domingo, 6 de diciembre de 2015

Crítica de "John Wick (Otro día para matar)" (David Leitch, Chad Stahelski, 2014): review



por MrSambo (@Mrsambo92)
del blog CINEMELODIC


Cuando menos te lo esperas te encuentras con un buen thriller de acción y ves que no todo está perdido. Un buen thriller de acción y protagonizado por el denostado Keanu Reeves, para mayor mérito.

Los directores David Leitch y Chad Stahelski facturan un lujoso mecanismo de acción, de sofisticada factura y nervio narrativo.


No cuenta nada nuevo John Wick. Es un relato más de venganza y ajusticiamiento, de un héroe solitario que lucha contra todos para compensar sus pérdidas y conseguir algo de paz, como la saga “Venganza” protagonizada por Liam Neeson, “Tokarev” (Paco Cabezas, 2014), “El castigador (The punisher)” (Jonathan Hensleigh, 2004), “Payback” (Brian Helgeland, 1999), “El fuego de la venganza” (Tony Scott, 2004) y otras muchas películas de Denzel Washington, o de Jason Statham




Y es que la gran virtud de “John Wick” no está en su guión, que cumple con creces, sino en su atmósfera, puesta en escena y seguridad con la que sus directores la acometen, planteando un largo preámbulo sin temor a que el público pueda aburrirse, donde se describe la depresión y abatimiento psicológico del protagonista tras la muerte de su esposa.

Una atmósfera tensa y muy conseguida que se beneficia de una estética extraordinaria, basada en unos decorados muy cuidados, lujosos, modernos, casi asépticos, y una fotografía soberbia de Jonathan Sela, basada en focos lumínicos que crean contrastes y juegan de manera expresionista con las formas.




Unos interiores llenos de grises o tonos azulados que dan ese look tan sofisticado al conjunto, un manejo de la iluminación virtuoso con los focos lumínicos de fondo o en un lateral para hacer contrastes, usar claroscuros o destacar elementos. Una concepción muy expresionista que hacen de la contemplación del film un placer y un deleite.

Todos los interiores tienen sus focos lumínicos destacados y algunas escenas subliman el uso de colores, como la de la discoteca. Destacadas son también las escenas de lluvia, por ejemplo al inicio con un funeral o en el clímax. Es una película muy nocturna.




Uno de los rasgos que más llaman la atención en la película son los planos cenitales sobre la ciudad que salpican la misma. En ellos se escenifica una idea de destino irremediable y fatal personificado en nuestro protagonista. Un destino inflexible e inexorable.

La fragmentación narrativa ocasional crea miniclímax que dotan de buena intensidad a algunas partes del film, especialmente dramáticas o significativas, como cuando se desvela la verdadera esencia de nuestro protagonista.

Simbolismos emotivos como el del perro son otro acierto, ya que dan un carácter más humano al conjunto. Quizá sobre la verbalización para torpes de su significado, aunque aparece bien integrada en la narración.




El punto fuerte (además de la estética), de la película lo tenemos con las escenas de acción. Todas muy notables y con virtuosas coreografías. Realmente bien rodadas. Desde el brutal asalto inicial a la primera muestra de competencia de John Wick en su casa cuando se carga a 13 tíos de una tacada, pasando por diversos tiroteos… Todas son muy buenas escenas, con gran estilo y elegancia sofisticada y violenta.

La presentación y descripción del protagonista es magnífica, de tintes mitológicos, insinuándose un personaje casi infalible, extraordinario, fuera de lo normal. Esta manera de narrar y mostrar las cosas es uno de los mejores aciertos del film: No se nos descubre un mundo nuevo, sino que se nos enseña recreando la vida que fue del protagonista, un reencuentro con la misma, con lo que la naturalidad en la exposición sorprende y atrae.




Muy destacable es también ese universo de asesinos a sueldo que se nos recrea desde la cotidianeidad, donde todo se toma con normalidad. Hay un algo vampírico en ese microcosmos.

Keanu Reeves nos deja una más que aceptable interpretación, muy seguro y cómodo en ese rol de hombre duro y fustigado por la vida a la que se enfrenta con gesto estoico.

Si buscas una buena película de acción, esta que aquí os traigo es una estupenda opción.

Jorge García

No hay comentarios:

Publicar un comentario