sábado, 19 de agosto de 2017

Crítica de "La vida de los otros" (Florian Henckel von Donnersmarck, 2006): Reseña


por Möbius el Crononauta



Pues sí: con el nombre más cinematográfico y espectacular de los últimos tiempos, el director alemán Florian Henckel von Donnersmarck ha debutado con un largo de los que marcan época, cine bien entendido con (lo que escasea aún más hoy en día) un buen guion detrás y una historia en la mejor tradición europea. Ese oscuro período histórico de las dos Alemanias merecía una película como esta.




La extinta RDA contó con una de las policías secretas más temidas y eficientes de las dictaduras socialistas, la Stasi. En La vida de los otros Donnersmarck nos lleva a la Alemania oriental del Honecker, donde el Estado penetraba en cada casa y cada familia para erradicar cualquier postura disidente del camino marcado por el partido.




Aquí, sin embargo, se humaniza al aparato vigilante, esa (como dicen en la película) "espada y escudo del partido". Un capitán de la Stasi, fiel al partido, y que vive por el partido (magnífico resumen de una vida anodina y vacía en unas pocas escenas), verá cambiar su vida y sus convicciones cuando la humanidad de aquellos a quien vigila, en contraposición a la viciosa banalidad de aquellos para quien trabaja, le haga ver poco a poco el camino correcto.




No sé si los actores eran muy conocidos en Alemania, pero es gratificante ver cómo un reparto de desconocidos puede dejar tambaleando a producciones de mucho más presupuesto y con actores estelares. El comedimento, la aparente inexpresividad del capitán y como poco a poco cambia sin que apenas nos demos cuenta, dicen mucho a favor del tal Ulrich Mühe. Un diez para él.




Una de las películas (o tal vez la película) de aquel año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario