domingo, 29 de junio de 2014

Microrrelatos - Cosas en los bolsillos (34): Visita



Visita


ÉL marchaba bajo un cielo de un color violeta intenso, un techo uniforme, sin sol, sin pájaros. Junto al camino descubrió cómo colgaban enormes cuadros de las plantas, de los arbustos, de la rama de cada árbol, en las que se vislumbraban paisajes de un exotismo imposible que fue recorriendo, mientras caminaba patinando, con los ojos viajeros. Rugió una sombra al fondo, entre la maleza. Siguió su caminata, en esta ocasión con más premura, en esa película en la que se habían censurado fotogramas necesarios. Hasta que divisó por fin el pueblo, de tejados azules y chimeneas infinitas. Allí lo esperaba ella, ¿pero quién? ¿Y quién era él, cuyo cuerpo nunca llegó a ver con precisión? ¿Era acaso otra sombra? ¿Sería ella también una sombra? Se despertó soliviantado, pero no el otro. El otro siguió caminando, olvidado (mientras él ya se preparaba el desayuno), abandonado a su suerte, para llegar a ese pueblo que cada vez veía más lejano y donde ella, como Penélope, estaría eternamente joven esperándolo en el hogar cálido que ya se desvanece.


©Ángel Carrasco Sotos




No hay comentarios:

Publicar un comentario