jueves, 15 de marzo de 2012

Los mejores discos de rock de 2010



Sigo recopilando entradas personales antiguas publicadas en rockthebestmusic para dejarlas archivadas en Zeppelin Rock Sabbath. En este caso mi texto y lista sobre los que para mí fueron los mejores discos de 2010. Recojo la entrada tal cual, con leves cambios, entrecomillada, pues así fue como se publicó.


"Hola, pequeñuelos. Sin ser un especialista ni mucho menos en materia tan poliédrica como es el rock, es una afición juvenil que no he abandonado aún, y sigo casi a diario determinadas webs y blogs especializados más que nada para estar al día y no descolgarme definitivamente (es una de las ventajas del ¡hogar, dulce hogar!). Es precisamente a los coleguis blogueros a quienes debo la mayoría de estas escuchas, convertidas ahora en recomendaciones.

Así, según lo que he escuchado, que siempre será una mínima parte de lo editado, y, claro, según mis gustos (al final, siempre me dejo llevar por mi vena metalera), éstos son, desde mi punto de vista, los mejores discos de rock que nos ha dejado la cosecha de este año ya pasado (los ordeno por preferencias):

1) Black Country Communion – Black Country Communion.
Glenn Hudges (ex bajista de Deep Purple y ex vocalista de Black Sabbath) y Joe Bonamassa (blues-rock de altura) harán las delicias de los gustos más diversos y exquisitos. ¡Qué maravilla de disco! No os perdáis esa “Song of yesterday”, para muchos el mejor tema del año.

2) Crippled Black Phoenix – I, Vigilante.
Seis temazos, seis, y como soles, presentan este grupo británico de rock progresivo (si se quiere), que crean una ambiente futurista, muy a lo Pink Floyd, con teclados que recuerdan en ocasiones a Win Mertens. “Of a lifetime” es una grandísimo tema que suena a clásico. No os dejará indiferentes.

3) Y&T – Facemelter.
Desde 1997 llevaban los de Meniketti sin sacar un disco de estudio. Y lo han hecho con fuerza, con un discazo de corte ochentero. Tocaron en noviembre en Madrid en un concierto que, pese a la edad de sus miembros, dejó anonadado al público (¡cuántos jovenzuelos quisieran!). No os perdáis la canción del videoclip “I’m coming home” u otras de reminiscencias zeppelianas como “Shine on”, o ese homenaje que hacen a Foreigner con “Hot shot” (en recuerdo de la famosa “Hot Blooded” de los neoyorkinos), ¿y no os parece Dio total “How long”? ¡A disfrutarlo con salud! (los buenos alimentos los ponen ellos).

4) Hogjaw – Ironwood
Sorprendieron a todos con su anterior trabajo (Devils in the details), y ahora siguen en esa misma línea. Discazo al canto, aviso. La larga sombra de los Lynyrd Skynyrd (“Free bird”, ¿recordáis? ¡casi na lo del ojo!) campea a sus anchas por el trabajo de estos tipos. Aleación de rock sureño, rutero, made in Arizona, con algo de acero noble (southern-rock, si queremos); imprescindible.

5) Robert Plant – Band of joy
Sin llegar a ser el milagro de Raising sand, su anterior trabajo, con la angelical Allison Krauss (¡no se chupan el dedo estas viejas glorias!), sigue ofreciendo lo mejor de sí. Su voz quizá ya no sea la que cabalgaba en los Zep, pero sigue fluyendo cual fresco manantial y es música celestial para nuestros oídos.

6) Mr. Big – What if…
Otros que regresan a la carretera con nervio (desde 2001 llevaban sin editar un disco de estudio), y la cosa nos alegra sobremanera. El nuevo trabajo se ha promocionado primero en Japón y ha esperado a 2011 para el resto del planeta (uno, que tiene sus contactos). Para el que quiera verlos en videoclip, no se pierdan el magnífico tema “Undertow”. De nada.

7) Tom Petty and the Heartbreakers – Mojo
Un long play de cómoda y plácida escucha, con mezcla de estilos muy diversos: rock tejano, folk, ritmos bluseros, punteos de escándalo (“Good enougt”, ¡buf!)… en fin, una joyita para espíritus tiernos u oídos delicados.

8) Rob Halford – Made in metal.
El año en que mis Judas han anunciado su despedida (¡oooh!), Rob saca en solitario este magnífico álbum metalero con tralla a mansalva (en su línea desde Resurrection), con videoclip promocional que hará las delicias de los amantes del Scalextric. Es otro que se resiste a dejar el volante.

9) Scorpions – Sting in the tale
Año de despedida también para los Scorpions, y lo hacen con otro clásico (viejuno, dirán algunos) para enmarcar (ya lo fue el Humanity: hour I del 2007). Más de lo mismo, pero con la misma garra, riffs (gracias, Schenker) de órdago y la voz de Meine que parece no variar ni un ápice desde su juventud (¿Pacto satánico? Las autoridades investigan el asunto).

10) Ratt – Infestation
Otros que se calzan de nuevo las abarcas, pasados más de 10 años; y lo hacen con ritmos de grato recuerdo que rememoran el buen rock que dejaron atrás con álbumes que ya parecen prehistóricos como Out of the cellar o Invasion of your privacy. Nada, nada, que sigan; nosotros encantadísimos. Si te gustaban, te seguirán gustando.

11) Blackmore’ Night – Autumn sky
Es otro disco de los llamados “con encanto”, dentro de ese universo medievalizante creado por don Ritchie con sus “Blackmore’ Night”. La voz de Candice Night, melodiosa y seductora como siempre, invariable desde aquel ya antiguo Shadow of the moon. Algunos dirán que nada nuevo bajo el sol. En fin.

Y cinco más como regalo especial:

1) Iron Maiden – The final frontier
Pues nada, otro más a la lista de los Maiden. Quizá no sea el mejor, tampoco el segundo, pero siempre dejan un buen sabor de oído. La cosa sigue pintando bien, así que ¿para qué innovar? La voz de Brucito Dickinson sigue embriagándonos (¿ecos regresivos?) ¡Que no se caiga el avión y ya está!

2) Amy McDonald – A curious thing
Bueno, algunos pensarán que esta chavala no pega aquí ni con cola, pero es que me encanta, desde que el año pasado sorprendió a todos con ese dulcísimo This is the life, cuyo tema principal ya ha sido banalizado debidamente por los espacios televisivos como canción de fondo de programas sobre decoración y demás pamplinas.

3) Accept – Blood in the nations
Otro regreso glorioso. Con gran poderío han vuelto, esta vez sin Udo (ocupa su puesto Mark Tornillo (sí, lo he escrito bien)), con un disco muy de ritmos clásicos potentísimos, en esa línea que habían dejado abandonada en el 97 (¡cómo pasa el tiempo!). No oiremos la portentosa voz de Udo, pero sí temas muy del estilo acceptiano, con guitarreos trepidantes y reconocibles.

4) Joe Bonamassa – Black rock
Esta vez en solitario, pero con otro elaborado disco, muy clásico, para los amantes del rock negro, blusero. Un lujo.

3) Meat Loaf – Hang cool teddy bear
En este caso se apea con un álbum quizá algo “conceptual”, pero sigue siendo para mí una delicia escuchar a este pedazo de… artista, desde el ya clásico y recomendable Bat out of hell y sus derivados.


Y aquí lo dejo. ¿Cómo? ¿Qué olvidé alguno? Seguro, seguro… ¿a que sí, Emiliete? No he hablado de otros grupos que incluso han dejado quemado casi por completo mi aparato (de música): el Cállate de Obús, el Adiós, adiós de Los Suaves (ambos de sobresaliente; también lo es el directo de los segundos, de este mismo año), el Order of the black de la Black Label Society, el Croweology de The Black Crowes, el At the edge of time de Blind Guardian (éste quizá menos), y lo está haciendo ahora, mientras escribo, el último de los Motör, The world is yours (todavía no le puse nota, pero suena exactamente igual que imagináis; como el Scream de Ozzy suena a algo muy parecido a Ozzy). Y gozo, gozo con el de Clapton, como gozo con ese Emotion and commotion de Jeff Beck. ¡Y alucina pepinillos con ese Perdon me de Jonathan Tyler o ese Raised on rock de la Blind Side Blues Band! Me defraudaron otros, no creáis, como el último de Helloween; no me trago cualquier truño. Soy así de selectivo: de algunos no paso ni del segundo tema.

En fin, esta es mi lista, señores, acorde con mis actuales gustos. Habrá quien no crea en esto de las listas, como puede no creerse en el maligno, pero, si de verdad se cree en la buena música, aquí encontraréis algunos discos que os colmarán de placer (rockero). ¡Hala, a disfrutarlos! ¡Poned en marcha la máquina! (raca, raca) ¡Y comenzad con el primero de la lista!"

Ángel Carrasco Sotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario