viernes, 27 de junio de 2014

King Piltrafilla - The Final Cut (2014): El hasta luego del King



by King Piltrafilla (@KingPiltrafilla)



Amigos, me permitiréis la broma utilizando uno de los títulos de mis idolatrados Pink Floyd –aunque tenga ese álbum en vinilo y no en cedé- como excusa para anunciaros un parón en mis colaboraciones. Y al igual que el álbum del título de la entrada corresponde a la última aparición de Roger Waters en un disco de los Floyd, ya os aviso que estoy preparando una súper entrada para el próximo viernes que se convertirá en la última de mis intervenciones –al menos temporalmente- en este blog. Y es que en mi personalidad se unen varias características que a los ojos de un extraño –grandes temas de Queensryche y Y&T- pueden incluso parecer contradictorias.

Por una parte, aborrezco las imposiciones. Recuerdo que en mi adolescencia pasaba horas y horas dibujando compulsivamente... pero cuando la profesora de arte me mandaba un trabajo, se me quitaban las ganas. Es decir, que puedo dedicar mi tiempo sin límites a lo que me gusta hasta que se convierte en una obligación. Y aunque mi comprensivo editor se ha ocupado de recordarme lo contrario en varias ocasiones, me he tomado mi colaboración de los viernes en ZRS como una obligación. 

De eso no tiene la culpa él, sino la segunda característica de mi personalidad, un trastorno obsesivo compulsivo leve -no diagnosticado, pero uno se conoce a sí mismo- que me hace ser cuadriculado en exceso, amante de la rutina y de las tareas programadas. Así es, para mí era imperativo cumplir con la entrada de #FFCD, aunque no tuviese tiempo o ganas durante la semana para escuchar un cedé y analizarlo, me sentía inexplicablemente obligado a hacerlo... y eso estaba afectando mi ilusión por ello. Esa ha sido la razón que me ha llevado a decidir dar este paso. Antes de escribir cuatro líneas sobre un álbum, poner al tuntún mis impresiones recordadas sobre él o acabar seleccionando con desidia un cedé de Rosana o Antonio Flores –mi mujer tiene algunos de esos infiltrados entre mi sacrosanta colección- prefiero darme un descanso que debe servir de cura de desintoxicación.

Espero que me comprendáis y aprovecho para agradecer a Ángel la oportunidad que me ha brindado esperando –estoy seguro de que así será- que, si pasado el paréntesis estival me siento con ganas de reemprender la aventura, tenga las puertas de su casa abiertas. Por último, a todos los que me leéis, gracias por haberlo hecho durante todo este tiempo. Espero haberos entretenido y –quizás- haberos descubierto algun cedé interesante. Y ahora, no lo olvidéis, el próximo viernes una despedida por todo lo alto. O no. 

De regalo, los ojos de extraños de Y&T, Queensryche y –por supuesto- el corte final de Pink Floyd

¡Feliz fin de semana! 
©King Piltrafilla

7 comentarios:

  1. A mí me pasó lo mismo. Es mejor hacer las cosas por impulsos que por obligación. Dejando claro que el señor Frailas lo último que hace es meter presión, sino bien al contrario, es el editor más comprensivo del mundo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, y usted debe ser el colaborador pelota jajajaja

      Eliminar
    2. Tanto a uno como al otro, y me suda la polla que penséis equis, os tengo en un altar (pagano altar), así que cuando queráis aquí tenéis vuestra casa, capulletes. Se os echa de menos cada semana, cada minuto, amigos.Un abrazo de otro.

      Eliminar
    3. "Se os echa de menos cada semana, cada minuto, amigos"

      A Don Críspulo se le ha olvidado decir que, además de comprensivo -lo que está por demostrar- es usted muy gay ;D

      Eliminar
    4. Si supiera lo que contestó el cura de mi pueblo cuando le dijeron maricón, jajaja (dejémoslo estar).

      Eliminar
    5. ¿Ya mí no me quiere nadie? Que sea un parón y no un adiós, King, que se leen con gusto sus palabras. Abrazos.

      Eliminar
    6. Dios nos libre del día de las alabanzas, chato. (Por supuesto que se le quiere, y mucho, a usted, amigo).

      Eliminar