabra y en lo que ella representaba.






Escrita, ensayada, grabada, impresa y editada casi dos meses después de las revueltas de Detroit, “Soul Man” es una firme y excitante canción de r&b del dúo Sam & Dave pero con la participación de casi todos en el sello. No deberíamos pasar por alto que el track fue grabado por un grupo de músicos tanto negros como blancos, toda una rareza en 1967, especialmente en el Sur. Aún así, había un grupo de músicos que encontraron respeto mutuo y una armonía racial en pequeña escala. ELLOS son los soul men. El tema abre con la guitarra de Steve Cropper que con solo un par de notas, define el sonido del rock sureño que vendría en los setenta. Pero eso es solo el principio. Cuando la banda entra, la canción cambia a un groove poderoso, y el ataque igual de salvaje de Sam Moore: “Comin’ to you, on a dusty road / Good lovin’, I got a truckload.” “Soul Man” fue un éxito en los charts por casi dos meses, fue el single mas exitoso que Stax había editado hasta la fecha, y aún permanece sólida como uno de los grandes clásicos del rock, una de esas canciones para las que no pasa el tiempo.





David Porter dice: “Con ‘Soul Man,’ nuestro propósito fue motivar a la gente durante un momento difícil en nuestro país. Si realmente escuchás lo que la canción esta diciendo, es que cualquiera puede ser un soul man.” Y tal vez por eso es que “Soul Man” es mucho mas que un éxito pop. Es una declaración de principios, que define a Stax, al soul sureño y a toda una generación de músicos, una canción que habla sobre cómo las canciones deben ser cantadas. Las tocás con agallas, con fuerza, con sentimiento, como si una guitarra filosa o una cruda frase de vientos o una sólida sección rítmica, pudieran resolver cualquier problema. Tocas cada nota, cantas cada línea, con el alma.




Algunas de las mejores composiciones de Porter y Hayes nacieron trabajando para Sam & Dave, dándoles una cantidad de hits que posicionaron al dúo como uno de los actos mas poderosos de la época — no solo “Soul Man” y “When Something Is Wrong with My Baby” y "Hold on, I'm coming", también “You Got Me Hummin’,” “Said I Wasn’t Gonna Tell Nobody,” “I Thank You”, “Wrap It Up” y “You Don’t Know Like I Know”.




En 1967, en una desprolija operación financiera que involucró a Stax, Atlantic Records, y Warner, Stax perdió todo su catalogo, así como también el contrato de Sam & Dave. Porter y Hayes escribieron algunos hits mas para otros artistas, pero sin la relevancia esperada. En 1969 Hayes grabó un álbum solista llamado "Hot Buttered Soul". El disco fue un éxito masivo, como Stax nunca antes había visto ni hubiera podido predecir, y muy rápidamente Isaac Hayes se convirtió en una megaestrella, sex symbol, referente de la moda, un ícono de la música negra a la altura de James Brown. Incluso ganó un Oscar por el tema de "Shaft" en 1972. David Porter también grabó un disco, pero fue opacado por "Hot Buttered Soul" y todo lo que trajo aparejado. Porter siguió en Stax, y cuando llegó la tormenta, tanto artística como financiera, puso dinero de su propio bolsillo para ayudar económicamente al sello, trabajó duro para mantener a Stax con vida. Aún así, Stax cerró sus puertas en 1976. El edificio original fue demolido en 1989.




Pero en 2003, abrió el Stax Museum of American Soul Music y en 2005, el Soulsville Charter School. Stax revivió desde sus cenizas, tanto como un sello discográfico, y también como una institución educativa. Existe también la MMT (Memphis Music Town), una organización que Porter fundó para dar igualdad de oportunidades educativas y musicales a los jóvenes de la ciudad. Isaac Hayes murió en 2008 y en agosto de este año se editó "The Spirit of Memphis (1962-1976)", una suerte de crónica musical de toda su carrera, una caja de 4 cds que revisa las diversas facetas de su música. Desde su presencia fundacional en Stax en su rol de compositor, músico y productor de los artistas del sello, sus singles como solitsta, covers y algunas rarezas. Isaac Hayes integra la lista de los principales responsables de dar forma al sonido de la música que hoy escuchamos. Además, es uno de los 20 artistas más sampleados de todos los tiempos. Así que no lo dudes y Escuchate Esto!






Fuentes:


No hay comentarios:

Publicar un comentario