sábado, 29 de abril de 2017

Crítica de "Un ladrón en la alcoba" (Ernst Lubitsch, 1932): Review


por Möbius el Crononauta



La película de Ernst Lubitsch Trouble in Paradise se conoció por aquí como Un ladrón en la alcoba, y quizá sea esta sea la película del director judío-alemán más aclamada por la crítica. El humor sublime y elegante de Lubitsch lo es aquí más que nunca (como, por ejemplo, esas pequeñas escaramuzas entre los dos pretendientes de Madame Colet), aunque tal vez no llegue, en mi opinión, a la hilaridad de Ser o no ser.




Protagonizada por Miriam Hopkins, que aparecía en una de las primeras versiones de Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, Herbert Marshall y Kay Francis, la historia giraba sobre un extraño triángulo amoroso que tras el código Hays sepultó la película durante décadas. La mano de Lubitsch queda patente en una escena bastante curiosa donde el personaje de Marshall, Montescu, sube y baja escaleras. Perfecta sincronización. Como curiosidad decir que la escena fue rodada por un doble ya que Marshall había perdido una pierna en la Primera Guerra Mundial.




Y es que cualquier director actual que quisiera rodar una comedia debería repasarse Trouble in paradise una y otra vez. El tempo, las bromas, los movimientos, todo encaja a la perfección. La escena con el policía y el traductor italianos, o el diálogo entre Hopkins y Marshall mientras cenan... sencillamente no se puede hacer mejor. O cuando Lily, el personaje de Hopkins, llama por teléfono y nos encontramos con una imagen que no esperamos, uno no puede más que sorprenderse ante la modernidad de semejante gag. De hecho, es en esta película donde probablemente el espectador mejor entienda el porqué de la admiración que Billy Wilder profesaba a Lubitsch. De hecho, el final de la película es puro Wilder.




Trouble in paradise, más que una película, es un perfecto mecanismo de relojería. Los que admiren el estilo del viejo maestro Wilder deberían echar un vistazo a sus raíces y hacerse con ésta película cuanto antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario