miércoles, 30 de diciembre de 2015

Tatiana Ramone nos deja su lista con lo mejor del rock en 2015: otra decenita con estrambote


por Tatiana Ramone
@TR3317





Llego justa de tiempo –casi con las uvas y el cotillón- pero no podía dejar pasar el 2015 sin ofrecer para esta casa mi humilde selección con lo mejor del año.

10 discos de 2015 que te pondrán las pilas


Cannibals – Richie Kotzen

A pesar de su extensa discografía, el nombre de Richie Kotzen ha llegado a mis oídos con un retraso que será diligentemente enmendado en lo sucesivo. Descubrí al unísono ambas facetas de este artista. Por un lado, la salvaje y atrevida junto con The Winery Dogs. Por otro, la frescura y variada amalgama de matices que nos ofrece en solitario. Sin duda, este es un espacio en el que Richie puede explayarse a su gusto para combinar aquellos sonidos que no puede sacar a la luz bajo la firma del grupo, con un estilo más o menos definido. Un trabajo suave y de entrada fácil. Lo seguiremos escuchando.


Guadalupe Plata – Guadalupe Plata (Rojo)



Cómo les gusta a estos extranjeros llamar a sus grupos con nombres hispanos para hacerse los exóticos. Pues no, estos tipos son de Úbeda y lo que hacen es inclasificable. El blues del fango lo llaman ellos. Perfectos para disfrutarlos en directo y ser partícipe de la magia que trasmiten. Un sonido que me cautivó desde el mismo instante de su descubrimiento. Si hay que rastrear el motivo de mi fascinación por ellos, sin duda, se encuentra entre las baldosas de mi sala-templo, en el punto intermedio entre el póster de Divine y el de Kiss. Cuidado, ¡no tropiecen con el billar!


La vida es fuego – Ilegales



¿Qué voy a decir de Ilegales? Que antes de la publicación de La vida es fuego una ya tenía rondando por la cabeza todos y cada uno de los adelantos con los que Jorge y compañía nos iban agasajando. El mejor broche será verlos en alguna sala dentro de la gira que han anunciado para abril y mayo. Pero eso ya son cosas del 2016.


This Is The Sonics – The Sonics



De las mejores sorpresas de este año. Y fue así porque no tenía ni idea de que aquellos del Strychnine y el Psycho a Go-go lanzarían un nuevo artefacto. Quién iba a pensar que después de tanto tiempo iban a sonar con la misma crudeza y agresividad garagera que en 1965. Grandiosos.


Vigorexia emocional – Pablo Und Destruktion



No sé cómo llegó hasta mí, pero un buen día me crucé con el tema Limónov, desde Asturias al infierno de su debut titulado, Sangrín, publicado un año antes, y, poco a poco, me fui impregnando del universo de este carismático personaje. Su música no admite medias tintas, o la comprendes y te emociona, o te resulta rirícula. Así describen al artista en la revista MondoSonoro: "Convertido en una suerte de crooner visceral, tan pronto apunta a Nick Cave como a Paco Ibáñez, pero siempre da en el clavo a base de toneladas de intensidad, personalidad y unas letras que saben buscar lo universal en lo popular, y sacar la belleza de la violencia (y la violencia de la belleza).”


My God-Given Right – Helloween



El decimoquinto trabajo de estudio de los alemanes Helloween nos llegaba en el mes de mayo. Actualmente, el grupo ha venido publicando nuevos trabajos con un intervalo de dos o tres años de separación –desde The Dark Ride en el 2000-. Hecho que, según declaraciones del propio Michael Weikath, se debe exclusivamente a motivos económicos. Al parecer, durante su época dorada, la banda, no logró ganar todo el dinero que esperaban. Por ello, si quieren seguir viviendo de la múscia, se ven obligados a lanzar nuevo disco de forma regular para que la máquina siga funcionando. Para el desgaste que ésto puede significar debemos reconocerle el mérito de haber conservado algo de la anergía y frecura de antaño. Puede parecer excesivamente largo, de hecho lo es, pero el resultado final no es malo. Contiene temas que seguiré reproduciendo más allá del 2015.


Meliora – Ghost



Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Sí, no hay mejor forma para ilustrar mi error con este disco. Lo deseché precipitadamente al escuchar unos pocos minutos de From The Pinnacle To The Pit. No sé, se me antojó que estaban repitiendo cosas del pasado. Por suerte, volví a darle una oportunidad en condiciones, y, finalmente, he tenido que tragarme el desprecio inicial.


Golgotha – W.A.S.P.



Otro de los discos del año a los que más atención he prestado, y posiblemente, el que más he escuchado del panorama internacional. Creo que está de más pedirle a leyendas como W.A.S.P discos del nivel que ofrecieron en su día. Este es un buen trabajo, no defrauda y ofrece material dificil de ignorar.


Hot Streak – The Winery Dogs



Volvemos a hablar de Richie Kotzen, pero esta vez lo acompañan Mike Portnoy,a la batería, y, Billy Sheedhan, al bajo. Hot Streak es el segundo trabajo de los californianos en el que nos ofrecen un hard-rock electrizante con aroma setentero. Enganchan.


Battering Ram – Saxon



Una vez más han demostrado por qué son uno de los grupos insignes de la NWOBHM. Como hicieron con su antecesor, Sacrifice (2013), los anglosajones nos han vuelto a ofrecer cañonazos como Battering Ram, que da nombre al disco, The Devil´s Footprint –con esa parte narrada que te pone los pelos de punta-, o, Hard and Fast.


Mención especial para:

R40 Live in Toronto – Rush


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada