martes, 29 de diciembre de 2015

Sam Cooke - A change is gonna come (1963): Historia de una canción


por Tony Soulman




Hay canciones que duran un verano, canciones que duran 5 años, canciones que nos recuerdan una década... Esta canción marcó toda una era, toda una generación. No importa quien la toque o quien la grabe, la canción resiste, no se oxida, “la canción sigue siendo la misma”. Me refiero a "A Change Is Gonna Come" compuesta por Sam Cooke en 1963.





"A Change Is Gonna Come" es uno de los primeros temas de protesta, que habla del racismo, escrito e interpretado por un músico negro. Se dice que cuando Cooke escuchó "Blowin' in the Wind" de Bob Dylan en 1963 se sintió conmovido y creyó que el también debía hacer su aporte. "A change..." se convirtió en una sensación entre la comunidad negra, y fue usada como himno para muchas protestas por los derechos civiles, incluso para la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca. "A Change Is Gonna Come" fue precursor de mucha música con conciencia social que vendría más adelante.

Hay cientos de artistas que se le han animado, entre ellos podemos nombrar a Bobby Womack, Salomon Burke o Bon Jovi. Pero solo comparto unas pocas interpretaciones que tienen un denominador común: cada uno de los elegidos se apropia del tema con mucha autoridad.


1964: SAM COOKE (del disco Ain't That Good News)



La primera versión es, por supuesto, la original. "A Change Is Gonna Come" fue grabado en diciembre de 1963 en los estudios de RCA en Los Angeles, California. El productor y arreglador de Sam, Rene Hall, le imprimió al tema un arreglo orquestal bien dramático, con el inusual protagonismo de un corno francés. Sam Cooke y sus raíces gospel atacan la canción con una intensidad y pasión que no se habían escuchado con frecuencia en su carrera solista hasta ese momento. El resultado es escalofriante. Sam Cooke cantó esta canción el 7 de febrero de 1964 en The Tonigth Show, pero increíblemente, la cinta se perdió.



1965: OTIS REDDING (del disco Otis Blue)



Las cuerdas son reemplazadas con éxito por los vientos, y el piano de Isaac Hayes nos guía de principio a fin. Esta versión tiene algunos pequeños cambios en la letra. El final es con Otis dejando todo en la cancha y los vientos, en especial la trompeta de Wayne Jackson, yendo bien arriba. Por aquí.


1967: ARETHA FRANKLIN (del disco I Never loved a Man the way I love you)



Otra que hace su propia versión. Para la segunda estrofa nos olvidamos por completo de la versión original. Y después del puente se convierte en un blues típico de Aretha que se lo lleva a pura improvisación gospel. Una exquisitez.


1967: PRINCE BUSTER (del disco Judge Dread Rock Steady)



Todo lo que la música jamaiquina le debe al soul, lo paga en parte con esta bonita versión rocksteady a cargo de Prince Buster, uno de los pioneros. La versión esta llena de clichés típicos del estilo: los vientos (en la intro y en los chops rítmicos), los coros masculinos tipo colchón, los comentarios de la guitarra líder y los arrastres de la guitarra rítmica. La precariedad de las grabaciones jamaiquinas de la era del rocksteady brinda el principal encanto de esta versión.


1987: TINA TURNER con ROBERT CRAY



Versión en vivo. El sonido no es muy agradable, mucho sintetizador y batería con exceso de cámara para mi gusto, pero vale la pena para escuchar el tema cantado por Tina Turner. Robert Cray canta muy bien su parte, pero queda muy debajo del nivel de Tina, que lo pasa por arriba como un tren. Es una de las pocas versiones con solo de guitarra.


1996: AL GREEN con BOOKER T & THE MG’S



Parece que el tiempo no hubiera pasado para ellos. Personalmente conocí el tema a través de esta versión en la película Ali, de Michael Mann. Me hace acordar mucho a la versión de Otis Redding, porque son los mismos músicos, claro. Al Green estira el fraseo al máximo y encima le queda tiempo para decir cosas entre línea y línea y pegar unos gritos que mamma mía! La segunda estrofa va ganando en intensidad, y cuando llega el final del puente, parece que se viene todo abajo.


1996: LAURYN HILL and THE FUGEES



Con esta versión pretendo demostrar lo que afirmé en el primer párrafo: la canción sigue siendo la misma. Esta mínima versión demuestra que “A change is gonna come” tranquilamente puede ser interpretada alrededor de una fogata. Lauryn Hill destila suavidad y negritud con su fraseo tan personal. Al mismo tiempo, su socio el haitiano Wyclef Jean la acompaña con la guitarra acústica y los comentarios raperos.


Aquí tienen una playlist con los las versiones

También recomiendo fervientemente la lectura de "Sam Cooke And The Song That 'Almost Scared Him'" 
enlace


Tony Soulman

2 comentarios:

  1. TE olvidas de esto:

    https://www.youtube.com/watch?v=dn0OFhDAE18
    y también de esto:

    https://www.youtube.com/watch?v=IF6RaCLO7n0

    Por poner dos ejemplos destacables que los hay a montones

    ResponderEliminar