lunes, 20 de junio de 2016

Gojira - Magma (2016): Crítica del disco review


Erick Delgand




Los franceses Gojira nos traen su sexto trabajo, Magma (detalles), medio disco de innovación y el otro medio de groove total al que nos tienen acostumbrados.

Para los muy fanáticos de Gojira (yo no lo soy) quizás esperaban otra cosa, pero en este mundo joven tan extraño, quizás les flipe, les emocione y salten de la silla con bruscos movimientos de cabeza sin parar.


Curiosamente, lo mejor del disco ya lo adelantaron, en formatos de single y vídeos, y lo que queda en el disco que no se había oído es la parte experimental nueva que han escogido en este 2016 para deleitarnos después de tanta espera por muchos. Cuatro años de espera en el que dos de ellos han servido al proceso de grabación de este disco.

Para el oyente que realmente lo esperaba con ansia no sé si asimilirá bien lo que oye, pues a mi entender no va a ser la opción más acertada por ellos. Pienso que, si quieres cambiar e innovar, tienes que andar con mucho ojo: o te ponen en un pedestal o te hunden hasta el fondo más profundo de la tierra.

Dicho esto, Magma abre el disco con The Shooting Star; nada más empezar, la primera nota te rompe los esquemas. Una canción Stoner, extraña sonando a un Pink Floyd pasados de mucho LSD, un toque deprimente para una apertura de un disco que te sirve para asimilar que estás escuchando o si te has equivocado de disco al introducirlo en tu equipo musical. Joe Duplantier crea una especie de aura psicológica con unas guitarras acompañándole en el más oscuro groove que puedan hacer, dejadas a lo Alice in Chains a lo largo del tema, seis minutos extraños que han sido difíciles de pasar por tus oídos.

"Silvera" puso esa guinda en el pastel de promoción para los fans que tanto esperaban el disco. Un buen dulce que tiene todo lo esperado por los fans,puro sello Gojira.

"The Cell" arranca brutal, batería a doble bombo, con unas guitarras muy progresivas, un buen tema.

"Stranded", otro de los singles de promoción del disco, aunque huele a KORN por todos lados, he de decir que el ritmo de las guitarras mola mucho, un tema comercial al gusto de todo público amante del género.

"Yellow Stone" es como una versión extraña del Iron man de Black Sabbath, muy rarita.

"Magma" es una canción como la apertura del disco, extraña, parece una canción psicodélica, progresiva; la voz me sigue sin convencer, pero hay partes en ella que la salva. Realmente la canción es buena aunque no estructuralmente para el oído de quien este acostumbrado a su sello personal, pero tiene de todo, es una propuesta arriesgada y tiene todo lo que hemos estado escuchando hasta este punto.

"Pray" arranca con un despegue en forma de marcha tribal, con unas melodías vocales dándote la sensación a un rezo prehistórico, ambiente psicodélico y un gran corte bestial. No puedo evitar que me recuerde a Fear Factory.

"Only Pain": Las guitarras y el tema entero es como una segunda parte del tema Stranded; si los pones seguidos, perfectamente son uno.

"Low Lands": Otra atmósfera deprimente y psicodélica que te descoloca totalmente de si son ellos o no, un cambio brusco para lo anterior oído, un bajón musical que te deja en perplejidad absoluta.

"Liberation": Un instrumental acústico, dando un clímax tribal, de la que por cierto no me desagrada, pero me confirma algo que he estado sospechando durante toda la escucha del disco. Hasta aquí, diría que Gojira no han querido innovar o hacer un disco diferente, creo que han querido hacer un disco a lo OPETH.

Está muy clara la intención, quizás mi afirmación es demasiado arriesgada y no se parecen en nada a OPETH, pero al terminar el disco me ha dado esa sensación, las mismas intenciones en los cortes de las canciones, pero en vez de darnos un tema bonito, hermoso y lento, nos han dado temas extraños raros e impredecibles para el oyente.

Está claro que lo cañero del disco es aceptable y la parte del disco psicodélica es deficiente

Magma


Stranded


ZR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada