miércoles, 16 de diciembre de 2015

Ezra Furman - Perpetual Motion Picture (2015): Crítica del disco review


por Addison de Witt (@Addisondewitt70)




Para ser sincero no tenía intención de hacer reseña alguna a propósito de este disco del indescriptible cantante y compositor Ezra Furman, ¿el motivo?, que no tenía en absoluto claro como calificar lo que se escucha al profanar los surcos de este Perpetual Motion Picture.

Es mi primera experiencia con el de Chicago, sujeto absolutamente desconocido para mí hasta que una vez más el Espacio Woody/Jagger me lo presentó a través de la siguiente reseña.

Tras pedir consejo a Johnny JJ, autor de la crónica citada y mucho más ducho en la obra y milagros del irreverente Ezra, decidí iniciar mi investigación con este su último trabajo, dejando para más adelante, en caso de que el experimento resultase positivo, pretéritos trabajos tanto en solitario como con su antigua formación The Harpoons.




La escucha, iniciada con no demasiada confianza, debido a lo extravagante de la oferta visual del interfecto, pronto resultó, para mi sorpresa, adictiva, de hecho desde hace varios días no dejo de pincharlo una vez tras otra, sorprendido de que tal propuesta resulte tan fluida a la hora de ser asimilada, a pesar del evidente riesgo de este invento que - insisto - no se muy bien como calificar.

Pero me gusta tanto el disco, que no me resisto a decir algo sobre él, compartirlo con la parroquia y recomendarlo sin ningún género de duda.

Me voy a lanzar a la piscina y calificar el estilo del álbum como una especie de Jonathan Richman, cuando más naif se nos presentaba el de Massachusetts, pero este encanto que tiene todo lo engendrado bajo este espíritu naif y como de dibujos animados, se ve salpicado por esencias garajeras, frivolidades sónicas heredadas del glam de Marc Bolan o New York Dolls, e incluso acercamientos a la base negroide en vientos introducidos de manera incoherente sobre el papel, pero que funciona de manera fenomenal, incluso se detectan ciertas dosis de americana en los cortes mas tranquilos, todo dentro de una especie de guateque destornillante organizado para el libre y desinhibido disfrute popular, aunque quizá no para todos los públicos.

Lo más impactante es que ante tal argamasa de estilos mezclados como a la buena de dios, la escucha resulte fácil, y que no provoque rechazo, aunque este fuese solo inicial, no ocurre nada de esto, desde el segundo uno te atrapa en cuerpo... y sobre todo en alma.




Aires hawayanos en la inicial "Restless year", cincuentera y deliciosa en ritmos souleros: "Lousy connection", una de mis favoritas.

La fugaz y juerguera: "Hark! to the music", la de caricias glam y maravillosa melodía "Haunted Head", otro de los momentos grandiosos del plástico.

"Hour of deepest need" es un tierno pase acústico que hace cortocircuito con "Wobbly", canción que lleva el germen naif a las más hilarantes consecuencias, sonidos místicos y falsetes en la extraordinaria: "Ordinary life", de cierto toque al Bowie de "Aladin Shane".

Más glam, este más desordenado y tal vez demasiado mimetizado con los T-Rex en "Tip a match" y tres cuartos de lo mismo en "Body was made" aunque aquí mucho más conseguido y sabroso el bocado Bolaniano.

Más acústicas, teclas y canto a media voz en la bonita: "Watch you go by", el doo-woop se hace dueño y señor en la bailarina y cincuentera: "Pot holes" que da paso a la extraordinaria "Can I sleep in your brain", ultratemazo que como si de una suite se tratase nos pone golosos primero y cabeza abajo después, una pasada señores.

Y para finalizar, un folk de western crepuscular, bonito y enraizado titulado "One day I will sin no more", y es que en este guiso caben todo tipo de condimentos.

Las apariencias engañan, este disco ha llegado tarde y no debería entrar en la lista, otra cosa será que la mueva entera y entre, pues no quiero pasar los duelos y quebrantos de conciencia que el año que a punto esta de terminar he sufrido por la supresión de Cracker en el listado de 2014, veremos que pasa, de momento no me canso de escuchar este descabellado Lp.

Addison de Witt

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada