miércoles, 26 de abril de 2017

The Partykillers - Barcelona, 20/04/2017: Crónica del concierto




Alfonso Díaz (del blog Rockeando)




Afortunadamente, parece que el talento, el trabajo y la dedicación siguen conviviendo en los locales de ensayo para propiciar que las nuevas bandas tengan la oportunidad de darse a conocer e insuflar una bocanada de aire fresco a una escena tan prolífica, variada y heterogénea como es la de la Ciudad Condal. Hacía ya bastante que The PartyKillers estaban dando forma y puliendo su personal propuesta, pero la entrada del guitarrista Sergio Sanz supuso el espaldarazo definitivo para que el quinteto barcelonés se pusiera las pilas. Así que tras poner a disposición del gran público algunas de sus composiciones a través de su página de bandcamp, finalmente The Partykillers se presentaban en directo en la Sala Monasterio del Puerto Olímpico.




Bien arropados por un buen puñado de amigos y conocidos, que se encargaron de dar calor y colorido a la velada, The Partykillers nos ofrecerían un show marchoso, eléctrico y, ante todo, divertido, en el que dejarían plasmadas en sus composiciones y covers algunas de sus influencias: Iron Maiden, The Ramones, Misfist, Ac Dc, y otras oscuras pasiones menos evidentes como pueden ser Mgtm, Depeche Mode, o la diva del pop Lady Gaga.

Ante una sala que registró una muy buena entrada, -teniendo en cuenta que la cita estaba programada para un jueves pasadas las once de la noche-, los protagonistas de la velada aparecían en escena para dar el pistolero de salida con su versión del clásico de Iron Maiden "Prowler", consiguiendo captar de forma inmediata la atención de un público que se mostró de lo más entusiasta y participativo.

Aunque durante los primeros compases del show la banda se mostró algo tensa y nerviosa, lo cierto es que poco a poco irían acomodándose sobre las tablas, especialmente su vocalista Álex Fábrega que se fue animando a medida que iban desgranando temas como "The Nightmare That Never Ends" y la coreable "Tonight", que les servía para presentarnos unas composiciones oscuras y marchosas junto a unos estribillos con gancho y pegada.




Pero, evidentemente, resulta muy difícil mantener un show con composiciones propias cuando el público todavía no las conoce. Así que la encargada de levantar los ánimos del respetable y ponernos a todos a botar sería su personal "Highway To Be Wild", que fundió la potencia riffera del clásico de la banda de los hermanos Young con la pegada de los estribillos del mítico tema de Steepenwolf. Aunque el ritmo del show fue trepidante, lo cierto es que temas como "Sucidal Driver" no acabaron de conectar con el público. Afortunadamente el show volvería a remontar con el adictivo tema homónimo que nos invitaba a todos a ponernos a cantar para convertirse en el preámbulo perfecto para su versión del "Horror Bussines" de Misfist.




No levantarían el pie del acelerador para dejar claras sus intenciones con “We Are The Party Machine”, que sonó como toda una declaración de intenciones. El momento emotivo de la velada llegaría con los aromas más baladísticos de "And Then Kiss Me", que nos permitía recobrar el aliento. Para encarar el tramo final de su actuación la banda se reservaría sus mejores composiciones y la versión del clásico de Depeche Mode “Never Let Me Down Again”. De entre ellas me quedaría con las tortuosas ambientaciones y los rotundos cambios de “Flying In Circles”, y las melodías a lo Maiden que marcaron "White Shadows", con el escenario cubriéndose de humo mientras Alex nos invitaba a aproximarnos al escenario. Una nueva versión en esta ocasión con el "Kids" de Mgtm, nos abocaría sobre la sorpresiva "Edge Of Glory" de Lady Gaga. Mientras que el fin de fiesta estaría reservado para la punkera "I Feel Allright".


Nadie se movió de su sitio, todos lo estábamos pasando en grande. Así que, pese a haber agotado todo su repertorio, la banda volvería a empuñar los instrumentos para volver a interpretar "Highway To Be Wild", que ahora si sonó rotunda y fantástica para poner el brillante broche de oro para la presentación en sociedad de The Partykillers. No esperes encontrar en sus composiciones grandes alardes técnicos ni enrevesadas estructuras. Pero si buscas una banda con la que tomarte unas birras, cantar y divertirte The Partykillers son la respuesta. Durante los próximos meses, el quinteto tiene previsto seguir dándose a conocer dentro del circuito de la Ciudad Condal, así que apúntate el nombre y cuando pasen cerca de tu casa se no dudes en darles una oportunidad. ¡La diversión está garantizada!

Visita Rockeando

No hay comentarios:

Publicar un comentario