domingo, 16 de julio de 2017

Críticas de "El Espía" (Billy Ray, 2007) y "Art of the Devil" (Tanit Jitnukul, 2004): Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)




Comienzo con esta de espías, cuyo título original es Breach. El que recibió en nuestro país fue El espía. La película cuenta la historia de un agente especial del FBI al que, tras veinticinco años de servicio, ascienden a un puesto sin aparente relevancia. Paralelamente, a un agente de la escala básica que se dedica a hacer seguimientos en casos de contraterrorismo le cambian de destino, pasando a desempeñar labores de secretario del mencionado agente especial con el encargo de pasar información de éste a sus superiores. La película comienza por el final, con lo que el efecto sorpresa del desenlace parece no existir. Sin embargo, ¿es cierto lo que sabemos o creemos conocer?, ¿se trata de descubrir a un traidor o de montar un engaño que hunda la carrera de un hombre cristiano y familiar? Amiguitos, me gustó esta película, a la que, sin ser lenta, me atrevo a acusar de tener un ritmo pausado y de no profundizar demasiado en la mente del protagonista investigado, algo que hubiese agradecido. Le doy un notable bajo.


--------------------




Amantísimos piltrafillas, os voy a hablar ahora de The art of the Devil, una cinta de género gore a la que algunos críticos han calificado como obra maestra del cine de terror tailandés. Sin embargo, creo que no hay para tanto. No me malinterpretéis, la película no está nada mal, pero ni el nivel de los actores ni los efectos especiales ni la ausencia de originalidad de la historia la hace –desde mi punto de vista- merecedora de tan alta consideración. El argumento cuenta cómo una joven tiene una relación con un arquitecto rico, fruto de la cual queda embarazada. El hombre la humilla y deja que sus amigos la violen. Como es natural, la venganza de la ultrajada joven no se hará esperar. Las muertes se suceden y poco a poco una espiral de violencia y magia negra comenzará a involucrar a los familiares del arquitecto, que nada tienen que ver con lo que ha pasado. Poco a poco la historia se va complicando y convirtiendo en una película que, más que terror, es de esas que te mantienen en tensión. De hecho, aún siendo un film pretendidamente gore –aunque habrá a quien le parezca lo contrario- no aparecen demasiadas escenas sangrientas. En fin, amiguitos, distraída y –sin ser una obra de arte- muy atractiva para los que gustamos del género. El resto, abstenerse.

Visita el blog de King Piltrafilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario