domingo, 10 de enero de 2016

Microrrelatos - Cosas en los bolsillos (114): Manos



Manos

¿CUÁNTAS veces lo habré librado de la muerte? No lo sé. Tal vez cincuenta, o setenta, no lo sé; algo así. José es un hombre intranquilo y su trabajo –también esa desazón que conduce su voluntad– conlleva algunos riesgos e inseguridades. Más de los que él cree. ¡A mí me lo van a decir! El otro día mismo quería salir a ver a María (¡otra vez; ya estoy cansado!) y yo sabía que, llegado al cruce, giraría a la derecha, justo cuando... En fin, tampoco me costaba tanto, pues soy en cierto modo su dueño, y preferí que se quedase en casa viendo el partido, hasta que se durmió; lo dispuse y ya está. Luego se levantó, tan fresco, tan lleno de vida. Es lo que tiene mi oficio, ser ángel de la guarda. Para eso me pagan, y yo suelo cumplir. ¡Vaya que si cumplo! Pero cuando me canse el Pepito este lo mando al otro lado, no lo dudéis, y me busco otro amo. Con este llevo ya más de trescientos veintisiete. ¿Veis? Ya se ha subido a una silla para quitar una bombilla. Harto estoy.


ÁCS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada