martes, 20 de marzo de 2012

A la memoria de Gary Moore: Empty rooms



Sí, Gary Moore murió, como murió Phil Lynott (según nos recordarán siempre Los Suaves). Nos dejó, y creo que sobran las palabras. No es que las palabras estén de más, no: siempre es bueno el elogio necesario, sobre todo cuando se trata de una figura tan grande en el mundo del rock.

Más allá de los rollos biográficos y los patatines y patatanes sobre su muerte, yo me quedo con su música, esa que aún viene a mi cabeza cuando me estoy duchando o aquella que aún sigo poniéndome porque sigue comunicándome impresiones y sentimientos (o reavivarlos de nuevo en mí); la música de Gary Moore, que siempre hace accionar no sé qué resorte en mi cerebro que me impacta como un obús de energía o me deja lloroso durante un buen rato... y me reverdece; sí, amigos, a veces echo flores y hojitas verdes.

Yo también fui uno de los que se quedaron un poco vacíos tras la noticia de su muerte. Vacío como esas “habitaciones vacías donde aprendemos a vivir sin amor”. "Empty rooms" fue siempre una de mis baladas preferidas (y el disco entero Victims of the future es un tesoro, al menos para mí). Y por eso es bueno recordarla en una tarde de perros como la de hoy, lluviosa, gris, porque mientras la escuchamos, la música nos trae de nuevo su imagen y lo revivimos un poco a él, a Gary Moore, en nuestra memoria. Cuando la reproducimos quizá también él la escuche desde algún sitio quizá no tan lejano. También la música ayuda a llenar de aroma o ecos esos desolados vacíos. En estos días oscuros y sombríos, Gary Moore suena mucho más cercano... al menos a mí me habla casi como a un amigo al que se hace una confidencia.


Gary Moore - Empty Rooms (Victims Of The Future)




Ángel Carrasco Sotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario