ZEPPELIN ROCK: The Artist (2011): crítica

lunes, 20 de febrero de 2012

The Artist (2011): crítica


Por fin he podido ver The Artist, la película de Michel Hazanavicius. Muchas esperanzas tenía puestas en ella y al menos en parte se han cumplido. Y las tenía puestas pues ya sabéis que el cine mudo siempre me ha resultado atractivo, y The Artist es una película muda que atesora determinadas bondades. También por las elogiosas críticas que había leído en diversos medios, y no olvidemos esas 10 nominaciones a los Oscars, por no hablar de otros premios ya cosechados (ayer mismo, Goya a la mejor película europea). No había excusas para no acercarnos a visitarla.

¿Es la mejor peli de 2011, como quiere, por ejemplo, el crítico Pat Travers? No sé. Desde luego la competencia es grande con otras de gran calidad que he podido ver de la cosecha del pasado año: El árbol de la vida, Drive, Los hombres que no amaban a las mujeres o Melancolía me parecieron también muy buenas, e incluso les he otorgado mejores notas. Además, me falta por ver algunas de las importantes, a las que ya les tengo echado el ojo, cosa a la que espero poner remedio en breve. Lo que sí podemos comprobar, más allá de esas listas que hacen los críticos y especialistas en cine, es que en Filmaffinity, la página de cine que más visito, después de más de 11.000 votos emitidos por el público, es la película con mejor nota de 2011, con una media de 8'2.


The Artist es una película muda y sobre el cine mudo, con guiños abundantes y reconocibles a algunas películas de esta época. La historia quizá ya la conozcáis: Un exitoso actor, George Valentin (Jean Dujardin),  de la época del cine mudo sufre su relegación al olvido con la llegada del cine sonoro. Una vida llena de felicidad y optimismo es sustituida por otra atormentada que sume al protagonista en un infierno y en un proceso de degradación absoluta. El contrapunto es el éxito de la actriz Peppy Miller (Bérénice Bejo), una admiradora y enamorada impenitente del sufrido actor. La solución de la historia pasa precisamente por ese amor. 

El resultado está logrado, más o menos, claro, pero me temo que a quienes nunca hayan encaminados sus intereses hacia el cine mudo (por no comulgar con los principios generales que lo rigen, por ejemplo, o porque les aburra soberanamente), no creo que sea The Artist una película que les atrape. Aunque ojalá ocurra lo contrario: que el film de Hazanavicius sirva para conseguir nuestra disposición para acercarnos a catar los mejores productos de este género, que tuvo en los locos años 20 su época dorada. Amén.


Dicho esto, se me ocurre pensar que quizá esta película sea innecesaria, y quizá solo sirva para que los culturetas de turno se dediquen a buscar influencias y se recubra su crítica con una inevitable pátina de erudición en este sentido. Pero ni por asomo The Artist hará la competencia a las grandes películas del "género"; eso lo tengo muy claro. Sirve como divertimento (algo sosón a veces), y sirve sobre todo para volver los ojos a esos orígenes del cine, no olvidarlos y saber valorarlos como merecen.

A mí me da que algunos se han apresurado en exceso al elevarla a los altares. Y es que claro: muda, en blanco y negro y francesa pues, hala, obra maestra como poco. Para mí no lo es: me ha gustado como ejercicio logrado, eso sí, como también por lo que supone de homenaje al cine mudo, porque las interpretaciones, ambientación, etc. son más que notables y porque incluye escenas muy logradas, como esa de la chaqueta o la actuación estelar del perrito. Nada más. Yo digo que vale la pena verla, pero no mezclemos churras con merinas, por favor.

NOTA: 7

Te pude interesar:

Las 50 mejores películas del cine mudo

7 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de verla. Ya veremos. Creo que será como dices.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La tengo por aahí ajada... ya te diré si me la trago.

    ResponderEliminar
  3. Conozco tu debilidad por el cine mudo y la mía por el sonoro. Además la puntúas bajo porque un 7 no es una nota muy alta para lo que acostumbras con las pelis que te gustan. No creo que la vea.
    El árbol de la vida... Los hombres que no amaban a las mujeres (las he visto las dos; una me gustó y la otra no, aunque no me voy a descubrir).

    Bueno, Ángel, si cumplió en parte tus espectativas, me alegro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Freaky: A mí me ha gustado, pero... nada nuevo bajo el sol. No sorprende.

    Günner: No llegas ni al minuto 10. Ojalá me equivoque.

    Towanda: He visto otras de 2011 que son más de tu estilo y por eso te las voy a recomendar: "Criadas y señoras", "Declaración de guerra" y para terminar "Un dios salvaje". Que las disfrutes, querida amiga.

    Abrazos y besos a todos.

    ResponderEliminar
  5. No soy partidario de hablar sobre pelis que no he visto, aunque siempre me dejo influenciar un poco por las criticas para asegurarme el éxito, creo que en esta ocasión como no soy muy amante del cine mudo me voy a abstener.
    Saludos.
    Adeu

    ResponderEliminar
  6. Comagroc: Así que cine mudo nada de nada, eh. Ya, ya te daré algunos consejos publicitarios y luego hablamos.
    Adeu.

    ResponderEliminar
  7. Nada de nada no, recuerdo alguna como , "El maquinista de la general" . "El chico", Y poco mas, algo es algo ¿no?
    Adeu.

    ResponderEliminar