sábado, 30 de enero de 2016

Dream Theater - The Astonishing (2016): Crítica del disco Review


by Don Críspulo



No necesitaba escucharlo para saber que es un pestiño, pero quería, quiero, escucharlo. No necesitaba escucharlo para saber que es un pestiño porque los últimos, muchos últimos, son un pestiño. Y eso no es malo si te gustan los pestiños y a mí me gustan los pestiños. (pedazo intro me he currao).


Y ustedes están ahí ansiosos, preguntándose cómo es el pestiño... (o no) y yo les digo que viene cubierto de más azúcar (para los que no lo sepan los pestiños son dulces que se solían comer en semana santa) o, mejor dicho, viene cubierto de más pestiño. Porque The Astonishing es Dream Theater de los de toda la vida, pero más. Más canciones, más minutos, más rollo macabeo, más “yo me curro una opera rock en plan saga a lo progresivo” (que eso ya se hizo antes, y mejor. Incluso ellos mismos) y más de lo mismo, pero más. Pestiño (llevaba tres líneas sin decirlo). El botón del autoplagio encendido (nada nuevo) y sobredosis de épica a tutiplén. He leído por ahí que es un disco ambicioso, pues sí, pero más por la cantidad que por la calidad. Y ojo, repito -que luego os enfadáis conmigo-, el disco me gusta, mucho, mientras más lo oigo más me gusta, es un disco de Dream Theater y como todos los otros es buenísimo, pero cansa, marea y empacha. Es que es como meterte tres discos seguidos de Dream Theater, que, coño, son 34 coplas, y cuando acabas tienes unas ganas locas de oírte la discografía entera de los Ramones.

Así que tenemos una historieta medio épica–futurista que ni el Arjen Lucassen que podría haber sido el Metropolis parte tal y cual, con el pobre de Labrie haciendo todos los personajes y la banda haciendo lo de siempre (tampoco me quejo, soy fan de AC/DC). Lo de siempre, pero, como siempre, muy bien. De nuevo tocan todos los palos del Hard Rock (Heavy Metal, Aor, progresivo, sinfónico, Thrash y rollo orquesta). Y el caso es que cuando quitas la intro y la intro de la intro y aquellas instrumentales que sólo divierten las primeras escuchas, se queda un disco con muy buenas coplas, como “The Gift of Music”. Quizás no me terminan de convencer las coplas que son más teatrales, entre otras cosas porque la historia no es nada del otro mundo, caso de “Lord Nafarius” aunque otras veces les queda mejor ("A Savior In The Square”). Tampoco voy a seguir contándole cosas tema por tema porque, entiéndame, son 34. Si le digo que tiene usted de todo, épica a los “Spirits Carry On”, momentos “total power prog” (eso me lo he inventao) a lo EL&P, momentos cañeros (pocos, todo sea dicho) y algunos, como ya dije, más teatrales para darle énfasis a la historia.

Llegados a este punto, que es el punto final, tengo que decirles que tengo sentimientos encontrados; The Astonishing es un discazo, de eso no hay duda. Un disco tremendo, inabarcable por momentos, lleno de detalles y de pasajes musicales deliciosos, pero al mismo tiempo es un disco que tiene, a mi entender (y yo de entender, poco) muchos “coitus interruptus” (vaya mierda de expresión para decir “gatillazo"). Me sobra tanta balada, muchos pasajes orquestales, y me sobran minutos. Y eso que es un disco de coplas (muchas) todas rondando los 5 minutos (coplas de toda la vida). Algunas de ellas muy buenas, suficientes para haber hecho un disco más asequible, más “estándar”, pero entonces no serían Dream Theater.

Don Críspulo

9 comentarios:

  1. Coincido totalmente. Podría haber escrito todas y cada una de las frases de su entrada... aunque mucho peor de lo que lo ha hecho usted, claro. "He leído por ahí que es un disco ambicioso, pues sí, pero más por la cantidad que por la calidad." En efecto, es excesivo. Es bueno, tiene calidad fuera de toda duda, pero empacha, cansa. Sí, sí, amigo mío, me joroba pero le doy la razón en todo. Sin que sirva de precedente.

    ResponderEliminar
  2. yo lo escuche y me parecio un coñazo de ordago con esas palabras creo que lo escribi por ahi.....me aburre y me cansa,necesito mas caña y menos opera rock

    ResponderEliminar
  3. No se hizo la miel para el asno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me doy por aludido, que ya he dicho que me gustan los pestiños, que por cierto, con miel están de muerte.

      Don Críspulo.

      Eliminar
  4. pufff!!!lo peor de Dt.

    ResponderEliminar
  5. Para escuchar dos acordes durante varios minutos con una pobre letra y que suene "divertido" existe ACDC. Para lo demás existe el metal progresivo.

    ResponderEliminar
  6. Ya escuche unas dos veces The astonishing completo y creo que ya sé qué es lo que no me gusta: La composición es tipo pop progresivo, eso no es necesariamente malo, lo malo es que no tiene melodías tan conmovedoras como, por ejemplo, The best of times. En general las melodías -que es sobre lo que está construido este disco- son un tanto sosas, como de Dysney.
    Creo que han priorizado la narrativa de una historia muy choteada, y no se dan cuenta que Petrucci no es Isaac Asimov y la parte instrumental ha sido puesta en segundo plano.

    Justo cuando la música -sobre todo la parte instrumental- empieza a entusiasmar la cortan para que siga la historia dando una sensación de coitus interruptus y apenas existe alguna balada que esté a la altura de Through her eyes, por ejemplo.
    Metropolis Part II -que es la otra obra conceptual de Dream theater- tenía canciones que se sostenían sobre sus propios pies, valiosas por sí mismas, este disco apenas tiene unas 3 o 4 que sean por sí mismas consistentes y carece de alguna que siquiera se asemeje a Dance of eternity, que es el tipo de composiciones que reflejan el lado más fuerte de Dream Theater.
    Es verdad, para mérito de este disco, que han intentado algo nuevo y han explorado otro tipo de arreglos y composiciones pero el resultado final me parece incosistente y, en general, aburrido. Curiosamente con un disco de más de 2 horas, hace falta más desarrollo de las partes instrumentales que parecen cortadas o interrumpidas para que la historia -muy choteada y sin mucho valor por sí misma- continúe. Salvo algún fan que esté muy clavado en la historia, me temo que los conciertos de este disco van a ser bastante aburridos.
    Obviamente, como fan del progresivo, no estoy en contra de discos conceptuales con narrativa, pero en la música aquel elemento debe estar subordinado a la parte compositiva y no al revés como si fuera una película o hubieran compuesto los soundtracks de un film. Y lo más curioso de todo es que, probablemente, sea el disco con mejor desempeño vocal por parte de Labrie, lástima, espero que para la próxima pongan por encima de todo la música que es lo que finalmente son estos artistas, no escritores, ni productores de teatro.
    Lamentablemente, al menos para mí, ya puedo decir que hay un disco de Dream que simplemente no me gusta o entusiasma, por lo general todos sus discos -del primero hasta el último- habían sido obras a las que apenas y se les podía encontrar algún relleno. The astonishing es el primero en el que la impresión es la contraria: apenas hay tracks que se rescaten y la obra en general parece hecha de cortes sin terminar pegados por medio de sosas melodías de teclado y algunos riudos cibernéticos. Quizá la impresión mejore con el tiempo pero, sin duda, es el único disco de Dream que a primera vista me ha dejado frío y con una sensación de decepción. Para esta gira me voy abstener de comprar los boletos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!

      Don Críspulo.

      Eliminar
  7. Me parece una patada en las bolas este disco. Soy seguidor de la banda desde el 2004 y debo decir que este material es fofo, soso, musicalmente pobre y débil. Quisieron retomar su costado progresivo y se han limitado a crear un refrito de ellos mismos que no cierra por ningún lado. Parece más un disco de Ayreon con Labrie que un disco de Dream Theater.

    ResponderEliminar