lunes, 19 de marzo de 2012

House Of Lords – Big Money (2011): crítica del disco



Big Money fue uno de los grandes discos de 2011 (mira mi lista). Esta fue la crítica que hice del disco, que os emplazo a escuchar. El rock melódico de House Of Lords, esta vez muy impregnado de ritmos y pesados tonos hard, nos dejan unas buenas sensaciones, quizá sean sensaciones algo acartonadas, no lo niego, pero es un rock que seguimos amando. Estamos hablando del último disco de este grupo, publicado el pasado año, Big Money, con el que hemos disfrutado de lo lindo. Reminiscencias Europe, Asia, Foreigner, ecos Boston, Bon Jovi, Whitesnake… y de todo el universo de rock melódico a cuya pléyade pertenecen estos versátiles House of Lords con James Christian a la cabeza. Un buen potaje de buen rock, atractivas melodías (quizá alguno las encuentre ramplonas) y grandes composiciones en este redondo que así les ha quedado.

El disco se abre con la contundente “Big Money”, que es la que da título al LP, y lo hace con contundencia, a lo Freddy Mercuri, de modo que una vez paladeado en sus primeros compases ya apreciamos que la banda se ha alejado un punto de lo melódico más empalagoso y se ha centrado en el hard, que tiene más peso en este disco de 2011.

"One Man Down", según el propio James Christian, es el mejor trabajo realizado en los últimos años y así lo catalogamos también nosotros, corroborando en nuestros oídos que esta balada de toques sureños que pronto va ganando en rotundidad con guitarras agresivas y taladrantes (aunque a veces lloronas). También en determinados pasajes los toques setenteros tiñen de calidez la atmósfera, como también lo hacen las pinceladas Whitesnake, tan presentes en todo el disco. Se trata de una canción plagada de matices, para degustar.

"First To Cry" es uno de los temas más Whitesnake (perdonadme la insistencia), que por momentos nos recuerda a los Chickenfoot, con punteos precisos y una melodía pegadiza, demasiado calculada tal vez, cuyas reminiscencias Jovi se aprecian en los coros.

"Someday When" es la canción que sirvió de presentación del disco en el videoclip conocido. A mí en particular me suena a gloria, punteos incluidos, a cosa ya escuchada, a puentes bien documentados, sí, pero de lo que uno no se cansa.

"Searchin’" es un tema que sirve muy bien de argamasa del disco. Quiero decir que, sin ser un tema destacado, no desmerece el buen rock que se destila en él. Como en todas, una instrumentación recargada que va marcando la pauta del trabajo.

"Livin’ In A Dream World" por su parte es algo Purple o mucho (si suprimimos el melódico estribillo) con toques morunos.

"The Next Time I Hold You" se trata de una balada preciosa, deliciosa: parece un clásico del género. Los teclados aquí más que nunca dejan su marca de melancolía. De interés general.

"Run For You Life" continúa ese rock melódico característico del grupo, buen punteo y voces y melodía debidamente armonizadas, con mucho de glam (como en el resto del disco) y progresivo.

"Hologram" responde a una estructura consabida que no desentona con el resto del trabajo y deja buen sabor de oreja (esas arremetidas radiofónicas son un buen ornamento del tema en cuestión).

Con "Seven" vuelven a la abandonada senda más hard, una bataría más Kiss, y unos ritmos melódicos y riffs más ochenteros; vamos ochenteros totales, de los que las guitarras no tienen poca culpa (los punteos aquí se vuelven más salvajes). Un muy buen tema; de eso estoy totalmente seguro.

"Once Twice" sigue siendo algo hard, aunque retomamos los tonos más dulzarrones en buena sintonía con puenteos más duros. Me gusta también este temita.

Y por último "Blood", el cierre, que sin ser tampoco un broche de oro, sí que se produce con una contundencia pesada años ochenta que nosotros agradecemos no sabéis cuánto.

One Man Down


Someday When


Tracklist:

Big Money
One Man Down
First To Cry
Someday When
Searchin’
Livin’ In A Dream World
The Next Time I Hold You
Run For Your Life
Hologram
Seven
Once Twice
Blood

Ángel Carrasco Sotos

No hay comentarios:

Publicar un comentario