domingo, 23 de abril de 2017

Crítica de "Izo" (Takashi Miike, 2004): Film Review


by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)





En su día, la visión de Three Extemes me hizo reencontrarme con el conocido Takashi Miike. Así que os voy a hablar ahora de una cinta de este último cuyo título es Izo. Y si el tipo es ya raro por lo general, al parecer, amiguitos, esta es una de esas obras del japonés que se hace difícil de digerir. Os cuento.

Todo comienza con unas imágenes extraídas de una de esas antiguas películas en blanco y negro de educación sexual, con diagramas y explicaciones sobre la producción y funcionamiento de los espermatozoides. Sigue la escena –sangrienta- de la crucifixión y tortura hasta la muerte de un hombre. De pronto aparecen imágenes a cámara rápida de combates de la Segunda Guerra Mundial acompañadas de una canción reproducida al revés. Y entonces, un extraño personaje, despierta en un sucio callejón y el título de la película aparece en pantalla. No llevamos ni cinco minutos de cinta y tenemos que dar la razón a los críticos que la tildaban de rara. Poco a poco la realidad se hace más cruda. La película es infumable, y sólo porque me debo a vosotros –piltrafillas cinéfilos- la sigo comentando. Veréis, el tal Izo es una especie de alma en pena –la del crucificado del principio- que mata a todo ser viviente que se cruza con él. Digamos que está cabreado con el mundo, por lo que a lo largo de los siglos va llevándose vidas a diestro y siniestro. Y todo eso nos lo muestra Miike hilvanando escenas de mutilaciones, cortes y apuñalamientos a los que debemos encontrar una explicación filosófica, ya que, de no ser esa la intención del director, lo cierto es que puedo deciros que me encuentro ante una de las películas más desastrosas, sin sentido y aburridas que me he tirado nunca a la cara. Una pérdida de tiempo, vaya.

Pero... ¿y si tuviese todo un sentido oculto?, porque las vidas que Izo se lleva no son vidas sin importancia, no, son las de gente poderosa. Conforme avanza la película y le busco una explicación medianamente inteligente me parece que se trata todo de una especie de metáfora sobre el pueblo sometido por una oligarquía dominante –poder económico, militar y espiritual- y la existencia imperecedera a través del tiempo de un espíritu vengativo, una especie de semilla de la venganza universal, antesala de la Revolución, que es lo único a lo que temen los poderosos. Entonces piltrafillas, estaríamos ante una obra profunda –aunque algo caótica- que bajo una apariencia de típica cinta de espadachines gore esconde una crítica a la sociedad, no en vano en un momento dado se nos definen dos conceptos como Democracia o Nación con unas palabras que son verdaderos torpedos a la línea de flotación del poder establecido. Pero Izo también mata a inocentes, ...¿o es que los que miran hacia otro lado para no darse cuenta de que están sometidos son tan culpables como sus amos?. Total, que no sé que deciros amiguitos. Lo cierto es que yo mismo no sé si me alegro de haberla visto o me arrepiento de no haber escogido algo más comercial y sin tanta carga simbólica.

Visita el blog de King Piltrafilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario