sábado, 25 de junio de 2016

Kyuss - Blues For The Red Sun (1992): Crítica review


Erick Delgand


Los condes del desert rock, los duques del Stoner, los reyes de un género único que empezó con una de las bandas más de culto de todos los tiempos.....con todos ustedes... KYUSS.

Los auténticos reyes del Stoner Metal, no hay ni habrá nadie como ellos. Los conocí hace ya muchos años, en un viaje de soledad, en el que andaba por Las Vegas, Nevada. Curiosamente estaba entrando a Las vegas cuando en una radio local escuché a los KYUSS. Me rompieron automáticamente los esquemas, ya que por aquel entonces estaba en apogeo en todos lados y en absoluta moda el Grunge. Flipando a diestro y siniestro con Pearl Jam, Alice in Chains, Soundgarden y demás astros del universo Seattle, llegaron a mis oídos este Stoner Rock-Metal que era totalmente desconocido para mí, y en el que en dicha radio estaban promocionando su Blues for the Red Sun.


Josh Homme siempre dijo que cuando aquello casi no conocía a Black Sabbath, pero lo que no hay duda es que suena realmente a Black Sabbath a lo ancho y largo del disco ,pero de manera secundaria ya que el disco mezcla todo lo que uno ama y le llega al corazón en este género en particular. Una mezcla en la que hay grunge, doom, hard-rock, psicodelia, space rock, garage en la composición del álbum, que sin quererlo, lo amas sin más.




Pero lo que me impactó al igual que mi primera impresión de KYUSS fue la voz de la banda el gran John García, único, hipnotizante, fresco, brutal, alguien en el que era tan diferente como el sonido de KYUSS, era algo increíble y hermoso de escuchar en aquel entonces, al igual que hoy en día es lo que es, los padres del Stoner.

El productor, Chris Goss, fue el culpable de esta auténtica obra maestra, única en su especie, el responsable de esa producción con ese sonido tan particular en el que gracias a él llegaron a ser lo que son.

"Thumb". Su inicio lento e hipnotizante, con una cabalgada poderosa, dando paso aun riff machacón, doom, una combinación de instrumentos en el que ninguno se queda atrás dando golpes al oído, hirviéndonos la sangre y emocionando en todo su resplandor.... John García, tan único y con una garra poderosa de energía y poder en todo lo que sale por su boca, dejadas a lo Black Sabbath con algo de space rock, nos dejan totalmente exhaustos en su escucha.

Continua con "Green Machine", esa apertura con un riff demoledor de Josh Homme, una batería machacona y un estribillo pegadizo que se te queda grabado en la mente de por vida.

"I'm a loadin', loadin' my war machine/ I'm contributing to the system, the break down scheme/ I'm a shuttin' down, I'm shuttin' down your greed for green/ I am here to gun it down, I gotta do".

Un fantástico bajo, deleintándonos en todo el tema, creando un verdadero himno para la posteridad.

"Molten Universe" instrumental hipnotizante, poderosa, un riff machacón y un bajo por parte de Nick Oliveri que es la piedra angular de todo el disco, y que desemboca en "50 Million Year Trip (Downside Up)", una perfecta conjunción de todos en el que en perfecta armonía dan el todo....rompiendo cuerdas, y dándonos unas lección de lo que están creando, puro arte al 100 por 100, una psicodélica voz de García en acompañamiento con unas guitarras tranquilas embellecen el tema.




"Thong Song" una apertura de bajo junto a John García que nos demuestra esa voz desgarradora y tan única de él, un tema diferente, pero rompedor, un tema para que se luzca García y siga su leyenda.

"Apothecaries' Weight", otra apertura del fantástico bajista, con un riff glorioso y pegadizo, base a un Space Rock, improvisaciones por cada miembro del grupo, enseñándonos que no son simples músicos del montón, sino que saben muy bien su oficio, al igual del carisma propio de cada uno de ellos.

"Caterpillar March·, otros dos minutos de instrumental, al igual que en la anterior que ningún buen oído se quiere perder.

"Freedom Run", siete minutos drogados totalmente ante lo que quieres oír de ellos, todo lo que esperas que hagan, sin miramientos, un viaje astral junto a Kyuss en el que no lo quieres terminar, un viaje al desierto de Kyuss, al más puro y enérgico doom, con un riff de la marca y un tema lleno de pasadizos increíbles.

"800" es una apertura para "Writhe" una delicada y tímida voz a lo largo del tema, progresivo y psicodélico, un dominio perfecto de los instrumentos en armonía unos con otros, un tema oscuro y bello.

"Capsized", un minuto de guitarras acústicas para dar entrada a la bestial "Allen's Wrench"un temazo cañón en el que no paras de mover la cabeza, en un vaivén de arriba abajo, un temazo en el que se salen en cada nota que dan.

"Mondo Generator", psicodélica a cargo de Oliveri en toda su composición, un final digno a todo el disco, un final que te deja con mas ganas de KYUSS y de volver a darle otra vez la vuelta al vinilo para volver a viajar con ellos.


El segundo disco de Kyuss que quedó entre los mejores discos de la historia, un disco del que solo se sacaron 39.000 mil copias en su primera edición. Desconozco si se reeditó- Yo sí poseo la primera edición, tuve la suerte de comprármela en aquel fantástico viaje a Las Vegas, en el que siempre recordaré el haber descubierto el Stoner, como una parte de mi vida inolvidable y por supuesto de los increíbles KYUSS que siempre los echaré de menos en su corta pero increíble carrera que nos brindaron.

Metaleros Barranquilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada